miércoles, 13 de enero de 2021

Parmentier de parmesano con calamares al Jerez y toques cítricos



Hoy traigo la segunda propuesta para este nuevo año 2021, una receta con la que estoy muy contento, porque es de esas que vas comiendo y pensando "Ohhh ¡Qué rico está esto!". Y lo mejor de todos es que es una receta sencilla y sin prácticamente complicaciones. Una vez más se trata de encontrar ingredientes que liguen bien y que en su conjunto nos den un resultado extraordinario. La tónica que procuro que sea la habitual en ¡¡Oído cocina!!

No sé si os pasa, pero después de tantos años cocinando y compartiendo recetas a veces siento que tengo muchas más ganas de cocinar que el primer día que comencé a publicar recetas en el blog allá por el 2009, y eso me hace mucha ilusión.

Como ilusión me hace tener la oportunidad de presentar hoy mi Parmentier de parmesano con calamares al Jerez y toques cítrico en un maravilloso plato de la gama Granite de la empresa Tableswing.

A veces tengo la sensacion de que esto del blog es como una especie de confesionario en el que uno va contando sus pequeños secretos, así que hoy os cuento uno, aunque realmente no recuerdo si ya he copartido ya esta confesión por estos lares. Se trata de que soy muy maniático, e incluso me atrevería a decir que sibarita, a la hora de elegir un plato, un cubierto o un vaso a la hora de comer. Si tengo pensado presentar una receta en un plato no puedo escoger uno diferente al que tenía pensado de antemano. O si tengo pensado comerme algo con un cubierto concreto creo que hasta me sienta mal si lo hago con otro. Y esto me viene desde hace muchos años, supongo que influenciado por cuando era niño que ya tenía mi jarra preferida para los desayunos y si me ponían otro se me torcía el morro. Ya veís, manías que tiene uno a la hora de comer. A veces en casa, por ejemplo, le digo a mi mujer "¿me pasas un tenedor, por favor?" y a lo mejor me da uno y solo por la cara que pongo me dice "espera, espera, que ya te doy otro". Lo mismo me puede pasar con un plato, que si en mi cabeza quiero uno hondo que no se le ocurra darme uno llano, porque ya la hemos liado... Sí que tiene paciencia conmigo Marga, sí. Lo digo antes de que lo penséis vosotros. Bueno, no os quiero aburrir con mis manías...

Por cierto ¿Os pasa algo parecido con esto de elegir el plato a la hora de la comida?



La cocina actual no sólo se come, también se mira y se piensa. Y mucho. La gastronomía de nuestros días, igual que la pintura o la fotografía, se ha convertido en un lenguaje más que busca provocar un efecto emocional en el receptor. El paladar se educa, como se educa el oído, y los creadores gastronómicos cohabitan con sus exigentes intérpretes, transformando las materias primas y el imaginario colectivo; transformando la cocina en arte.

Comer es un íntimo acto de Amor. Cuando alguien entra por tu puerta, se sienta en tu mesa y cocinas para él, le invitas a ver, oler y sentir como tu sientes. Todos las culturas del mundo coinciden en que el hecho de comer es, ante todo, una celebración, un acto social de primer orden y un canto a la existencia. Tal vez esto sea así porque pocos amores son tan sinceros como el Amor a la comida.

En Tableswing les gusta que cada una de sus piezas sea única; quieren que sus vajillas sean perfectamente imperfectas. A su parecer, el diseño bien hecho es aquel que incorpora, acomoda y abraza la irregularidad, que apuesta abiertamente por lo singular y lo único. Creen que donde existe la perfección no existe una historia que contar.

La vajilla que te presentan responde a una premisa que creen fundamental: Quieren trabajar con objetos adaptados a tus necesidades. Y una vez llegados a este punto piden más; quieren que cada una de sus piezas te llene, te sea agradable al tacto y reconforte tu corazón. Por esto trabajan con esmaltes mates, que dan calidez y hacen que el recipiente cobre profundidad, sobriedad y densidad, atrapando el color en la superficie de sus paredes. Y también trabajan con esmaltes brillantes, craqueados, de colores tranquilos… piezas creadas para no dejarte indiferente.

Porque saben que cada plato se prepara, se diseña y se monta para ser exhibido ante un público que no concede. Porque quieren que bailes con tus platos, que entren, que salgan, que cambien de pareja. Porque te gusta jugar y arriesgar, porque también amas lo mestizo, porque todos sabemos que en la mezcla radica la pureza… ¡te invitan a aventurarte!



Ahora paso a contaros los ingredientes que usé para hacer esta Parmentier de parmesano con calamares al Jerez y toques cítricos, son muchos, confío en no saltarme ninguno:

- 210 g de patata
-15 g de mantequilla
- 40 ml de leche
- Sal
- Pimienta
- Molinillo de especias (Sal marina, ajo, pimienta negra, guindilla, cilantro, jengibre, albahaca, aceite de lima)
- 18 g de queso parmesano rallado
- 2 dientes de ajo
- Aceite de oliva virgen extra
- Aceite de oliva virgen extra al aroma de limón
- Vino fino de Jerez
- Perlas de esturión
- Brotes de rúcula y canónigos
- Maicena
- Dos calamares pequeños limpios
- Un limón
- La piel de una naranja
- La piel de una mandarina
- Perejil
- Escamas de sal negra


Lo primero que hice fue poner una olla con agua en el fuego y dentro de la olla introduje las patatas. Las cocí durante unos 20 minutos aproximadamente, las pinché con un tenedor, comprobé que estaban en el punto exacto y las saqué. Las dejé atemperar y las pelé.

Una vez peladas las puse en un bol, junto con la mantequilla, la leche, una pizca de sal, otra de pimienta, un pelín de especias y el queso parmesano. Con la ayuda de un tenedor las chafé y removí todos los ingredientes, hasta conseguir que todos los ingredientes se integraran. Lo puse en el horno al mínimo, mientras que hacía el resto de la receta, para que fuera calentándose un poco.

Por otro lado quité la piel al diente de ajo y lo corté en trocitos muy pequeños. También piqué el perejil.

Luego puse en una sartén un chorreoncito de aceite de oliva virgen extra y unas gotas de aceite de oliva virgen extra con aroma de limón, cuando cogió temperatura añádí los calamares, di un par de vueltas e incorporé un chorreón de vino fino de Jerez. Dejé que se evaporara el alcohol y puse el ajo picado y el perejil. Di unas vueltas y aparté.

En la sartén puse un par de cucharadas de aceite de oliva. Luego añadí una cucharadita de maicena. Di unas vueltas y eché un chorreón de vino fino de Jerez. Por cierto, yo he usado vino fino, lo aclaro porque a veces veo recetas que dicen "vino de Jerez" y el vino de Jerez, como muchos de vosotros ya sabéis, tiene varias variedades, como el fino, el oloroso, el amontillado, el Pedro Ximénez, etc y cada uno de ellos aportara unos sabores, aromas matices muy diferentes a nuestro plato.

Seguidamente saqué un poco del puré de patatas. Cogí una porción y lo puse sobre el plato, le di la forma cuadrada con un molde metálico. Encima del parmentier de parmesano coloqué un calamar con el ajo y el perejil. Al lado de este una rodaja de limón y unas perlas de esturión. Rallé por encima un poco de la piel de naranja y otro poco de la piel de mandarina. También puse unas escamas de sal negra y un poco de especias del molinillo.

Alrededor puse unas hojas de rúcula y otras de canónigo. Sobre estas un poco de salsa de vino fino de Jerez.



Y hasta aquí la receta de hoy. No me digáis que no se os ha antojado, os prometo que estaba buenísimo, de las cosas más ricas que he comido en casa últimamente. Estoy deseando repetir esta elaboración.

¿Y el plato? No me digáis que no se os antojado también. Lo mío con Tableswing fue amor a primera vista, vi sus diseños en su página web y en su Instagram y me enamoraron para siempre. Este en concreto, de la gama Granite es una maravilla. Ya os iré enseñando otros modelos a lo largo de este año. Os dejo los enlaces, por si os animáis a echar un vistazo. Ya solo me queda animaros a que hagáis la receta en casa.












Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Tableswing a la que agradezco su colaboración.

21 comentarios:

  1. Sí que te veo algo maniático sí, aunque supongo que todos lo somos de una u otra forma. Estoy de acuerdo contigo en que la comida es un acto social, alrededor de una mesa han nacido grandes ideas, empresas, decisiones y a saber cuántas cosas más. Esa vajilla me ha gustado en cuanto la he visto, tu parmentier luce maravillosa en ella. Pero también por lo completa y bien elaborada que está. El conjunto no puede ser mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Javier,pienso que lo que para ti es normal.para otro no lo es.... emn el fondo cada uno de nosotros somos un mundo y mucha veces nos quedamos en nuestra isla y el istmo lo ponemos o lo quitamos
    Nuestra manera de cocinar es algo que nace de nosotros ,es una pequeña creación y por lo tanto una muestra de amor hacia los demás...... y nos gusta que nos lo devuelva de diferentes maneras y formas......
    Y a través de nuestra recetas nos mostramos a los demás y compartimos un poco o mucho de nosotros ......
    Y la presentación de tis recetas es un placer para los sentidos......la vajilla que has utilizado hoy es maravillosa.
    Y la receta me ha encantado ,deliciosa Javier y totalmente equilibrada
    Muchos besitos y feliz resto de semana¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Javier!! ¡Qué maravilla de parmentier! A mí me gusta bastante el parmentier, lo he probado con varios ingredientes y siempre quedan muy bien, con salmón queda muy rico también, es mi preferido. Y bueno, la presentación, como siempre, de lujo y más con ese bonito plato, la verdad es que es divino y queda genial con esas bellas presentaciones que haces siempre con tus recetas. He estado viendo la página y la verdad es que tienen unas vajillas muy bonitas.
    Pues sí que eres un pelín maniático, ja, ja, pero las manías cuesta quitarlas y todos más o menos tenemos alguna que otra. Yo soy un poco maniática con dos o tres tenedores que tenemos, y evito cogerlos y si mi marido me los pone por casualidad, me levanto y cojo otro, así que eso, que todos somos un poco maniáticos, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Cada uno tiene sus manías, por suerte para los que me rodean no soy tan sibarita con platos y cubiertos como tú, bueno a saber qué opinan ellos, mejor no preguntar y así no escucharé lo que no quiero oír.
    Es un plato precioso y con tus ricas y fotogénicas recetas todo luce más.
    Ha de estar riquísimo con esos sabores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Maniatico se que eres por lo que nos cuentas....pero sibarita si🤔 por tus presentaciones, las fotos cada cosa en el sitio adecuado...pero para tu tranquilidad te dire que todos tenemos algo que nos hace diferentes 😉el plato como siempre de lujo👍besinos

    ResponderEliminar
  6. Si se nota que eres sibarita, maniatico me imaginaba que un poco, pero que bueno porque nos regalas con unas presentaciones en tus platos de lujo! Me encanto la forma cuadrada del parmentier y todo se ve delicioso. A riesgo de sonar repetitiva por los comentarios de los demas, tambien a mi me ha encantado ese plato... Voy a tener que checar esas vajillas, curiosamente tengo algo de tiempo buscando una nueva porque mis platos ya están muy rayados por el uso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Javier, claro que tendrás mñas ilusión aún, has id dando forma a tu log y a tu cocina con los años haciendo de cada plato una obra tuya. Hoy nos vuelves a regalar una receta exquista, sencilla pero engrandecida paor su presentación y por el lujo de ingredientes.
    Mil besos y encantada de volver a disfrutar de tu cocina!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Javier !
    A mi me pasa lo mismo, aunque creo que va por temporadas, pero cada vez me apetece más cocinar y experimentar, a pesar de llevar por estos lares desde la prehistoria casi jajaja, es una suerte para nosotros sorprenderse y querer evolucionar y aprender día a día , no crees ?
    Respecto a las manías como me he reído porque no sabes la pelea que tenemos en casa con las cucharas. Mi marido me pegó esa costumbre y no soporto las que acaban en pico jajaja, tienen que ser bien redonditas , enfin...
    De tu parmentier decirte que me encanta y que como siempre tus platos alegran la vista , parecen cuadros.
    Un abrazo amigo y a cuidarse mucho.

    ResponderEliminar
  9. Javier no conocia esta receta , me ha gustado bastante Abrazos

    ResponderEliminar
  10. woaunh mas que maravilha ficou com um aspecto tao bom que deu agua na boca hummm bjs saude

    ResponderEliminar
  11. Pues si que somos maniáticos los bloggers, si si..., jejejeje...por aquí tenemos también alguna que otra manía, y además que como se me meta algo en la cabeza..., mal vamos!
    Pero bueno, mis confesiones las dejo para otro momento 😜
    Me encantan el plato que nos traes hoy Javier, me parece una super receta, y el plato donde lo has presentado es una maravilla!!
    Yo en casa tengo X platos reservados para el blog, que en esos, de diario, no dejo comer a nadie! jejeje...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la parmentier, es una delicia y a ti te ha quedado muy buena y con una presentación estupenda con este plato, la comida no solo entra por la boca si no por los ojos también. Lo delas manías me parece que todos tenemos alguna.
    Besoss
    https://cocinandoconmontse.com/

    ResponderEliminar
  13. Eres un artista Javier, al principio pensé que era una rebanada de pan de molde ja, ja leyendo la receta me encanta todo lo que le has puesto, besos

    ResponderEliminar
  14. Admiro la buena presentación de este plato, sólo con mirarlo ya apetece probarlo.
    No hay duda de que la comida entra primero por los ojos y tu plato tiene imán.
    Cariños y buen domingo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  15. Javier como siempre me sorprendes y siempre para bien , es que no se puede ser mas curioso en la cocina , ademas de recetas estupendas la presentacion de 10 sobre 10
    besinos

    ResponderEliminar
  16. Javier, te lo copio te lo copio, quñé cosa tan bonita. Una idea maravillosa aunque yo en casa no puedo usar el queso para todos pues no lo pueden ni oler (literal). Al de ellos a ver qué me invento.
    Precioso plato con ese colorido que nos da alegría que faltita nos hace.
    Muchos besos y cuidaos mucho,

    ResponderEliminar
  17. quina cosa tan, tan taaaaaaan bona!!!!! i la presentació exquisida també.

    PTNTS
    Glòria

    ResponderEliminar
  18. Hola Javier!!
    Te entiendo perfectamente en tus manías, porque me pasa lo mismo. Quizás algo menos exagerado que a ti jeje.
    Últimamente me voy comprando muchos platos, únicos, solo para las fotos. Es que si me comprara la media docena ya me puedo salir de casa porque no quepo jeje

    La receta de hoy me encanta!! Además que tus presentaciones son tan bonitas que más gusta aún.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Hola Javier, no me puede gustar más tu receta con la presentación tan elegante que has preparado. Y de manías... si si yo también tengo algunas.. jaja
    Feliz semana, un beso :)

    ResponderEliminar
  20. Aparte de lo riquísimo que tiene que estar este parmentier, tus presentaciones no tienen rival, son una auténtica obra de arte, que me deja siempre con la boca abierta.
    En cuanto a las manías, todos somos un poquito maniáticos, cada uno a nuestro estilo, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Javier esta receta tiene que estar buenísima y con tu presentación tan espectacular dan ganas de cojer el plato por la pantalla,me encanta.
    Bueno referente a las manías yo creo que todos tenemos algunas jeje,un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...