Otras propuestas

martes, 15 de abril de 2014

Ensalada festiva de patata con atún y mayonesa


Sé que me repito demasiado: ya he dicho muchas veces en el blog que soy adicto a la mayonesa. Supongo que todos tenemos una debilidad culinaria confesable, la mía es ésta. No puedo evitarlo, a veces busco la excusa más tonta para terminar sacándola de la nevera y ponerme una cucharada en el plato. Así que os podéis imaginar mi cara de satisfacción cuando abrí este mes la caja de Degustabox y me encontré con dos botes de mayonesa como dos soles...

Una vez más Degustabox pone el listón bien algo en cuanto al envío de productos se refiere, variedad y calidad a buen precio. Ya he contado también cómo funciona la historia: te registras en su página y cada mes recibirás en casa una caja con distintos productos novedosos. Este mes a un precio inmejorable encontrarás: Un paquete de Tortas de Inés Rosales, sin azúcar y hechas a mano (uff cuántos recuerdos os podría contar de niño comiendo Tortas de Inés Rosales...), una botella de Tampico Citrus Punch, una mezcla irresistible de mandarina, naranja y lima limón. Encontrarás también el nuevo endulzante natural Endulsana de Susarón, con propiedades beneficiosas para la salud. Y si te apetece un té Pompadur te lo pone fácil con una combinación selecta de diferentes sabores. Litoral presenta una nueva gama de legumbres con ingredientes naturales y 100% vegetal.  Espuña trae unas cañitas de Fuet y Chorizo que se ven irresistibles, para tomar en cualquier momento y lugar. Y La Chinata nos ofrece la oportunidad de disfrutar de un paté ibérico con pimentón de la Vera D.O. Por último Ibarra, con más de 40 años de experiencia, presenta dos tipos de mayonesas: la Ligeroliva, elaborada con aceite de oliva y la Ligera, para cuidar la línea. Esta última fue la que utilicé en la receta, ahora ya no será problema comer rico y mantener el tipín que la naturaleza nos ha regalado ;) Con el siguiente código PHEPW podrás obtene un precio final de 9,99  euros en vez de 14,99 euros (gastos de envío incluidos). Las siguiente cajas costarán su precio habitual. No me digáis que no es una oferta tentadora...

Para preparar nuestra ensalada vamos a necesitar :
  • Dos patatas pequeñas por persona
  • Una zanahoria grande por persona
  • Dos palitos de cangrejo por persona
  • Una lata de atún en aceite por persona
  • 3 cucharadas grandes de mayonesa por persona

En primer lugar puse a cocer las patatas si pelar en una cazo con agua, las mantuve unos 20 minutos. Fui controlando, pinchándolas con un tenedor hasta que estuvieron tiernas. Una vez cocidas las aparté, dejé que se enfriaran y las pelé. Dudé entre cortarlas a rodajas o triturarlas, al final opté por esto último, las comí hechas puré.

Para presentar en la mesa utilicé un molde de emplatar circular, primero puse una capa de patata triturada, después una capa de mayonesa, seguidamente una lata en conserva de atún en aceite bien escurrido, otro poco de mayonesa y los palitos de cangrejo bien picados. Una vez que quité el molde añadí alrededor zanahoria rallada. Opté por no poner sal, me pareció que con la que aporta el atún y la mayonesa ya tenía bastante, pero quizás a la zanahoria le hubiese venido bien algo de aliño. No pude evitar echar un poquitín más de mayonesa alrededor del timbal cuando le quité el molde... Y tampoco colocar como cresta un poco más de zanahoria, con la idea de adornar el plato. Ensalada rica, sencilla, con toque de fiesta ¡¡Espero que disfrutéis estos días de Semana Santa de la mejor manera que se os ocurra!!




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Degustabox a la que agradezco su colaboración.

viernes, 11 de abril de 2014

Tortilla de patatas y champiñones con salsa Roquefort


Siempre pienso que si algún día me para alguien por la calle para hacerme una encuesta y me pregunta cuál es mi comida preferida responderé que la tortilla. Automáticamente pienso que también podría decir que el jamón, el queso, el pan, la mayonesa, el beicon, el arroz con gambas... pensándolo bien la lista sería interminable. Es complicado esto de escoger... Ya tengo varias recetas de tortillas en el blog, pero hace unos días me di cuenta que esta aún no estaba y no quería que faltara en mi recetario, una tortilla de patatas con champiñones que he acompañado con Salsa Roquefort de Conservas Juker.

Conservas Juker nace avalada por la experiencia de su antecesora, Conservas Adoración, dos generaciones unidas por la creencia firme en la alimentación de calidad. Modernidad y tradición combinan a la perfección en esta empresa joven, nacida en Pradejón (La Rioja) y decidida a ofrecer el sabor de siempre en un formato innovador. Aventúrate a saborear los mejores productos de la gastronomía española, seleccionados y elaborados de forma manual. En su  catálogo disponen de una cuidad selección de productos de hoy y siempre. Su sello de identidad es la cuidada elaboración manual de sus  conservas, cocinadas con productos frescos y naturales, sin conservantes ni colorantes añadidos y dotando a todos nuestros platos de un sabor fiel al de la cocina casera tradicional. Su objetivo, lograr la máxima calidad sin perder la esencia original.

Para elaborar la receta de hoy necesitaremos ingredientes sencillos:

  • 3 huevos
  • Una pizca de sal
  • Dos patatas grandes
  • Aceite para freír
  • Una lata pequeña de chapiñones
  • Un diente de ajo
  • Un poco de perejil
  • Un bote de salsa Roquefort

En primer lugar abrí la lata de champiñones y los escurrí, luego los salteé en una sartén con un poco de aceite de oliva, di unas vueltas y añadí el ajo bien picado junto con el perejil. Aparté.

Por otro lado pelé las papas, las corté a cuadritos pequeños y las puse un ratito en agua con sal, luego las escurrí y las freí en la freidora. Casqué los huevos y separé las claras de las yemas. Primero batí las claras en un bol con una pizca de sal, luego añadí las yemas y seguí batiendo. Seguidamente eché las patatas fritas y los champiñones, integrando todos los ingredientes. En una sartén puse un poco de aceite y cuando cogió un poco de calor eché la mezcla del bol. Cuando cuajó por un lado le di la vuelta con la ayuda de una tapadera, la dejé en el fuego hasta que se cocinó por completo.

Corté la tortilla en varios trozos, también unos panecillos que junté con la salsa Roquefort. Me encantó el gustillo que dejaron los champiñones en la tortilla y el toque que le aportó la salsa. Tiene un punto muy bueno, la he probado con la tortilla y con unos filetes de lomo asados. Está tan buena... También probé la Mermelada de Piquillos con los filetes, ligaron perfectamente.. La que estoy deseando probar es la Mermelada de Cereza de Conservas Juker, pero esta tengo bien claro que quiero hacerlo con una receta muy especial. Me gustaría invitaros a tod@s a la tortilla, pero como no puedo os invitaré mejor a que paséis por su página web para comprobar la cantidad de productos que tienen en el mercado.




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Conservas Juker a la que agradezco su colaboración.

martes, 8 de abril de 2014

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? Noooo, es Supercoco!!!!!!!!!


Los que tenemos cierta edad nos acordamos sin mucho esfuerzo de Barrio Sésamo, este programa de televisión nos marcó bastante, por lo menos a mí. La de cosas que me enseñó el dichoso programa, por ejemplo, creo que a él le debo saber dónde está la izquierda y dónde la derecha... Es curioso: tengo la sensación de que a veces hay frases que marcaron mi infancia y jamás podré sacarme de la cabeza, esta, sin duda, es una de ellas: "¿Es un pájaro? ¿Es un avión? Noooo, es Supercoco!!!!!!!!!

Algunos se estarán preguntando a qué viene todo este rollo emocional televisivo, pues resulta que con mi receta de hoy tendría que decir ¿Es un pan? ¿Es un bizcocho? No lo sé, pero está muy bueno!!!! Fuera bromas, oficialmente es un pan, originario de Australia, pero con algunos cambios, por ejemplo he utilizado para la elaboración leche de almendras.

En cuanto vi en la caja de Muestras Premium la Leche de Almendras de Vivesoy sabía que terminaría preparando este pan llamado damper que encontré hace algún tiempo en un recetario. A mí me ha parecido, por el sabor y la textura algo parecido a una mezcla entre bizcocho y pan. Me pregunto hasta qué punto habrá tenido algo que ver utilizar la leche de almendras en el resultado final.

La Caja de Muestras Premium viene este mes igual de variada y completa. Si te animas a realizar el pedido en su página web encontrarás que te traen a casa una caja con Pechuga de Pollo en escabeche de Casa Matachín, ideal para ensaladas, pasta y arroz. Una lata de Garbanzos con Espinacas de Litoral, elaborada 100% con ingredientes naturales. Una Bebida de Avena de Vive Soy de Pascual, que ayuda a cuidar la piel gracias a su aporte en Biotina.  Un par de latas de Sahndy Naranja de Cruzcampo, una bebida refrescante, con un sabor agradable. Una Acqua Lash Máscara de Pestañas water proof de Ego Professional, una máscara profesional para dotar de longitud y cuerpo a tus pestañas durante mucho tiempo. Un corazón Mega-burbujas de intensa fragancia para disfrutar de un baño placentero y estimulante. Y la Leche de Almendras Vivesoy de Pascual con la que me decidí a confeccionar la receta de hoy, con un exquisito y delicado sabor de la leche de almendras. Si quieres sorprenderte cada mes con nuevos productos en Muestras Premium encontrarás la manera de hacerlo, obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9.99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €. Para la receta vamos a necesitar:

  • 525 gramos de harina con levadura
  • Una cucharada de sal
  • 90 gramos de mantequilla derretida
  • 125 ml de leche de almendras
  • 160 ml de agua
Lo primero que hice fue precalentar el horno, a 180º. Después engrasé un recipiente para horno, de forma redonda, con un poco de aceite de oliva suave. En un bol tamicé la harina y la sal. Hice un hoyo en el centro y le añadí la mantequilla, la leche y el agua. Removí con una espátula hasta que se mezclaron todos los ingredientes. Luego puse la masa en la mesa, espolvoreada con un poco más de harina, amasé durante varios minutos e hice una pieza redonda. El siguiente paso consistió en hacer ocho cortes, con marcas de un centímetro aproximadamente, como se ve en la foto. Pincelé la masa con un poco de leche y espolvoreé con harina.



Estuvo en el horno 10 minutos a 200º y después 15 minutos más a 180º, pero aquí aconsejo ir mirando, la idea es que quede cocido por fuera y por dentro. Si alguien se anima a prepararlo ya me contará qué le parece. Reconozco que lo he utilizado como pan y que me comí con él un arroz con almejas que quedó de miedo. Pero no pude resistir comer un buen trozo con mermelada, que le aportó el dulzor que le faltaba para poder decir que se trataba de un bizcocho...




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Muestras Premium a la que agradezco su colaboración.


viernes, 4 de abril de 2014

Hojaldre con calabacín, setas, tomate y queso


He perdido la cuenta del número de recetas que he subido ya con tomates Roseta al blog, unas veces para refregarlos en el pan y disfrutar de su maravillosa pulpa, otras, como en esta ocasión, para cocinar con ellos. Los tomates Roseta están cultivados de manera natural, cerca del mar mediterráneo, son de excelente calidad, con un sabor muy rico. Llegan al mercado después de una cuidadosa selección, ideales para mantenerlos en casa aireados en lugares frescos y secos. A mí me encanta cogerlos y cortarlos por la mitad, juntar con ellos unas rebanadas de pan, después les pongo aceite de oliva virgen extra y unas veces me como el pan así tal cual, otras les pongo una loncha de jamón serrano, o de queso, o de fuet, o de jamón cocido... Son estupendos. Como estupenda es esta combinación de hojaldre y verduras con queso. Los ingredientes que usaremos son:
  • Una lámina de hojaldre
  • Unos tomates
  • Un paquete de queso rallado
  • Unas setas
  • Un calabacín pequeño
  • Un diente de ajo
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva


Lo primero que hice fue encender el horno a 180º para que fuera calentándose. Después piqué el diente de ajo en trozos muy pequeños. Limpié las setas, las corté a trozos y las salteé en una sartén con un poco de aceite de oliva, durante varios minutos, dándoles vueltas, y echándoles un poco de sal y casi en el último momento el ajo. A mí me gustan muy hechas, aunque no terminé de cocinarlas del todo porque luego los puse en el horno. Una vez cocinados las aparté, luego con la ayuda de una mandolina corté unas rodajas muy finas de calabacín. 

A continuación, con un molde de acero inoxidable corté unos círculos de hojaldre. Encima de cada uno de ellos puse unas rodajas de calabacín, una cucharada de setas, medio tomate y un poco de queso rallado. Los mantuve en el horno varios minutos, hasta que se doró el hojaldre.



De esta forma tan sencilla y rica se me ocurrió esta vez cocinar con los tomates Roseta, si os interesa alguna receta más os recuerdo que el lateral hay un buscado de receta, basta con poner por ejemplo la palabra Roseta para que os aparezcan todas las recetas que hay en el blog. O cualquier otra receta, basta con poner algún ingrediente: hojaldre, patata, queso, jamón, chorizo... En casa nos gusta mucho el hojaldre y esta presentaciones individuales entran por la vista de manera inmediata. Recomiendo preparar más de una para cada comensal...

También me gustaría recordaros que ando por Facebook, Twitter y Pinterest donde podréis encontrar recetas y muchas más cosas. Os deseo a tod@s un buen fin de semana, a ver si por fin aparece la primavera en todo su esplendor y disfrutamos de temperaturas agradables, que parece que ande escondida entre el frío y la lluvia.




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la marca Roseta a la que agradezco su colaboración.

domingo, 30 de marzo de 2014

Tortitas de calabacín y queso


En realidad la receta de hoy se debería llamar "Tortitas de calabacín y halohumi". La he sacado de un fantástico libro que me hizo llegar la Editorial Juventud llamado Yo quiero ser chef - Cocinas de otro mundo, que cuenta con más de 100 recetas sabrosas de 28 países diferentes, que van desde las más fáciles hasta las que son algo más laboriosas, para pequeños y grandes. El libro nos propone cocinar distintos platos de muchos lugares del mundo. El nuevo chef en ciernes descubrirá en este libro un nuevo mundo de sabores. Yo quiero ser chef te introduce en los secretos del sabor tradicional de la lasaña italiana, las especias exóticas del tajín marroquí y la técnica más sencilla de hacer sushi japonés. No necesitas preparar la maleta, puedes viajar por el mundo desde tu propia cocina. Más de 100 recetas sabrosas y fáciles de hacer para pequeños, jóvenes y mayores con ganas de cocinar, aunque sean principiantes. Para los que ya tienen experiencia, este libro les brinda ideas fáciles, sencillas y rápidas que les abrirán un nuevo mundo de posibilidades culinarias.
 
Personalmente el libro me ha encantado, tiene unas fotografías deliciosas, explica detalladamente cómo realizar cada plato así como las características de algunos ingredientes. Al principio vienen una serie de consejos muy útiles, para los que se inician en la cocina, el libro invita a cocinar a los más pequeños de la casa, por supuesto también a los mayores. No sabía qué receta elegir para hablaros del libro, porque me atraían muchas. Escogí esta porque la base de la receta me recordaba de alguna forma a las frituras de camarones, bacalao o gambas que he comido toda la vida en casa. Además me ha despertado la curiosidad por descubrir nuevos ingredientes que en otros lugares son muy comunes pero que en mi cocina no aparecen nunca. Por ejemplo, en esta receta griega el libro cuenta que estas tortitas se preparan con el queso tradicional de Chipre denominado haloumi. Desgraciadamente a mí no me ha dado tiempo de pasar por Chipre a comprar este tipo de queso, ya me hubiera gustado... así que la he preparado con una bolsa de queso rallado. Ya sé que seguramente no tendrán el mismo sabor, pero siempre digo que a veces las recetas que encontramos en los libros nos sirven para elaborarlas según nuestras circunstancias. Y las tenemos que adaptar a nuestras circunstancias, teniendo entonces claro que la receta que elaboramos no será la original. Siguiendo las indicaciones del libro vamos a necesitar:
 
  • 300 gramos de calabacín
  • 4 cebolletas, cortadas en rodajas muy finas
  • 200 gramos de queso haloumi, rallado grueso (yo usé una bolsa de queso rallado)
  • 40 gramo de harina
  • 2 huevos
  • 1 una cucharada de eneldo picado (yo usé cebollino)
  • 60 ml de aceite de oliva (yo usé bastante más)
  • Yogur griego y gajos de limón como guarnición (yo preferí acompañarlas con mayonesa)
  • No viene en la receta original, puse también unos pimientos fritos del padrón
  • Sal




Copio la receta del libro, añadiendo algunas variaciones:
 
Precalienta el horno a 120º C. Ralla grueso el calabacín y, con las manos, exprime todo el líquido posible. Después pon el calabacín en un cuenco grande con la cebolleta, el queso, la harina, los huevos y el eneldo (puse cebollino), y mezcla bien.
 
Calienta el aceite en una sartén grande de fondo grueso, a fuego medio alto. Deja caer cucharadas de la mezcla y fríelas en el aceite por tandas, durante dos minutos por cada lado, o hasta que se doren. Escurre sobre papel de cocina y transfiere a una bandeja de horno. Mantenlas calientes mientras haces el resto de tortitas.
 
Sirve inmediatamente con el yogur y los gajos de limón, según recomendación del libro. Como ya he dicho muchas veces, soy adicto a la mayonesa y preferí acompañarlas  con un poco de esta salsa, a la que piqué un poco de cebollino y puse una mezcla de especias. También, aprovechando que tenía la sartén con el aceite al fuego, freí los pimientos del padrón y les puse un poco de sal. Los utilicé para acompañar las tortitas.
 
Quedaron buenísimas, en cuanto encuentre el queso original las volveré a repetir, tengo curiosidad por saber cómo quedan de esta manera, así ya os adelanto que estaban muy ricas, merece la pena hacerlas. Aprovecho para desearos a tod@s un estupendo comienzo de semana.
 


 
para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la Editorial Juventud a la que agradezco su colaboración.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un paseo visual por todos los platos