martes, 7 de mayo de 2013

Alcachofas camufladas, vaya cosa rica


Siempre me ha costado un poco comer alcachofas, pero pongo mucho empeño por incluírlas en mi dieta. Las cocino rellenas, en tortilla, fritas en tiras finas como chips, en conserva, junto a otras verduras... me las voy comiendo a gusto, pero seguramente, si tengo que elegir, escogeré antes otro plato. Desde hace un tiempo esta historia a cambiado, por fin he encontrado una manera que me ha encantado, ahora disfruto pensando que tocan alcachofas , aunque sea camuflándolas... si además añado que me las he comido acompañadas con unos vasos de Sidra Mayador, la cosa cambia mucho. Mayador elabora una sidra espumosa elaborada a partir de la mezcla de manzanas Asturianas, dulces, amargas y ácidas previamente seleccionadas y fermentadas en tonel de castaño de gusto semi seco. Muchos años han pasado desde que 1939 la empresa inició su andadura, pero la filosofía de Bodegas Mayador sigue manteniéndose como el primer día: calidad, servicio al cliente, medioambiente, salud y seguridad. Sin olvidar la innovación,  que les permite seguir mejorando y ampliando los productos para los mercados actuales y futuros.


En primer lugar corté a  cada alcachofa el tronco y las hojas más duras, hasta llegar a las que son más tiernas. Con un cuchillo bien afilado le corté también la punta, la idea es dejar únicamente la parte blanda de la alcachofa. Después las puse a cocer en agua con sal, hasta que quedaron bien blandas, las fui pinchando con un tenedor hasta que comprobé que estaban tiernas. Luego las saqué del agua, las escurrí, corté cada alcachofa en cuatro partes y las salé con sal fina. Unas veces las he pasado por huevo y después por pan rallado, quedan muy ricas. Pero en esta ocasión decidí usar un producto muy conocido que hay en el mercado, es una harina a la que sólo hay que añadir agua para después obtener unos rebozados muy crujientes. Preparé una mezcla de seis partes de harina y cuatro de agua en un bol. Pasé por esta mezcla los trozos de alcachofa y después los freí en una sartén con aceite de oliva bien caliente, así quedaron camufladas en este envoltorio crujiente, toda una delicia, oiga... todo una delicia!!






Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Bodegas Mayador a la que agradezco su colaboración

33 comentarios:

  1. A mi las alcachofas es que me encantan de cualquier manera, me da pena que ya se acabe la temporada.
    Mándame un platito, no mejor un platazo de las que nos traes hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantan las alcachofas, asi que me prece que tienen que estar deliciosas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Javier estoy esperando que llegue mi marido para comer y no se me ocurre otra cosa que venir a visitarte a estas horas...Esta mal.... pantalla que no me deja meter la mano.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la alcachofa de todas formas, lastima que ya termina la temporada y este año mi padre ha tenido una cosecha bastante flojita

    ResponderEliminar
  5. Tu ves? Yo no tengo ese problema porque me las como todas, jajaja, me encantan las alcachofas, aunque así frititas deben estar de lo mejor, sinceramente, camufladas o no. Ese toque crujiente me gusta mucho.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Tu ves? Yo no tengo ese problema porque me las como todas, jajaja, me encantan las alcachofas, aunque así frititas deben estar de lo mejor, sinceramente, camufladas o no. Ese toque crujiente me gusta mucho.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Pues seguro que están riquisimas, a mi si me gusta mucho la alcachofa, y si dices que estas están fantásticas, pues habrá que probarlas :)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Javier!!! Pues con lo ricas que son y los beneficios que nos aportan tienes que comerlas aunque sean camufladas tal y como nos las has preparado, muchos bssss.

    ResponderEliminar
  9. Me encantan de todas formas, pero así tienen una pinta riquisima. bss

    ResponderEliminar
  10. Las alcachofas me gustan de todas las maneras. Te han quedado deliciosas. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  11. madre que rico, ayer comí alcachofas me encantan.
    bsss

    ResponderEliminar
  12. A mí me encantan las alcachofas de cualquier manera.
    No dudo de que con ese rebozado que les has preparado, estén para chuparse los dedos.
    Intentaré buscar ese tipo de harina y haré la prueba.
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  13. Javier, me encanta la forma de prepararlas, es original y además es que me encantan!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me gustan mucho las alcachofas y estas si que están para chuparse los dedos besos

    ResponderEliminar
  15. A mi me gustan cortadas en cuartos como tu explicas y alineadas con sal, aceite y vinagre ,¿Sabes que hay que hacer para que queden blancas? Te cuento un secreto, no se lo digas a nade: cuando las cocinas échale al agua 1 cucharada de harina y un chorro generoso de vinagre. Shhhhhhh...jejejeej!
    Saludos Javi

    ResponderEliminar
  16. Pues claro que te creo, estos buñuelos tienen que estar de vicio. Además que blanquitas te han quedado las alcachofas, me encantaría probarlas con esa sidra. La buscaré
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. ...me encantan las alcachofas y esta sencilla y rica sugerencia.
    Gracias Javier. Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  18. me encantan las alcachofas, que pena que ya se vaya la temporada...pero bueno, vendrán otras frutas! besos

    ResponderEliminar
  19. camuflaje totalll, mira que yo no soy una amiga intima de las alcachofas pero asi fijo que caerian unas cuantas :) un beso

    ResponderEliminar
  20. Que buena forma de comer alcachofas, no es que me vuelvan loca y así las podré tomar mejor javier.

    un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  21. Felicidades por la web, está muy bien y bien trabajada además tienes recetas muy interesantes.
    Sigue así me gusta mucho y te sigo.
    Saludos cordiales

    Visítame y si te interesa nos intercambiamos enlaces.

    ResponderEliminar
  22. Me encantan las alcachofas!!! Y camufladas tienen que estar de muerteeee
    Bss

    ResponderEliminar
  23. Pues tomo nota, porque a mí me encantan, pero a mi marido no tanto, así que esta versión "camuflada" me viene genial, ¡qué buenas!.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  24. uhmmmm como me gusta ese bocado!!! yo soy fan de la alcachofa, no necesita camuflaje para mi!! divina!

    ResponderEliminar
  25. Si señor es una autentica delicia,ese camuflado es muy rico,tiene pinta de estas riquisimas,y ademas las alcachofas tiene muchas cualidades.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Buenísimo, haciendolas asi incluos puedes probar ha dársela alguien que no tenga mucha amistad con las alcachofas, a mi personalmente me encantan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Oh!!! esto es un pecado..... de los buenos!!! ja ja<Bss

    ResponderEliminar
  28. Que bocado tan delicioso, es una manera estupenda de comer alcachofas. Besos!!

    ResponderEliminar
  29. Javier...que pasada...me encanta este tapeo que nos enseñas hoy...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Que ricas te quedaron amigo, esta receta me la quedo con tu permiso.Un besos

    ResponderEliminar
  31. Javier ,a mi me gustan mucho las alcachofas ,asi que con esta preparacion tuya tienen que estar de chuparse los dedos ,que ricura
    besinos

    ResponderEliminar
  32. Buf! Jo tampoc sóc de carxofes! A la brasa m'agraden molt. Però sempre és una tortura quan n'hi ha a casa... Ho provaré com has dit, aviam si així gaudeixo menjant-ne! XD

    Petonets ^^

    ResponderEliminar
  33. Estas tengo que probarlas, me llevo la receta Javier. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...