lunes, 25 de marzo de 2019

Coca de anís con miel de naranjo






Cuando me vine a vivir aquí a Cataluña probé por primera vez la "coca de vidre", una masa  muy fina y crujiente a base de harina con azúcar por encima. A veces también se le pone por encima frutos secos, como piñones. No sé si realmente he hecho una buena descripción de esta cosa tan rica.

Hace años en algunos blogs vi recetas y las fui probando. Finalmente entre unas recetas y otras fui adaptándolas, cambiándolas y ajustándolas hasta que encontré la forma definitiva de hacer la coca que nos gusta en casa. Es curioso esto de las recetas, pero a veces las sigues al pie de la letra y no te salen. Aquí, con ingredientes tan sencillos, me costó encontrar el equilibrio entre la harina, el agua, el aceite y el anís. No sé si es la receta original, seguro que no, pero, como digo anteriormente, es la que nos gusta.

A esta de hoy le he puesto por encima un poco de Miel de Naranjo de El Apicultor que encontré en mi caja de Disfrutabox. Le ha dado un toquecillo muy pero que muy bueno. Siempre me gusta decir cuando hago una receta de alguien el autor, pero en esta ocasión la he ido cambiando y adaptándola, por eso permitidme que hoy no lo haga.


Paso a hora a contaros las últimas novedades que encontré en mi caja de Disfrutabox, siempre hay cosas nuevas y sorprendentes que probar:

- Nectar Shampoo o Mascarilla Post Color Artwork, en mi caja encontré esta última, una mascarilla ligera con activos nutritivos e hidratantes que colabora a flexibilizar la fibra capilar y a reducir la excesiva porosidad y las temidas puntas abiertas.

- Chocolate Negro con Trocitos de Piel de Naranja Nestlé Les Recettes de L'Atelier, sucumbe ante una combinación única de sabores y texturas.

- Little Miracles Lemongrass, hecho con té orgánico, mezclado con Panax Ginseng, limón, naranja, acía y el néctar de agave.

- Yatekomo Pollo al Curry, fideos orientales para cocinar de la forma más fácil y rápida que puedas imaginar.

- Miel de Naranjo El Apicultor, con sabor afrutado, maravilla de la naturaleza recogida con el máximo cuidado para preservar sus sabores y todas sus cualidades.

- Zü Premium Naranja, Miel y Jalea Real, una combinación de ingredientes para un sabor único.

- Salsas Tex- Mex Chalapa River, para nuestros burritos, tacos, quesadilla, nachos...para elegir el sabor que más nos guste de su extensa gama.

- Semillas de Lino con Bacillus Coagulans y Vitamina D Linwoods, una mezcla nutritiva que ayuda a llevar un ritmo de vida equilibrado y activo.

- Ladrón de Manzanas Frutos Rojos, la combinación de manzanas dulces y ácidas acompañadas de fresas y frambuesas para conseguir un sabor naturalmente refrescante.

- Bonka Descafeinado/ Bonka Espresso Natural, uno de ellos viene en cada caja, para que los amantes del café disfruten de un café lleno de buen aroma y gran sabor.

La caja es muy variada, con productos novedosos, ideal para los que nos gusta probar nuevas cosas por un buen precio, directamente en casa, con sólo suscribirte. Si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9.99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.




Los ingredientes que vamos a necesitar para hacer la coca de hoy son los siguientes:

- 210 gramos de harina de trigo y luego usé más harina para poner en la mesa para que no se pegara
- 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 60 gramos de azúcar para la masa y un poco más azúcar para luego poner por encima
- 65 ml de agua
- 40 ml de anís
- Un poco de Miel de Naranjo El Apicultor







La forma de hacer la coca es muy sencilla:

Lo primero que hice fue encender el horno a 180º para que se fuese calentando.

Luego puse en el cuenco de la panificadora la harina, el agua, el aceite de oliva, el azúcar y el anís.

Puse el programa de amasado y dejé que hiciera la masa la panificadora.

Si no tenemos la panificadora pues haremos la masa en un bol mezclando todos los ingredientes anteriores.

Una vez hecha la masa la dejé reposar en un bol, tapada con un trapo limpio de cocina, unos 30 minutos aproximadamente.

Por cierto, sobre la masa, a veces veo que queda un poco pringosa y añado un poquitín más de harina o si está un poco seca unos mililitros más de agua. Esto dependerá de nuestra experiencia con este tipo de masas. Pero con estas cantidades suele quedar bien.

Luego espolvoreé un poco de harina sobre un lámina de silicona apta para horno y encima puse la masa, con un rodillo la fui aplastando hasta obtener una capa muy fina, lo más fina que podamos. Luego con un cortapastas corté unas tiras. Por encima le espolvoreé un poco de azúcar, hasta cubrirla con una capa fina.

Horneé con el ventilador encendido unos diez minutos. Luego apagué el ventilador y horneé 5 minutos más. Ojo, hay que ir mirando que no se queme el azúcar que pusimos por encima, hay que estar atentos. En el momento que la masa está bien cocida retiramos del horno.

Cuando la saqué y atemperó le puse por encima unas gotas de miel de naranjo.

En casa dura un suspiro, porque nos gusta mucho así tan crujiente y tan dulce. Para una merienda es perfecta




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Arroz con jamón y vieiras



En octubre del año pasado un hecho sencillo pero importante cambió mi vida para siempre, nunca imaginé que algo, en un momento dado te tu existencia, pudiera ser de tal trascendencia. Tampoco sabré nunca por qué motivo no hice antes algo que deseaba hacer hace mucho tiempo. A veces uno dilata sin querer decisiones primordiales, pero finalmente hay que coger el toro por los cuernos. Realmente hay actos en la vida de una persona que marcan tu destino para siempre. Bueno, os cuento qué me sucedió, o mejor dicho, qué decisión crucial tomé: resulta que compré una paella nueva. Desde entonces me ha dado por hacer arroces a tutiplén. Sobra decir que al principio del post hablaba un poco en broma...

No es que antes no hiciera arroz en casa, pero no estaba contento con las paellas que tenía, usé más de una, pero nada, no conseguía el punto que deseaba en el arroz. Y por eso compré otra, pero tampoco quedaba del todo contento y no sé por qué motivo achacaba mi descontento a la dichosa paella. Cuando algo se me mete en la cabeza no paro, soy muy pero que muy cabezón, y por fin encontré la paella que me va bien. Ahora no paro de pensar en combinaciones para hacer arroces y corroborar que en este caso ha sido cierto el dicho de que quien la sigue la consigue.

En Facebook tengo un álbum con fotos de algunas de las recetas que he hecho desde octubre hasta ahora, os lo digo por si queréis echarle un vistazo:











Así que si tenéis alguna receta de arroz que os encante estoy ansioso por conocerla, por favor, contadme cuál es vuestra combinación preferida y si tenéis algún truquillo para que los arroces os queden de maravilla.

La de hoy es una receta muy rica; Arroz con jamón y vieiras, un arroz muy sabroso, al ver el Caldo Casero de Pescado de Knorr en mi última caja de Degustabox tenía claro que tenía que hacer otro arroz para compartirlo en el blog y contaros esta obsesión que tengo por usar mi nueva paella. Resulta muy cómodo tener estos bricks de caldo en casa y usarlos cuando los necesitamos, este me vino estupendo para hacer la receta de comparto hoy.


Os cuento, como hago cada mes, todas las novedades que encontré en mi caja de Degustabox que llegó a casa con la temática del cine, con productos para acompañar una buena película en casa:

- The Good Cider Dry Apple, con el sabor de la sidra de manzana y potenciada con el sabor dela manzana verde, y Strawberry, sidra con toque de fresa y lima, una combinación muy original.

- Patatas Gourmet de Monti, obtenidas de patatas sanas y fritas en aceite de girasol alto oleico y sal marina.

- Regañás Sin Gluten Abuelo Bread, elaboradas con aceite de oliva virgen y semillas de chía, muy crujientes y sabrosas.

- Chips Ahoy! Brownie, una nueva tentación a la que no podrás resistirte, una textura única: un brownie de chocolate intenso con peptitas Chips Ahoy!

- Pasta Con salsa Funghi Knorr, de la gama de Spaghetteria se preparan de forma rápida y fácil, sin conservantes ni colorantes, con un gran sabor.

- Crema de Calabacín Knorr, con ricota y parmesano, con ingredientes 100% naturales y en un nuevo formato de cristal reutilizable.

- Caldo de Pescado Knorr, elaborado con ingredientes 100% naturales, cocinados a fuego lento, sin conservantes ni colorantes. Ideal para preparar tus sopas de pescado o tus arroces.

- Almendras Wonderful, de almendros del Valle Central de California, trabajando con prácticas eficientes de agua.

- Cubits El Almendro, un picoteo de almendras: ligeros, crujientes, sin gluten y sin aceite de palma.

- Fruut, es un snack de fruta deshidratada, 100% natural, sin adición de azúcares, colorantes o conservantes.

- Cacao soluble negro 70% Valor, para beber con leche fría o caliente y convertir nuestros desayunos en un auténtico placer.

Si te interesa recibir la caja de Degustabox en casa, con productos nuevos de marca, recuerda que con el código 0DIF4 obtendrás un magnífico descuento, el precio final será de 7,99€ en vez de 14,99€ (gastos de envío incluido) para la primera caja de la suscripción ¿Qué te parece? :)




Y ahora viene la parte en la que os cuento cómo hice este arroz con jamón y vieiras para dos. Para mí es muy importante el sofrito, no siempre hago el mismo, lo varío en función de los ingredientes que lleva el arroz. Casi siempre le pongo cebolla, ya sé que hay personas que dicen que a los arroces no se les pone, pero a mí me gusta hacerlo, así que como digo siempre que cada uno adapte la receta a sus gustos.Unas veces la rallo y otras la corto a trozos muy pequeños.

En cuanto a la cantidad de arroz, también suelo variarla, suelo poner alrededor de los 100 gramos de por persona, aunque algunas veces añado, como hoy, un poco más. Y la cantidad de caldo suelo usar el doble que de arroz, pero a veces añado un poco más, esto va sobre la marcha, me lo va pidiendo la cocción de arroz. Por tanto, los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

- Un diente de ajo grande
- Una cebolla grande
- 6 vieiras
- Un puñado de guisantes
- Una pizca de sal
- Una loncha grande de jamón
- Cuatro cucharadas grandes de tomate frito casero
- 250 gramos de arroz tipo bomba o adecuado para preparar paellas
- 600 mililitros de Caldo Casero de Pescado de Knorr aproximadamente
- 4 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra
- Medio vaso de vino blanco



Lo primero que hice fue poner el aceite de oliva en la paella y calentarlo. Entonces marqué las vieiras unos segundos por cada lado, con una pizca de sal, y las aparté.

Luego pelé la cebolla y la corté en trozos muy pequeños. La freí en el mismo aceite de la paella.

Mientras se freía la cebolla, pelé el diente de ajo y lo piqué muy pequeñito. Lo incorporé a la cebolla cuando esta comenzó a coger color, con una pizca de sal. Seguí friendo unos minutos y dando vueltas con una cuchara de madera. Algunas veces invierto este paso y primero frío el ajo y luego incorporo la cebolla, depende del día.

En este momento eché en la paella el medio vaso de vino blanco, dejé cocer unos minutos hasta que se evaporé el alcohol.

Incorporé entonces el tomate frito y di unas vueltas durante un par de  minutos Entonces eché el arroz, para sofreírlo unos segundos.

Mientras hacía todo lo anterior puse 500 ml de caldo a calentar en el microondas durante 4 minutos. Una vez caliente lo incorporé en la paella.

Entonces puse en el microondas la loncha de jamón cortada en trozos en intervalos de 30 segundos. Lo hice varias veces, de 30 segundos en 30 segundos, hasta que el jamón se quedó crujiente y lo guardé.

Cuando el arroz llevaba unos 14 minutos cociendo puse los guisantes, otra pizca de sal y las vieiras. Me pareció que le faltaba un poquitín de caldo y le puse 100 ml más, bien caliente, durante los últimos 3 minutos de cocción. Si os gusta bien seco no lo hagáis, pero ya digo que esto del caldo depende de nuestros gustos y de cómo vayamos viendo la cocción de arroz. Igual que el tiempo, dependerá del tipo de arroz, normalmente el fabricante indica un tiempo orientativo en el paquete.

Precisamente justo en este momento en el que el arroz está a punto de terminar de cocer es cuando yo empiezo a rezar todo lo que me sé y a implorar a los Dioses, sean de la religión que sean, en este momento me sirven todos, cuantos más mejor, porque a mi mujer le gusta que el arroz quede un poco duro y a mí en cambio un poquitín pasado, así que tengo que buscar ese punto intermedio que nos agrade a los dos. A veces se saca ella su parte y dejo el mío un par de minutillos más en el fuego o más tiempo reposando.

Una vez retirado del fuego lo dejé reposar un par de minutos tapada con una tapadera. Luego, justo al servir puse en la paella los crujientes de jamón.



Y hasta aquí la receta de hoy, si os gusta el arroz esta es una combinación 10. De las que os he contado al principio de la receta me gustó mucho también el arroz con butifarra de setas. El sofrito lo varío según me parece, no siempre hago el mismo, unas veces pongo también pimiento verde, o no añado vino, o en vez de tomate frito lo sustituyo por tomate rallado... en fin, que cada arroz queda lógicamente distinto, lo único que hay que hacer es dejar volar nuestra imaginación y tener la paella adecuada...


Os vuelvo a pedir lo mismo que al principio, que me contéis combinaciones de arroces que os gusten, que en casa somos muy arroceros y tengo que darle aún mucho más caña a mi nueva paella.







Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Degustabox a la que agradezco su colaboración.

martes, 19 de febrero de 2019

Pasteles de leche con crema de queso y virutitas de chocolate



Siempre que hago alguna receta que he visto en algún otro blog me gusta decirlo, me parece lo más apropiado. Estos pastelitos de leche o queijadinhas de leite los vi en el año 2015 en el blog Día a día de Victoria Rodríguez, me gustaron y guardé la receta. A veces no tardo mucho en hacer las recetas que guardo y otras tardo bastante, pero finalmente termino haciéndolas. Solo hay que encontrar el momento adecuado. En este caso, cuando recibí mi última caja de Disfrutabox en casa y vi que venía un brick de Leche Ecológica Desnatada Sin Lactosa de Asana se me encendió la bombilla y me acordé de esa receta que tenía guardada en mi archivo. De esta manera me puse manos a la obra. Victoria explica en su blog perfectamente cómo hacer la receta. Yo me he permitido la osadía de hacer algún pequeño cambio en los ingredientes originales y añadir también a cada pastelito un poco de crema de queso con virutitas de chocolate, porque en la caja también encontré una tableta de Chocolate con Leche 45% Valor. Pensé que que era una forma de darle mi toque personal a la receta. La combinación, si te gusta el dulce, ha sido realmente deliciosa.

Aprovecho para invitaros a pasar por el blog  Día a día de Victoria y disfrutar de sus estupendas recetas, estoy convencido de que os gustarán. Por cierto, a lo largo de estos años he visto la receta de estos pasteles publicada en otros lugares, pero como la de este blog ha sido mi referencia me parecía justo comentarlo aquí.




Os cuento, como hago cada mes, qué productos encontré en mi última caja de Disfrutabox, ya sabéis que me hace mucha ilusión encontrar novedades y probarlas:

- Anti-ageing Cucumber Peel Off Mask de Skim Chemists,es una mascarilla de pepino que limpia profundamente, relaja y refresca  la piel. Sus resultados son inmediatos.

-Leche Ecológica Desnatada Sin Lactosa de Asana, para disfrutar del sabor de los Alpes, y si no te sienta bien la leche prueba  la gama sin lactosa, hay tres variedades: entera, semidesnatada o desnatada.

- Beibda Aloe Refresh Mango de Grace, sin gluten, rica en antioxidantes y vitamina C

- Eko Ecológico Natural es una mezcla de cereales ecológicos y archicoria ecológica ideal para beber con leche.

- Snackíssimo Bio Manzana, 100% fruta ecológica, sin gluten, sin conservantes, sin colorantes ni azúcares añadidos.

- Amstel Original, cerveza lager rubia, ahora con más sabor y más aroma.

- LacerHali Gel Dentrífico, es una gama de productos de uso diario que solucionan eficazmente el problema de la halitosis gracias a sus formulaciones.

- Nuts Time de Medina, la gama de snacks saludables en formato on-the-go desarrollado por un nutricionista, que combina frutos secos y frutas desecadas o chocolate, sin sal y sin azúcares añadidos.

- Missión Wraps Chía y Quinoa de Mission, nuevas tortillas de trigo sin aceite de palma. Son una buena manera de incorporar la chía y la quinoa en tu dieta.

- Chocolate con Leche 45% Cacao de Valor, con algunos de los mejores cacaos del mundo y cremoso como los chocolates con leche.

- Cacao Soluble Negro 70% Valor, para disfrutar del auténtico sabor a cacao.

La caja es muy variada, con productos novedosos, ideal para los que nos gusta probar nuevas cosas por un buen precio, directamente en casa, con sólo suscribirte. Si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9.99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.




Y los ingredientes que vamos a necesitar para hacer esta receta son los siguientes:

 Para los pastelitos

-1/2 litro de leche
- 100 gramos de harina
- 50 gramos de mantequilla
- 2 huevos
- 175 gramos de azúcar (yo intento reducir la cantidad de azúcar que uso en los postres y por eso solo puse 120 g)
- Unas gotas de aroma de limón (la receta original no lleva)
- Una cucharadita pequeña de azúcar de vainilla (la receta original no lleva)

La receta original que vi en el blog de Victoria no llevaba crema de queso, pero yo sí le puse. Para ello necesité:

- 60 gramos de mantequilla sin sal
- 75 gramos de azúcar glas
- 90 gramos de queso blanco de untar
- ralladura de chocolate





Y el procedimiento fue el siguiente:

Primero encendí el horno para que fuera calentándose, a 180º.

Luego batí los huevos junto a la mantequilla, el azúcar de vainilla y el azúcar hasta que tuve una crema homogénea.

Después añadí la harina tamizada, las gotas de aroma de limón y la leche, removí bien hasta que se integraron en la crema anterior.

Rellené unos moldes de silicona  con la mezcla y los horneé una media hora aproximadamente a 180º, hasta que se doraron.

No asustaros si veis que crecen mucho durante el tiempo de horneado, luego bajan y quedan tal como se ven en la foto.

Para hacer la crema de queso puse en el vaso de la batidora el azúcar glas, la mantequilla y el queso blanco de untar. Lo batí todo hasta obtener la crema y la puse en la nevera para que enfriara.

Cuando los pastelitos de leche perdieron el calor del horno los cubrí con la crema de queso y le rallé un poco de chocolate por encima.





Llevaba todo el mes de enero sin hacer ningún postre en casa, tenemos aún cosas dulces que sobraron de la pasada Navidad y vamos acabando con las existencias poco a poco. Pero tenía muchas ganas de meterme en la cocina y hacer algo ya. La espinita me la he quitado con estos pasteles de leche. Me parecieron un bocado exquisito. Crujientitos por fuera y muy suaves por dentro, una delicia.

















Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...