lunes, 30 de marzo de 2020

Cuajada dos quesos con plátano, vainilla, confitura de fresa y chocolate





Siento ser repetitivo estos días, pero espero que estéis bien, las noticias cada día no son muy buenas, pero tenemos que ser optimistas y pensar en positivo, no se me ocurre mejor manera de seguir adelante.

Este mes más que nunca los amigos de Degustabox han hecho un esfuerzo tremendo para que su caja llena de novedades, a pesar de las circunstancias excepcionales que estamos viviendo, llegara a nuestras casas, luchando contra viento y marea tecnológica, para que la gente se llevara una alegría en casa, algo que en los tiempos que corren hace mucha falta.

Y es cierto, porque estos días de monotonía cuando llegó la caja a casa la recibimos con la ilusión de siempre pero con una expectación fuera de lo habitual. Así que voy a aprovechar estas líneas para agradecer una vez más a todos los profesionales, de todos los ámbitos, que estos días están trabajando en estas circunstancias, mucho ánimo para ellos, lo digo de corazón, no son palabras superfluas. Además, nos vino estupendamente poder reponer algunas cosas en la despensa sin tener que salir de casa.




La temática de este mes es la primavera y estos son los productos que pude encontrar al abrirla:

- Croissants Dulcesol 0% azúcares añadidos, es el desayuno ideal que ayuda a moderar la cantidad de azúcar diario, elaborados a partir de materias primas de primera calidad. No me digáis que estos días no vienen perfectos para disfrutar de nuestros desayunos.

- Mini galletas crunchy Simspons de Arluy con sabor a chocolate ahora más crujientes que nunca, contienen 6 vitaminas, 6 cereales, hierro y calcio.

- Batido Nesquick All Natural sabor a fresa, 100% ingredientes naturales, con azúcar moreno de caña integral y pajita de papel reciclable.

- Tao Pure Infusion Black Tea, una bebida natural, refrescante y naja en calorías. Elaborada con un 91% de infusión de té e ingredientes naturales.

- Barritas Special K Proteína Chocolate coco & anacardo.

- Kellogg's Extra, para despertar nuestros sentidos con esta deliciosa mezcla de granolas crujientes, doradas en el horno para un crujido perfecto acompañadas de abundantes trozos de chocolate negro y avellanas tostadas.

- Chupa Chups Good for you, sin azúcar con glucósidos de esteviol de la planta stevia, sin gluten ni lactosa, aptos para veganos.

- Benefíciate de las extraordinarias propiedades de la granada bebiendo este zumo de granada 100% natural Cofrutos, con un agradable sabor y unas propiedades excepcionales para la salud.

- El atún claro Calvo Ligero está pensado para todas aquellas personas que quieren cuidarse sin renunciar al sabor, al ser un producto con 50% menos de grasa y con el toque justo de aceite, lo que además los convierte en un producto que no se necesita escurrir.

- Fanta sabor uva, deliciosas y refrescantes, como nunca antes las habías probado, sus nuevos sabores te sorprenderán de manera que ya no recordarás los sabores clásicos.

- Las confituras Bonne Maman Intense tienen un 30% menos de azúcar y más contenido de azúcar y más contenido de fruta. No utilizan conservantes, aromas ni edulcorantes artificiales en su elaboración. Las hay de sabor arándanos, albaricoque y fresa.

Este es precisamente el producto que yo he usado para hacer mi receta de hoy, la confitura Bonne Maman Intense de fresa. Y lo he hecho encantado, porque esta marca la conozco desde hace ya algún tiempo y me fascina, tienen un sabor excelente y una textura es ideal. Así que vamos a por la receta de hoy: Cuajada dos quesos con plátano, vainilla, confitura de fresa y chocolate




En cuanto a los ingredientes que vamos a necesitar os cuento lo que hice, yo miré que tenía en la despensa de casa y me apañé con lo encontré para hacer la receta. En casa suelo tener sobres de cuajada, porque me dan mucho juego si quiero improvisar algún postre o hacer algún otro de las que ya tengo en el índice de este blog:

- 1 plátano
- 80 g de queso blanco de untar
- 3 quesitos en porciones
- 20 g de azúcar (con esta cantidad no queda muy dulce, la podemos incrementar algo si nos gustan las cosas muy dulces)
- 5 g de azúcar de vainilla
- 1 sobre de cuajada
- 500 ml de leche
- Unas cucharadas de confitura Bonne Maman Intense Fresa
- Complementos para acompañar: chocolate, bizcocho, trocitos de almendra, caramelos, mezcla de granolas crujientes Kellogg's Extra




Os cuento cómo lo hice:

El plátano lo pelé y lo puse en el vaso de la batidora, junto con el azúcar, el azúcar de vainilla, el queso blanco de untar y los tres quesitos en porciones. Lo trituré todo hasta obtener una crema. Por cierto, esta crema estaba tan rica que me la podría haber comido a cucharadas. Pienso utilizarla otro día en alguna otra receta tal cual, sin agregarle la cuajada.

Luego hice la cuajada, siguiendo las instrucciones del fabricante: 

Disolví el contenido del sobre en un vaso con 250 ml de leche. Calenté otros 250 ml de leche en un cazo y cuando hirvió añadí la disolución anterior hasta que volvió a hervir.

Retiré el cazo unos segundos del fuego sin dejar de remover, añadí el contenido que tenía en el vaso de la batidora, removí y coloqué el cazo de nuevo en el fuego hasta que hirvió.

Luego eché esta mezcla en unos moldes de silicona. Hice unas presentaciones individuales y otra en forma de semiesfera. Lo dejé reposar 3 horas en el frigorífico.

Una vez frío desmoldé. La media esfera la puse en un plato y encima coloqué una cucharada generosa de confitura Bonne Maman Intense Fresa.

Las porciones las puse en otro plato. También les esparcí por encima una cucharada generosa de confitura Bonne Maman Intense Fresa. Y los toppings que encontré por casa, la almendra en dados, los trocitos de un bizcocho de leche condensada que había hecho unos días antes, las granolas, los trocitos del chocolate...





Por cierto, en cuanto al bizcocho de leche condensada ¿alguien tiene alguna receta fiable y que le salga bien? Yo siempre que lo hago me ocurre lo mismo: el centro se me queda crudo y si lo dejo más tiempo en el horno se me quema el exterior.  Sin embargo me queda muy rico de sabor, por eso aproveché estos trozos del que hice en casa y no me salió "presentable" a la vista. 

¿Qué os parece la idea de preparar algo así por la tarde y tenerlo preparado para el siguiente día a la hora del desayuno? ¿O para un postre? También pienso que estaría bien. El sabor es riquísimo, os animo, si tenéis la oportunidad, a hacerlo. Yo traté de hacerlo con lo que tenía por casa, pero podemos adaptarlo a las circunstancias, cambiar el plátano por otra fruta, los toppings que tengamos por casa. Aquí, para la receta de hoy, hay que dejar volar la imaginación, y poner, si no tenemos bizcocho en casa de leche condensada pues quizás unos trozos de magdalenas. O cambiar las almendras por unas galletas rotas o unas barritas...

Pues hasta aquí llego hoy, mucho ánimo a todos y aprovechemos los pequeños placeres que están a nuestro alcance, como por ejemplo cocinar en casa, que nos da la oportunidad de disfrutar de propuestas tan ricas como la de hoy.














Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Degustabox a la que agradezco su colaboración.

lunes, 23 de marzo de 2020

Tronco de pimientos del piquillo con ensalada de surimi




¿Qué tal va todo? No quiero extenderme mucho hablando del coronavirus, estoy impactado con esta situación, como prácticamente todo el mundo. Estamos saturados estos días de tanta información de la terrible pandemia y es lógico porque la cosa no es para menos. Así que simplemente quiero deciros que confío en que todos vosotros estéis bien y agradecer una vez más a todos los profesionales que estos días están haciendo lo inimaginable con su trabajo para que las cosas funcionen a pesar de las dificultades. Lamento de corazón este desastre mundial y el daño que está haciendo a tantas personas. Ni siquiera sabía si compartir hoy receta, como si no pasara nada, pero bueno, cocinar estos días también está siendo una vía de escape y si bien puede ser que no tengamos ahora todos los ingredientes que necesitamos en casa espero que pronto podamos hacerlo como es habitual.

Hoy traigo una receta vistosa, sencilla y muy rica. En este mismo blog he confesado un millón de veces (o millón y medio) que soy adicto a la mayonesa. También me sucede lo mismo con el beicon, me pirra. Y lo que no recuerdo haber dicho hasta ahora es que hay otra cosa que me chifla: los palitos de cangrejo o surimi, que son los grandes protagonistas de la receta de hoy. Por cierto, no recuerdo si alguna vez os he contado que en casa los llamamos "palitos de tsunamis" porque mi suegra, en una comida familiar, los rebautizó de esta manera diciendo algo así como "le he puesto palitos de tsunamis a la ensalada, probadlos porque están muy ricos", y claro todos nos quedamos con la cara blanca jajaja

Hoy he usado unos palitos de surimi Snow Crab de la marca VICI, uno de sus productos de la amplia y deliciosa gama con los que cuenta en su catálogo, de alta calidad y fáciles de hacer. En torno al Surimi hay mucha filosofía… pero ellos te explican la ciencia exacta de las deliciosas y milenarias barritas japonesas. Se trata, sencillamente, de un filete cortado y procesado de pescado natural del que se forma una suave pasta blanca y al que se añade claras de huevo, aceite y sal. Un concentrado de proteínas, bajo en calorías y muy saludable con el que dar un toque moderno a tus platos y hacer las delicias de tus invitados.


Según nos cuenta VICI en su propia cuenta de Instagram los palitos que elaboran están compuestos de:

  1. 40% lomos de pescado blanco : Abadejo de Alaska y/o Merluza del Pacífico
  2. 0-10% Clara de Huevo
  3. 3-4.5% Aceite de Nabina o aceite de girasol.
  4. 0.5-1.5% Sal, extracto de pimentón, otros aditivos.
  5. 30-40% Agua.
  6. 5-10% Almidón de trigo o patata
  7. 3% Azúcar 

Solo os puedo decir que están buenísimos y precisamente acompañados de mayonesa, que es como más me gustan, están deliciosos.









Y ahora paso a contaros los ingredientes que vamos a necesitar para hacer la receta de hoy:

Para la masa del tronco:

- 150 g de pimientos del Piquillo en conserva
- 100 g de harina de trigo
- 2 huevos L
- 1/2 sobre de levadura
- Una cucharadita de sal

Para el relleno:
- 3 cucharadas de mayonesa grande
- 1 huevo L
- 1 cogollo de lechuga
- 3 pimentos del Piquillo
- 2 latas de atún
- 200 g Snow Crab palitos de surimi VICI
- 1 cucharada y media de Kétchup
- 2 cucharadas de cebolla crujiente

Para la presentación:

Unas hojas de canónigos y rúcula
50 g de Snow Crab palitos de surimi VICI





Para hacer el tronco lo primero que hice fue encender el horno a 180º para que fuese calentándose.

Luego puse 150 g de pimientos del Piquillo junto con dos yemas de huevo y una pizca de sal en el vaso de la batidora. Lo trituré hasta obtener una crema.

Por otro lado monté las claras de huevo con una pizca de sal en un bol, a punto de nieve firme.

A continuación mezclé la harina con la levadura y la tamicé sobre la crema de de pimientos y yemas que había triturado previamente. Luego incorporé las claras.

En la bandeja del horno puse un papel sulfurizado, eché la mezcla anterior, me ayudé con una espátula de silicona con la idea de darle una forma rectangular a la capa fina de masa, y horneé durante aproximadamente 12 minutos.

Nada más salir del horno lo enrollé sobre sí la misma la masa y formé un rollo. Dejé enfriar. Una vez frío lo corté por la mitad, con la idea de hacer dos troncos. Si lo preferimos no lo cortaremos para hacer uno grande.

Para el relleno hice una ensalada. Comencé poniendo el huevo a cocer en agua, durante 12 minutos. Una vez cocido lo pelé, lo corté en trozos muy pequeños y lo puse en un bol.

En el mismo bol puse la mayonesa, el kétchup, el atún escurrido, la lechuga picada muy fina, los pimientos del Piquillo sobrantes cortados en trocitos, los palitos de surimi picados y la cebolla crujiente. Lo mezclé todo.

Luego cogí el rollo de masa de pimiento del Piquillo, lo quité del papel, y lo rellené con la mezcla del bol.

Por encima de cada rollo puse unos trozos de palitos de surimi cortados en trocitos.





A la hora de presentar puse casa tronco en una bandeja sobre unas hojas de rúcula y de canónigo. Y una sugerencia de presentación, ya en el plato, podría ser la que se ve en la foto, un trozo de tronco junto a unas hojas más el surimi.

Y esto es todo por hoy. Os animo a hacer la receta, como de costumbre. El tronco es muy llamativo y con este relleno queda muy rico. Ideal para este buen tiempo que se avecina y que todos estamos deseando disfrutar más que nunca al máximo, sin pensar en puñeteros virus ni nada que se le parezca. Simplemente disfrutando de la vida con algo tan sencillo como dar un paseo por la calle o poder abrazar a las personas cercanas...

























Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la marca VICI a la que agradezco su colaboración.

lunes, 16 de marzo de 2020

Carmelas





Hoy traigo unos dulces típicos de Jerez de la Frontera, mi ciudad, se llaman Carmelas. No sé si también se harán en otros lugares y se conocerán de la misma forma. Esto ocurre con muchas recetas, que en un lugar se llaman de una forma y en otras de otra. Pero el origen de las Carmelas, según he leído en Internet, está en un dulce que fue creado por el Sr. Vicente Acedo, en una pastelería muy popular en mi ciudad llamada "La Rosa de Oro" que lleva ya más de 90 años de funcionamiento. No me ha quedado muy claro el origen del nombre, en algún lugar he leído que se debe al nombre la esposa del creador y en otros he leído que es debido a la proximidad de la pastelería al Convento del Carmen de la misma ciudad. En fin, el caso es que hoy traigo estas Carmelas en versión Carmelitas, pues las he hecho más pequeñas que las tradicionales. A ver si endulzándonos la vida la vemos de una forma diferente.

Yo he comido las Carmelas toda la vida, desde que era niño, aunque aquí en Badalona, donde vivo actualmente, no las he visto nunca. Tampoco por otros lugares por los que he viajado por España y en los que siempre que puedo entro en alguna pastelería. La receta la he cogido de un grupo de Facebook llamado El recetario: recetas de cocina de JerezSinFronteras.es  y en el hay recetas típicas de mi ciudad.

Por cierto, ya puestos a hablar de dulces típico de Jerez, a ver si algún otro día hago y comparto un tocino de cielo, que según leo en Wikipedia las primeras noticias del tocino de cielo se remontan al año 1924; fecha en la cual fue creado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera. Su origen está ligado a la elaboración del vino de la zona y al empleo masivo de claras de huevo usadas para la clarificación del mismo. Las yemas de huevo sobrantes eran entregadas a las religiosas, las cuales, con el fin de reutilizarlas, crearon el postre "tocino de cielo". Con el tiempo, devino en uno de los postres más emblemáticos de la repostería española. El nombre se debe a su aspecto, textura y origen "religioso".


Y uno de los motivos por los que me ha dado por hacer las Carmelas es porque en mi última caja de Disfrutabox venía un brick de Leche Entera Ecológica de Puleva así como todos los productos que os cuento a continuación:

- Cepillo Sculpby I- Tangle Brush Carobels, para desenredar el pelo con un diseño especialmente creado para eliminar los nudos con delicadeza.

- Tresemmé Liso Keratina Mini Champú, su fórmula con Aceite de Marula y Keratina, para un acabado profesional, aporta 3 beneficios en 1 sistema: brillo, suavidad y control del encrespamiento.

- Ambientador Campero Breeza, su cuidada fórmula emplea esencias naturales y es libre de alégenos, adecuada par el público más sensible o preocupado.

- Leche Entera Ecológica Puleva Eco, una leche 100% natural con las más exigentes certificaciones de vacas alimentadas con productos ecológicos.

- Favoritos Haribo, un mix de caramelos de diferentes texturas, sabores y colores, todos en una misma bolsa.

- Vida Gallaecia, el agua con sabor a vino, Blanco o Tinto, una bebida elaborada con un proceso natural.

- Cerveza Amstel Oro 0,0 intensa, con todo el sabor de las maltas tostadas y con 0,0 alcohol

- Café Fortaleza Platinium Breakfast Fortaleza, las nuevas cápsulas de aluminio destacan por su fina intensidad, un café 100% Arábica con un tueste con personalidad.

- Mi Plato Completo Knorr, un sabroso plato listo para disfrutar, con tres variedades, sin conservantes ni colorantes,

- BIC Megaligther Relax, el accesorio imprescindible para encender velas de forma fácil, rápida y segura gracias a su cuerpo curvado.

Y como viene siendo la tónica habitual de cada mes paso a contaros todas las novedades que encontré en mi caja de Disfrutabox, seguro que alguna os sorprende e incluso se os antoja, si es así ya sabéis que podéis suscribiros y que si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 7,49 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.




Y los ingredientes que vamos a necesitar para hacer las Carmelas son los siguientes:

Para la masa:

- 250 g de Leche Entera Ecológica Puleva Eco
- 50 g de mantequilla
- 50 g de azúcar
- 30 g de levadura fresca prensada
- Un pellizco de sal
- 500 g de harina de fuerza
- 1 huevo para pintar la masa

Para la crema:

- 500 g de agua
- 300 g de azúcar
- 100 g de harina
- Una pizca de colorante alimentario naranja
- Una cucharada de vainilla azucarada




Yo las hice con Thermomix, os cuento de qué forma y un poco más abajo cómo hacerlas de manera tradicional:

Para hacer la crema puse todos los ingredientes de la crema en el vaso, 9 minutos, 100º velocidad 4

Luego dejar enfriar en una manga pastelera y reservar para luego.

Para hacer la masa puse todos los ingredientes menos la harina y la levadura en el vaso, 1 minuto, 37º velocidad 2

Luego añadí la harina  la levadura 20 segundos velocidad 6 y luego 3 minutos velocidad espiga

Dejar reposar 10 minutos en el vaso cerrado

Dividir la masa en bolitas de unos 60 gr  poner en la bandeja donde se vaya a hornear, separadas porque crecen bastante y dejarlas levar hasta que doblen su volumen. Pintar con huevo y meter al horno precalentado a 180º de 10 a 15 minutos.

Cortar por la mitad y rellenar con la crema. Espolvorear con azúcar glas.

Carmelas de modo tradicional

Crema

Primero poner todos los ingredientes en un cazo al fuego y removemos con una varilla hasta que estén todos bien ligados, procurando no hacer grumos con la harina, si os pasa esto la metéis un golpe de batidora y listo.

Dejar enfriar en una manga pastelera y reservar para luego.

Masa

Disolvemos la levadura con un poco de leche, que no supere los 37º y reservamos.

En un bol echamos todos los ingredientes menos la harina y la levadura, cuando lo tengamos todo bien mezclado, añadimos la harina y la levadura y vamos amasando hasta que están todos ligados, tapamos la masa y la dejamos levar 10 minutos.

Dividir la masa en bolitas de unos 60 gr  poner en la bandeja donde se vaya a hornear, separadas porque crecen bastante y dejarlas levar hasta que doblen su volumen. Pintar con huevo y meter al horno precalentado a 180º de 10 a 15 minutos.

Cortar por la mitad y rellenar con la crema. Espolvorear con azúcar glas.




Las Carmelas tradicionales suelen ser el doble de grandes que las de la foto y más alargadas. La próxima vez que las haga intentaré hacerlas más alargadas pero con la misma cantidad de masa. Al levar casi que se pusieron redondas y eso que les había dado forma como de barrita de pan.



Bueno, ya me contaréis si la conocíais de antes, con el mismo nombre o con otro y ya puestos también contadme cuál es el dulce típico de vuestra ciudad, que los dulces me pierden y siempre quiero probarlos todos.

No tenía intención de hablar estos días en el blog del coronavirus, pero está claro que la cosa nos ha sobrepasado. Estamos viviendo una situación casi inimaginable, nunca vi nada parecido, estoy muy afectado y preocupado, realmente es una crisis mundial. Desde aquí quiero enviar ánimo a todas aquellas personas que han sido tocadas por el maldito virus así como mostrar mi más sentido pésame a los familiares de las personas en los que la pandemia haya sido letal. También quiero agradecer el esfuerzo a todas las personas que estos días tienen que salir a trabajar a la calle a pesar de las circunstancias, con el riesgo que ello conlleva, y del estado de confinamiento en el que nos encontramos. Además, a las que les está afectando en el trabajo también quiero enviarles un abrazo.

Tened mucho cuidado estos días, cuidaros y ánimo, espero que pronto volvamos a la normalidad, la buscada y a veces odiada normalidad. Por cierto, os dejo un fragmento, que me gusta muchísimo, del libro Maktub del autor Paulo Coelho que no recuerdo si ya he compartido alguna vez en el blog:

"Los monjes zen, cuando quieren meditar, se sientan ante una roca: «Ahora voy a esperar a que esta roca crezca un poco», piensan. Dice el maestro: Todo a nuestro alrededor está cambiando constantemente. Todos los días, el sol ilumina un mundo nuevo. Aquello que llamamos rutina está repleto de nuevas propuestas y oportunidades. Pero no notamos que cada día es diferente al anterior. Hoy, en algún lugar, un tesoro te espera. Puede ser una pequeña sonrisa, puede ser una gran conquista, no importa. La vida está hecha de pequeños y grandes milagros. Nada es aburrido, porque todo cambia constantemente. El tedio no está en el mundo, sino en la manera en la que vemos el mundo. Como escribió el poeta T S. Eliot: «Recorrer muchas carreteras / volver a casa / y verlo todo como si fuese la primera vez.»"













Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...