miércoles, 22 de junio de 2022

Wraps con salmón




Hoy comparto la última receta de esta temporada. Es una propuesta veraniega, rica, sencilla, ideal para estos días de verano que tenemos por delante. Como me ocurre cada año por estas fechas tengo ya ganas de desconectar del blog, de descansar un poco, por diferentes razones estos últimos meses han sido algo complicados. Sin entrar en muchos detalles, y por poner solo un ejemplo, mientras que escribo esto me estoy recuperando de una neumonía, de la que afortunadamente ya me encuentro mejor. En fin que necesito descansar. Y la cuestión es que aquí sigo, al pie del cañón, cocinando cada semana con la misma ilusión de cuando comencé con el blog hace 13 años.

Estos wraps los rellené con salmón, huevo cocido, aguacate, espinacas baby y pimiento rojo. Para hacerlos aún más ricos si cabe los acompañé con un par de salsas: con salmorejo (ya he os contado varias veces que en casa el salmorejo, cuando llega el buen tiempo, se ha convertido en un comodín todoterreno que uso prácticamente para todo, para comerlo tal cual, para acompañar unos wraps como en el caso de hoy, como salsa para las ensaladas, para la pasta, para untar como base en las tostadas saladas, incluso en los desayunos con el mollete con jamón). La otra salsa es de yogur, de yogur de coco concretamente. El coco es uno de mis sabores preferidos. En casa tenía una mezcla de especias para hacer salsa tzatziki que compré el verano pasado en Grecia, cuando estuve de vacaciones, y un bote de aceite de oliva virgen extra que también me traje de allí. Ya iba siendo hora de estrenerlos. Ojo, la salsa que yo he he hecho no es una salsa tzatziki en sí, la típica de aquella zona, pero pensé que estas especias bien le vendrían al yogur de coco. Así fue.


Y si de ilusión os hablaba al principio en la introducción, tengo que deciros que ilusión es precisamente lo que sobra cada mes por saber qué novedades encontraré en mi caja de Degustabox. En esta última edición veraniega me sorpendieron con los siguientes productos, muchos de ellos hechos en España:

- Jr. Brownie, Brownies de chocolate, ahora que llegará el verano estos brownies son ideales para acompañarlos con una bola de helado, de vainilla, por ejemplo. Sé que soy un clásico. Claro que por sí solos, calentándolos 10 segundos en el microondas, quedan de miedo. Por ejemplo, a la hora del desayuno ¿se te ocurre mejor forma de comenzar el día?

- Krave sabor leche, Kellogg's nos da otra alegría más con estas almohadillas con sabor a leche, muy crujientes. Yo las he tomado hoy a la hora del desayuno, junto con mi leche, y qué lástima que no podáis ver la cara de felicidad que aún tengo en la cara...

- Hohes c Nutribebida con Vitamina D Inmune Support, el complemento ideal para dar un aporte extra de vitaminas a nuestro cuerpo. Esta bebida nutricional nos ayudará desde primera hora de la mañana.

- Hela Martha Laue's Original Spice Ketchup, este ketchup no es un ketchup cualquiera, no en vano es una de las salsas favoritas de la cocina alemana desde 1963, ideal para nuestras barbacoas, hamburguesas, patatas. Supongo que su secreto está en ese sabor dulce y ligeramente picante, que conquista nada más probarla.

Dulcesol Pan Estilo Viena, cuando llega este tiempo en casa muchas cenas son a base de bocatas, sencillos, sin complicaciones, pero ricos, unas veces dulces y otras salados. Así que este pan ideal para bocadillos me ha venido fenomenal.

- Zanuy Wrap Mediterranean Integral, con una textura tierna y con solo un 8% de sodio gracias a la sal de Posidonia de las salinas de Formentera, nos permiten realizar recetas tan ricas como la de hoy. Y lo mejor de todos es que los puedes rellenar con los ingredientes que más te gusten, por tanto son muy versátiles.

- Albo Atún claro en aceite de oliva, cuando abres su lata ¿qué encuentras? Pues solo el mejor atún, porque Albo solo envasa, con sumo cuidado y cariño, la parte del lomo del atún.

- Freixenet Ice Rosé Mini, un cava ideal para que este verano lo disfrutes en una copa de balón, con hielo y fresas o frutos rojos. ¿A que se te ha antojado nada más verlo? Imagina, bien fresquito, en la terraza, en el chiringuito de la playa, en esa fiesta en casa con los amigos... Recuerda que debemos ser responsables y siempre que consumamos alcohol deberemos hacerlo con moderación.

- Galletas Marineras Marineiras Snack Natural, de Daveiga os he hablado varias en el blog. Ahora nos ofrece las variedades "Ajo y Perejil", "Pimiento, Cebolla y Tomate" y "Tomate y Orégano". Lo siento, con estas Galletas Marineras no soy objetivo, simplemente porque me encantan!!! Yo ya tuve la oportunidad de probar estos nuevos sabores en Alimentaria y me gustaron mucho.

Si te interesa recibir la caja de Degustabox en casa recuerda que con el código 0DIF4 el precio de tu primera caja de tu suscripción será de 6,99 euros en vez de 14,99€ (gastos de envío incluido) ¡No te lo pienses! Recibe ya tu caja en casa y disfruta de todas y cada una de las novedades.




Os cuento los ingredientes que utilicé para realizar un par de wraps:

- 100 g de salmón ahumado
- Un trocito de pimiento rojo
- Varias hojas de espinacas baby
- 2 huevos
- 1 aguacate

Para el salmorejo:

- 50 g de aceite de oliva virgen extra
- 1/2 diente de ajo
- 330 g de tomate maduro
- 1 pellizco de sal
- 50 g de miga de pan blanco (del día de anterior)
- 10 g de vinagre

Para la salsa de yogur:

- 1 yogur de coco
- Aceite de oliva virgen extra
- 1 diente de ajo pequeño
- Unas hojas de menta
- Mezcla de especias: ajo granulado, sal y eneldo



Comienzo explicando cómo hice con Thermomix el salmorejo, siguiendo los pasos de Cookidoo:

  1. Ponga un bol sobre la tapa del vaso y pese el aceite. Reserve.
  2.  Ponga en el vaso el ajo, el tomate, la sal el pan y el vinagre y triture 30 seg/vel 5. Con una espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso y triture 1 min/vel 10. con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso.
  3. Mezcle 1 min/vel 5 y, mientras tanto, vierta poco a poco el aceite sobre la tapa alrededor del cubilete, hasta que termine de incorporarlo. Retire el salmorejo a 2 boles y reserve 40-45 minutos en el frigorífico.

Ahora os cuento cómo hice la salsa de yogur:

  1. Pele el diente de ajo y píquelo en trocitos muy pequeños
  2. Lave las hojas de menta y cortelas en trozos muy pequeños.
  3. Ponga en un cuenco el yogur de coco, el diente de ajo picado, los trocitos de hoja de menta, un chorreoncito de aceite de oliva y una cucharada de especias. Mézclelo todo. A la hora de servir ponga otro chorreoncito de aceite de oliva virgen extra por encima y una cucharadita pequeña de especias.

Para rellenar los wraps seguí los siguientes pasos:

  1. Cocer los huevos en un cazo con agua, durante unos 10 minutos aproximadamente. Una vez cocidos pelar, dejar enfriar y cortar en rodajas
  2. Cortar el aguacate por la mitad, sacar la semilla, sacar la pulpa con la ayuda de una cuchara y cortar en rodajas.
  3. Cortar el trozo de pimiento rojo en trocitos muy pequeños.
  4. Poner sobre cada wrap unas hojas de espinacas baby, una loncha de salmón, un poco de aguacate, otro de huevo y unos trocitos de pimiento rojo.
  5. Enrollar, cortad por la mitad y servir con las salsas

No sé con qué salsa estaba más rico si con el salmorejo o con la de yogur. Son bien distintas. De todas formas siempre os cuento que soy muy salsero y que incluso cuando tengo este tipo de salsas por delante me las puedo comer a cucharadas.

Quería despedirme con una receta veraniega y creo que esta cumple con creces su cometido, no hay que cocinar en exceso y el resultado es muy rico. Os dejo, pasad un buen verano y disfrutad mucho. Nos vemos a la vuelta de las vacaciones, posiblemente en agosto ya ande por aquí otra vez dando la lata con nuevas ideas, nuevas recetas y nuevos productos de los que hablaros.












Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Degustabox a la que agradezco su colaboración. 

miércoles, 15 de junio de 2022

Galletas de queso



El otro día escribía sobre mis comienzos en el mundo de los blogs allá por el año 2009, cuando prácticamente todas las recetas que veía me llamaban la atención y las guardaba con la idea de hacerlas algún día. También me ocurrió algo parecido cuando me dio por hacerme una cuenta en Instagram @oido_cocina_javier con las recetas de este mismo blog, en el año 2019, diez años después de que comenzara el blog.

De pronto, de alguna manera, la sensación  que tuve es que de que había llegado tarde a Instagram. Esta red social era (y es) mucho más actual, abarca un grupo mucho más amplio de usuarios y el ritmo es prácticamente vertiginoso. Bajo mi punto de vista, poco tiene que ver con el blog, se rige sin duda alguna por otros parámetros bien diferentes a los que estaba acostumbrado en Blogger, donde todo es más pausado. El caso es que interactuando en Instagram tuve esa vieja sensación de querer guardarme un sin fin de recetas con la idea de hacerlas algún día en casa. Al principio me hacía capturas en el móvil, luego aprendí a guardarlas en colecciones. Y tengo muchas guardadas pendientes de hacer.

Y fue precisamente en el perfil de @riera14_foofstlyle donde encontré la receta de estas Galletas de queso que comparto hoy. Actualmente esta cuenta está inactiva, pero desde mis inicios, cada vez que he realizado alguna receta de alguien lo he hecho saber en el blog, me parece justo, por eso lo hago. Desde bien pequeño me enseñaron eso de "a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César ".

La razón por la que también me animé a hacer estos es porque pensé que la Delicia de Pimiento de Iberitos de mi última caja de Disfrutabox le vendría de miedo a estas galletas, así fue.


Paso a contaros todas la novedades que encontré en mi caja de Disfrutabox, estos son los productos que han recibido los suscriptores actuales:

- Skin Research Extreme Lash Effect Volumising Mascara, consigue un volumen invisible sin esfuerzo con esta máscara de pestañas voluminizadora, imprescindible en tu neceser. Efecto duradero.

- Spray Manos Amuchina, es un producto dermatológicamente textado y perfecto para usar fuera de casa, ideal para llevarlo en el bolso o la mochila.

- Suavizante Concentrado Flor de Algodón Frosch, es eficaz tanto par ropa de color como blanca, con una suavidad y un perfume agradable. Permite mantener los tejidos suaves. Dermatológicamente testado.

- Tortitas Vitalday Gullón, este práctico formato indiviudal te acompañará a todas partes, y sus ingredientes, yogur, chocolate con topping de frambuesa, naranja te conquistarán para siempre.

- Salsa wok Sweet&Sour, deliciosa salsa agridulce para salteados de Sharwood's, utilízala con gambas, verduras, pollo o lo que se ocurra y obtendrás un plato lleno de sabor.

- Decomagia Rosa Dr. Oetker, es el producto perfecto para disponer de varios Sprinkles diferentes en un mismo bote, los puedes combinar para conseguir nuevos resultados. Contiene 4 toppings diferentes.

- Mix Leche Dorada Just Spices, una bebida a base de cúrcuma, jengibre y cardamomo entre otras especias. Disfruta de la explosión de sabor de esta leche dorada.

- Pañuelos de bolsillo o Pañuelos faciales Renova, de inspiración floral, ostentan la elegancia, color y simplicidad que solo el maravilloso florecer de a primavera puede transmitir. Pañuelos extrasuaves en el formato que mejor vaya contigo.

- Kit Falafel Mezeast, descubre la generosidad de la cocina de Oriente Medio con este kit que incluye un mis de especias de Falafel, una salsa Tahini de sésamo tostado, una salsa agridulce de Granada y seis tortitas de trigo.

- Cerveza Cobra, de gran calidad, con un sabor suave, especial para el verano y para ser la acompañante de tus comidas favoritas.

- Delicia de Pimiento Iberitos, un producto desarrollado con los mejores pimientos rojos de la huerta junto con un toque de manzana.

- Smint Tin Bubble Fresh, un nuevo sabor frutal con el que vas a despertar tus sentidos.

- Krave Saor Leche Kellogg's, crujientes y salvajes almohadillas con sabor a leche, ideales para el desayuno, en la merienda.


Seguro que alguna de las novedades de Disfrutabox os sorprende e incluso se os antoja, si es así ya sabéis que podéis suscribiros y que si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9,99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €. Teniendo en cuenta que los productos de este mes tienen un valor aproximado de 111,41 + 6 € de gastos de envío (117,41 euros) está claro que merece la pena.






La lista de ingredientes:

- 150 g de queso Emmental suizo rallado
- 90 g de harina de garbanzo
- 60 g de mantequilla a temperatura ambiente 
- Una pizca de sal
- 2 cucharadas grandes de orégano





La elaboración es muy sencilla:

  1. Calentar el horno a 180º arriba y abajo
  2. Poner en un cuenco todos los ingredientes y amasar bien hasta formar una bola compacta
  3. Guardar la masa en la nevera una media hora aproximadamente
  4. Poner la masa en un papel sulfurizado, estirar con un rodillo hasta obtener un grosor de varios milímetros y cortar la masa con la forma que deseemos.
  5. Poner las galletas en la bandeja del horno, con el papel sulfurizado, unos 15 minutos aproximadamente, hasta que comiencen a dorarse.
  6. Una vez doradas, sacar del horno y dejar enfriar. 


Soy consciente de que con el calor que hace puede dar un poco de pereza encender el horno, pero yo no pude evitarlo. El sacrificio merece la pena.

Por sí solas estas galletas están tremendamente ricas y con un poco de Delicia de Pimiento Iberitos quedan de miedo. Le va como anillo al dedo.

Cuando mezclé los ingredientes no les puse mucha sal, solo una pizca, porque cuando hago recetas con tanto queso suelo usar muy poco la sal.

La masa de las galletas la corté con un cortapizzas en cuadrados irregulares, no usé regla ni nada parecido, por lo que unos salieron más grandes que otros.

Poco más tengo que contaros. Os dejo ya. Sed felices y cocinad mucho.







Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

miércoles, 8 de junio de 2022

Lagarto de cerdo con piña



Cuando comencé en esto de los blogs allá en el año 2009 me volví medio loco (el otro medio ya lo estaba) con todas las recetas que encontraba por los blogs que visitaba y me llamaban la atención. Encontraba recetas que me sorprendían por su combinación de ingredientes y las quería hacer todas, como no encontraba el tiempo necesario para hacerlas me las guardaba o imprimía con la ingenua idea de cocinarlas algún día. Una de esas añoradas recetas recuerdo que era la carne de cerdo cocinada con piña, una combinación que yo jamás había probado por aquel entonces. Eso de combinar fruta con carne en un plato salado me resultaba incluso exótico. Y de ahí llega la idea de esta receta de hoy, de esos principios en los que tanto me sorprendía por todo. En varias ocasiones, a lo largo de estos años, me dio por hacer carne de cerdo con piña en casa, cocinada de distintas formas, probando diversas maneras. Y resulta que el otro día compré lagarto de cerdo, una carne que en casa consumimos ocasionalmente y que nos gusta mucho. Pensé que con la piña combinaría bien. Así fue. Por eso hoy comparto otra receta de esas que rebañas el plato.

Y hablando de platos, de nuevo presento hoy mi receta de Lagarto de cerdo con piña en una creación de Tableswing, concretamente en uno de la colección Grey, cocido a muy alta temperatura, con una alta resistencia al choque térmico en este caso de 180º. El acabado de las piezas es un esmalte reactivo. Presenta un aspecto brillante y craqueado, que le aporta mucha personalidad.  Sin duda una colección muy atractiva y elegante, con contornos irregulares y unos degradados en tonos oscuros que conseguirán reforzar el atractivo de cada preparación culinaria.





En Tableswing les gusta que cada una de sus piezas sea única; quieren que sus vajillas sean perfectamente imperfectas. A su parecer, el diseño bien hecho es aquel que incorpora, acomoda y abraza la irregularidad, que apuesta abiertamente por lo singular y lo único. Creen que donde existe la perfección no existe una historia que contar.

La vajilla que te presentan responde a una premisa que creen fundamental: Quieren trabajar con objetos adaptados a tus necesidades. Y una vez llegados a este punto piden más; quieren que cada una de sus piezas te llene, te sea agradable al tacto y reconforte tu corazón. Por esto trabajan con esmaltes mates, que dan calidez y hacen que el recipiente cobre profundidad, sobriedad y densidad, atrapando el color en la superficie de sus paredes. Y también trabajan con esmaltes brillantes, craqueados, de colores tranquilos… piezas creadas para no dejarte indiferente.



Paso a contaros los ingredientes que utilicé para hacer este lagarto de cerdo con piña para dos personas:

- 125 g de lagarto de cerdo
- 1 cebolleta
- 1 bote de pimientos lágrima rojos
- 1 lata pequeña de piña en su jugo (150 g)
- 1 cebolla
- 150 ml de nata
- Varios champiñones laminados
- 1 diente de ajo
- Sal
- Perejil
- Un chorreón de sidra
- Perlas de tomate
- Cristales de sal con orégano
- Escamas de pimentón dulce
- 1 lámina de alga tostada




Ahora paso a contaros los pasos que seguí para hacer este lagarto de cerdo con piña:

- Escurrir las rodajas de piña. Cortar dos rodajas en trocitos pequeños y reservar otras dos enteras.

- Pelar la cebolla, cortarla en trozos pequeños y freír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla comience a dorarse incorporar los trocitos de piña y una pizca de sal. Freír unos minutos. Dar vueltas. Incorporar la nata. Cocer unos minutos.

- Incorporar los ingredientes de la sartén en el vaso de la batidora y tritura hasta que quede una salsa bien fina. Si la salsa estuviese demasiado espesa podemos agregar un chorreoncito del jugo de la piña. Reservar la salsa.

- Pelar el diente de ajo y cortar en trocitos pequeños.

- Poner en una sartén unas gotas de aceite de oliva, cuando coja temperatura añadir los champiñones, dorar un poco durante unos minutos. Echar un chorreón de sidra. También una pizca de sal. Dejar reducir el alcohol. Echar el diente de ajo, dar unas vueltas y poner un poco de perejil. Una vez cocinados los champiñones reservar.

- Pelar la cebolleta y cortarla por la mitad.

- En una plancha poner un chorreón de aceite de oliva, cuando coja temperatura asar la cebolleta. Dar la vuelta y dorar también por el otro lado. Poner una pizca de sal. Reservar.

- Asar en la misma plancha las dos rodajas de piña, vuelta y vuelta por cada lado, hasta que se doren un poco. Reservar.

- Cortar por la mitad la tira de lagarto de cerdo. Asarla en la plancha, con un poco de aceite de oliva, hasta que se dore un poco por cada lado del trozo de carne.

- A la hora de emplatar, poner una cucharada de crema de piña, encima una rodaja de piña, un trozo de lagarto de cerdo, al lado algún champiñón y algún trocito de ajo con el que hemos cocinado los champiñones. Rematar el plato con unos pimientos lágrima rojos, unas perlas de tomate, un poco de perejil picado, un trocito de alga encima de la carne, algún punto más de salsa de piña, unas escamas de pimentón dulce y unos cristales de sal con orégano, esto último sobre todo a la carne, que la hemos cocinado sin sal.





Los pimientos lágrima los tenía en casa desde hace un siglo, es de esas cosas que compras, guardas en un mueble y no sabes cuándo vas a usar en una receta, hasta que se te enciende la bombilla y te dices "por fin hoy hoy llegó el día". Tengo otro bote de pimientos lágrima, pero de color amarillo. Estos rojos están exquisitos, con la carne ligan de maravilla.

Los cristales sal con orégano la compré el verano pasado en Grecia cuando estuve de vacaciones. Tampoco la había usado hasta ahora. Como a la carne no le puse sal cuando la hice en la plancha sí que me permití luego poner en el plato algunos granos de sal, para darle más alegría y gustillo al plato. Habitualmente siempre cocino con muy poca sal, pero en esta ocasión, como os ya os digo, me di el gustazo.

Cuando cocino champiñones suelo hacer una bandejita entera, de las que vienen laminados, aunque luego para presentar el plato solo utilice unos cuantos, como en este caso. El resto de champiñones suelo dejarlos ya cocinados para la cena, para por ejemplo hacer algún revuelto.

Y para terminar una anécdota, recuerdo la primera vez que comí lagarto de cerdo. Fue hace muchos años, estaba haciendo un curso, no recuerdo ni de qué, y al finalizarlo fui con los compañeros a un bar a tomar algo. En la carta había algo así que rezaba como "Montadito de lagarto" y varios del grupo caímos en la tentación de pedir uno. A otros les horrorizó la idea. Pero a todos nos sorprendió mucho eso de poder comer lagarto. Me llevé mucho tiempo, por la novedad, pensando que había consumido lagarto, hasta que con el paso de los años supe que el lagarto es una parte del cerdo adosada entre el espinazo y el lomo. En fin, cosas de la edad, aunque a ciencia cierta tampoco sabré nunca si el cocinero del bar me plantó por delante un reptil entre los dos trozos de pan del bocadillo...



Recordad que os espero también por Instagram









 


Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Tableswing a la que agradezco su colaboración.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...