viernes, 23 de enero de 2015

Pastel de cacao, plátano y nueces con chocolate blanco, flor de hibiscus y pomelo


Otra receta dulce, casi no me reconozco, no suele ser habitual que publique tres recetas seguidas de meriendas o postres, pero creo que estoy en racha jajaja Además veo que son bien acogidas... estamos en enero, un poco cansados de excesos culinarios, quizás lo ideal sería acudir a las dietas, pero el fin de semana está a la vuelta de la esquina y hay que disfrutarlo ¿Y de qué mejor manera?
No recuerdo desde cuando no me comía un pastel tan bueno. Me ha sabido a poco. Muchos aromas y sabores unidos ligando estupendamente: plátano, chocolate blanco, nueces, vainilla, cacao y un aspecto de lo más tentador, gracias, entre otras cosas, a esta forma tan original que me ha proporcionado el molde Gianduia, de Silikomart, de la Línea Easy Choc, con el que podrás preparar una original tarta en forma de Gianduiotto, ya sea en versión cocida o semifría.


 Silikomart te propone una amplia gama de productos culinarios, muy estudiados e innovadores. Se caracterizan por su diseño funcional y práctico, con el fin de satisfacer las exigencias de todos aquellos que aman la cocina. Los productos de Silikomart son únicos en el mercado por varios factores: su estudiado diseño, la óptima calidad de su silicona y su producción Made in Italy. El uso de la silicona en la cocina permite unas ventajas notables y unos resultados excelentes. Gracias a su resistencia, estabilidad y flexibilidad térmica pueden utilizarse en temperaturas que oscilan desde los -60°C a los +230°C. Además, la silicona es un material elástico y antiadherente que resiste a los factores de envejecimiento. Desde siempre, Silikomart ha trabajado para poder ofrecer a sus clientes un producto de primerísima calidad. Por este motivo, toda su producción se lleva a cabo en Italia y para ello, se utiliza la mejor silicona del mercado: la silicona líquida platino 100%. Se trata de un material de muy elevada calidad, que además de respetar las normativas y protocolos alimentarios más exigentes, no contiene ningún componente tóxico, es inodoro y no desprende sabor. La silicona de platino, comparada con otros tipos de silicona, es la más pura, siendo capaz de garantizar la completa seguridad alimentaria del producto. No contiene componentes tóxicos, tiene el menor contenido de sustancias volátiles y se utiliza frecuentemente en el delicado sector de la medicina. Silikomart invierte constantemente en la gestión de los controles de calidad para garantizar al cliente un producto completamente fiable y acorde con todos los estándares normativos. Seguridad, calidad y rendimiento, combinado con el diseño único de los productos, hacen de Silikomart el verdadero especialista de la silicona en la cocina. Durante años, Silikomart ha apostado y creído firmemente en la investigación para poder ofrecer nuevos productos que sirvan de ayuda y fuente de inspiración a los amantes de la cocina y a todos aquellos usuarios que acaben de iniciarse en este mundo. Actualmente, Silikomart posee dos patentes: el SAFE RING, anillo diseñado para dar mayor estabilidad al molde y el EASY CREAM, realizado con la tecnología más puntera para elaborar helados con palo en moldes de silicona.





Queda claro que cuanto tienes un molde de silicona de calidad en las manos se nota. Además, si, como este que he usado hoy, te da la oportunidad de hacer diseños chulos pues mucho mejor. Que nunca se nos olvide que también comemos con la vista. Aunque este pastel recomiendo encarecidamente comerlo con la boca jajaja Silikomart tiene un amplio catálogo de productos con el que hacernos disfrutar en la cocina, si miras su página querrás tenerlos todos en casa... 



Los ingredientes que vamos a necesitar son:

- 150 gramos de harina con levadura
- 100 gramos de azúcar
- 210 ml de leche semidesnatada
- 1 cucharada pequeña de azúcar de vainilla
- 1 cucharada pequeña de cacao en polvo
- 100 ml de aceite de girasol
- 60 gramos de nueces peladas
- 1 plátano maduro
- 150 gramos de chocolate blanco para postres
- 90 ml de nata para cocinar
- Flor de hibiscus comestible
- Pomelo verde en tiras deshidratado

 

En primer lugar encendí el horno a 180 grados para que fuera calentándose. Después batí el azúcar con el aceite, luego añadí la harina tamizada, después incorporé el huevo, la leche, el azúcar de vainilla, el cacao, el plátano pelado y las nueces.
Mezclé todos los ingredientes con la batidora. Si queremos notar los trocitos de nueces y dar otra textura al bizcocho no las trituraremos, sino que las incorporaremos al final a la mezcla.
Luego rellené el molde con la masa.  El molde Gianduia, de Silikomart tiene capacidad para 600 ml, así que una vez relleno como me sobró un poco de masa la usé en otro molde distinto, en casa no se tira nada...
Metí los moldes en el horno, a media altura en la rejilla, una media hora aproximadamente, comprobé con una palillo fino de madera que la masa estaba cocida por dentro y lo saqué. Lo dejé enfriar y desmoldé.
Luego calenté en un cazo al fuego la nata, antes de que hirviera la aparté e incorporé el chocolate blanco, mezclé hasta que se fundieron la nata y el chocolate. Con esta ganache de chocolate blanco cubrí el pastel.
Lo metí en la nevera y lo dejé enfriar un rato. Lo saqué y con la ayuda de una espátula que tiene púas como un peine le hice las líneas, pasando la espátula por encima del chocolate, como si estuviese peinándolo.
Para terminar le puse unas flores de hibiscus comestibles y unas tiras de pomelo. El resultado final sólo lo puedo calificar de espectacular. Los aromas, el sabor, la presencia, el corte... un pastel con el que disfrutarán los más golosos. Y los contrastes: el cacao con el plátano, el pomelo con el chocolate blanco... En definitiva, este es un pastel con el que tendrás el éxito asegurado.
¡Buen fin de semana!


Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la marca Silikomart a la que agradezco su colaboración.



domingo, 18 de enero de 2015

Pastelitos de limón (Sin huevo)



Ya sé, ya sé que estamos en enero y que después de tanta comilona de las fiestas lo lógico sería poner recetas más ligeras. Pero estoy un poco rebelde y por llevar la contraria me he decido a traer otra receta dulce...

He contado varias veces en el blog que me encanta recibir la caja de Degustabox en casa, esto del factor sorpresa me tiene alucinado, nunca sabes qué vas a encontrar y esto lejos de ser un problema a mí personalmente me parece fantástico. En la caja de diciembre pudimos ver:
 
- Maeva presenta un innovador sistema de monodosis limpio, fácil de usar, elegante y antimanchas. Con una sola mano podrás condimentar tu ensalada, tan sencillo como presionar y servir.
 
- Gvtarra, maestros conserveros, nos traen unas ricas pochas de Navarra, bien con cadro, borraja o setas, manteniendo todas sus cualidades.
 
- Solimón, limón exprimido 100% natural. Más rápido, más fácil, más cómodo, con todas las propiedades de un limón natural.
 
- Posh Noodles, perfectos para comer por el camino o para un snack caliente. Elaborados con ingredientes naturales, sólo hay que añadir agua al bote, remover bien, esperar unos minutos y a disfrutar de los fideos.
 
- Snack El Valle, Patatas Caseras Fritas en aceite de girasol con un toque de sal y mucho cariño en su elaboración. O Supreme, Patatas Fritas Extra Crujientes, sabor tradicional.
 
- Zumosol, con 20 años de experiencia en la elaboración de zumos a base de fruta de calidad, relanza su producto, renovados por fuera y por dentro.
 
- Mediterránea Agua de Mar, para cocinar, la sal perfecta porque es la sal más completa, con todos los minerales originales presentes en el mar y que nuestro cuerpo necesita.
 
- Delicias de Málaga, la exquisitez de las pasas si pepita, secadas artesanalmente, junto al chocolate hacen un contraste difícil de igualar.

Con el código 920JW obtendrás un maravilloso descuento, el precio final será de 9,99€ en vez de 14,99€ (gastos de envío incluido) para la primera caja. Creo que es una buena oportunidad para probar Degustabox si han un no te has determinado a recibirla en casa.
 
 


 
Hoy traigo esta receta de pastelitos sin huevo, la textura es una mezcla entre bizcocho y pan, ideales para tomar en la merienda o el desayuno con un vaso de leche caliente, un café o un chocolate, lógicamente lo que más nos guste. Los ingredientes que vamos a necesitar son:
 
- 225 gramos de harina
- 3 cucharadas de levadura en polvo
- 100 gramos de azúcar
- 60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 200 ml de leche
- Una cucharadita de azúcar de vainilla
- 90 ml de limón exprimido Solimón
- Un puñadito de pasas con chocolate Sabor a Málaga de Frutos Secos Nuestra Señora del Rosario
- Varias cucharadas de mermelada de melocotón
- Un poco de azúcar glas
 
Lo primero que hice fue encender el horno, a 180º, para que fuera calentándose.
 
Después batí la mantequilla con el azúcar, con unas varillas, manualmente, hasta que la mezcla quedó cremosa.
 
A continuación añadí el azúcar de vainilla, la mitad de la leche, removí un poco e incorporé el zumo de limón. Entonces eché la harina tamizada con la levadura y la leche restante. Seguí mezclando todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y bien cremosa.

Luego rellené unos moldes de silicona, ocupando un poco más de dos tercios de su altura, porque con la cocción crecen un poco.

Las tuve en el horno durante unos 20 minutos, cuando vi que se doraron las pinché con un palillo y como vi que salió limpio las saqué, para dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Luego las corté por la mitad y las rellené de mermelada de melocotón. Por encima les puse un poco de azúcar glas y encima les coloqué a cada una pasa con Chocolate Delicias de Málaga.

La textura de estos pasteles es una mezcla entre un bizcocho, una magdalena, un pan... me llamó mucho la atención que no llevaran huevo en su elaboración, por eso me determiné a hacerlos. Si te animas a hacerlos ten por cuenta que con el aroma de limón y el relleno de mermelada ten por seguro que volarán de la mesa...





Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la marca Degustabox a la que agradezco su colaboración.
 
 

martes, 13 de enero de 2015

Pastel de queso con mandarinas y galletas

 
Estamos a 13 de enero de 2015 y aún no he publicado ninguna receta este nuevo año, así que la cosa está clara: he comenzado el año con un poco de pereza... Por cierto, no sé si ya es un poco tarde para felicitar el año a todas las personas que pasáis asiduamente por ¡¡Oído cocina!!
 
La idea era comenzar 2015 con algo ligerito, pero terminé con una ensalada. Además ya levamos varios días haciendo dieta después de tanto polvorón y langostino, por lo que un pastel de queso con mandarinas y galletas puede ser una buena manera de comenzar la temporada. Recetas de pasteles de queso hay muchas, yo traigo la que me va bien, además se prepara en un momento y está muy buena.
 
En el mes de octubre recibí una invitación de Naranjas King para acudir al Evento Gastronómico Mandarinas a la Cocina con Rodrigo de la Calle. Lamentablemente, como era en Madrid, no pude asistir, pero Naranjas King tuvo la amabilidad de mandarme a casa una muestra de sus mandarinas para que las probara. Su lema dice "Recién cortadas, del árbol a la mesa" y así es, es fruta que llega a casa directamente cortada del árbol, sin intermediarios, con el sabor y olor de la fruta de siempre. A mí me han encantado, siempre digo que me cuesta un poco comer fruta, pero que me obligo a ello. Con estas mandarinas no he tenido ningún problema, más bien todo lo contrario, después de una ya me estaba comiendo otra...

En Naranjas King se cultiva una naranja de calidad, hasta ahora sólo habían vendido su cosecha a os mejores exportadores de cítricos de España, pero ahora han decido abrir un nuevo canal para la venta de naranjas naranjas online y así permitir al consumidor final poder comprar naranjas a domicilio, directamente desde el árbol a la casa del cliente, y sin que haya intermediarios de por medio. En Naranjas King podrás comprar naranjas online y por eso realizan una venta a domicilio de su cosecha de cítricos recién cortados del árbol (naranja, mandarina, limón y pomelo), y llevados a tu casa en 24 horas. Naranjas King lleva realizando el cultivo y la venta de naranjas valencianas desde hace 50 años. Gracias a lo cual, actualmente son líderes del sector y uno de los mayores productores nacionales de cítricos, con una producción propia en aumento de 30 millones de Kg, que cultivan en una extensión de 1.088 Hectáreas de naranjos que se reparten entre sus fincas de Valencia, Murcia y Almería.

Con Naranjas King podrás exprimir el mejor zumo de naranja, ya que garantizan el cultivo de los frutos cítricos mediante elementos como la fertilización, la innovación y el cuidado sostenible al medio ambiente a través de una limitación máxima de tratamientos fitosanitarios en el campo, y de una eliminación de todo tipo de fungicidas químicos post-cosecha; ofreciendo así, la más alta calidad que pueda existir en la venta de naranjas por Internet.

Otra característica por tanto de las naranjas y limones que cosechan, es su calidad certificada, puesto que siempre cultivan sus cítricos bajo los más exigentes sellos de calidad agrícola. De esta forma, sus naranjas, mandarinas, limones y pomelos están certificados por el cumplimiento de la normativa Global GAP, y de acuerdo a un procedimiento de cultivo que atiende a las más estrictas normas de Producción Integrada de la Comunidad Valenciana. Las propiedades y el beneficio que estas etiquetas de calidad reportan es superior al de comprar naranjas ecológicas, e inmediatamente percibido por el consumidor de sus naranjas, quien reconoce rápidamente su sabor fresco, saludable y exquisito.
 

Para realizar el pastel de queso vamos a necesitar:
 
- 200 gramos de queso blanco de untar de calidad
- 50 gramos de azúcar
- 2 huevos
- Una pizca de azúcar de vainilla
- La ralladura de un limón pequeño
- 100 gramos de galletas María
- 2 mandarinas
- Una ramita de menta
 
La forma de hacerlo es bien sencilla:
 
En primer lugar encendí el horno a 180º para que fuera calentándose.
 
Luego trituré las galletas María y las puse de base en un molde cuadrado de silicona tamaño 16,5 x 16,5 cm
 
Después en el vaso de la batidora puse el queso, el azúcar los huevos (sin cáscara, claro), el azúcar de vainilla y la ralladura de limón. Lo batí todo hasta que se homogenizó la mezcla y la vertí en el molde de silicona. Se subió una pequeña capa de galleta a la superficie, pero el resto quedó de base en el molde.
 
Metí el molde de silicona en el horno, encima de la rejilla, unos 20 minutos aproximadamente.
 
Mientras fui pelando las mandarinas. Cuando saqué el pastel del horno lo dejé enfriar; luego lo desmoldé y lo coloqué en un plato. Por encima puse los gajos de mandarina y un poco de menta. Qué rico estaba, muy buena la combinación del pastel de queso con la mandarina. Para repetir de nuevo cuanto antes...
 


 
Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Naranjas King a la que agradezco su colaboración

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...