martes, 9 de noviembre de 2010

Espaguetis con salsa de queso y zanahorias


Este fin de semana he hecho más de mil kilómetros en avión para ver a la familia. El sábado comí las albóndigas en salsa y las albóndigas con tomate de mi madre, su ensaladilla, sus gambas cocidas, su pucherito, sus pimientos asados, probé de todo un poco, también la tortilla de patata de mis tíos y de regreso a casa el bacalao en sanfaina de mi suegra nos había dejado preparado. Cuando como así pienso "Jo! cuando aprenderé a cocinar como ellos". También he tenido tiempo para tapear, berenjenas rebozadas con salmorejo, huevas "alinás", cazón en adobo... animo a todo el que pueda que cuando tenga la oportunidad pase por Jerez y disfrute de los encantos de la ciudad así como de sus tapas.

Después del fin de semana, lleno de emociones, una vez de vuelta a casa, tocaba cocinar, así que preparé espaguetis con salsa de queso y zanahorias. Necesitamos unos espaguetis para dos, una cebolla grande, 6 zanahorias medianas, tres cucharadas soperas de aceite de oliva y tres de queso blanco en crema para untar, una pizca de sal y un cacito de caldo de pollo Knorr

En primer lugar cortamos la cebolla en juliana, pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas. Reservamos una de zanahoria cortada. Ponemos dos cucharadas de aceite de oliva a calentar en una sartén, cuando tenga la temperatura adecuada echamos la cebolla y las zanahorias. Cuando lleve unos minutos añadimos medio cacito de caldo de pollo Knorr. Freímos hasta que se dore un poco todo.

En otra sartén echamos una cucharada de aceite de oliva y un poco de sal, para saltear la zanahoria cortada a rodajas que habíamos reservado.

En un recipiente con agua y el otro medio cacito de caldo de pollo Knorr cocemos los espaguetis el tiempo que nos indique el fabricante.

En el vaso de la batidora añadimos las tres cucharadas de queso blanco en crema para untar, el sofrito de cebolla y zanahoria y un poco del agua que nos queda de cocer los espaguetis. Lo batimos todo hasta conseguir una salsa cremosa.

Por último ponemos en un plato los espaguetis escurridos, echamos un poco de salsa por encima y en el centro colocamos las rodajas de zanahorias. Podemos poner encima una hoja de peregil.

Un plato sencillo con mucho sabor que una vez que lo pruebas repites seguro en casa.




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Knorr a la que agradezco su colaboración.

10 comentarios:

  1. Me gustan mucho los spaguetti y estos con la verdurita y el sabor de la salsa de queso deben estar deliciosos. Tomo nota. Un abrazo y feliz día...

    ResponderEliminar
  2. Me encantan!!! Salsita de queso y zanahoria!!! Riquísimos!!! Me llevo la receta!!!!

    Un besazoooooooo!

    ResponderEliminar
  3. Una nueva variante para los espaguettis, me la apunto, para sorprender en casa.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la pasta, y con esta presentación tan chula, no me queda más remedio, que tomar nota de tu receta y ponerla en práctica...seguro que está genial
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la combinación que has hecho. Me copio la receta para probarla.
    Bessos

    ResponderEliminar
  6. Oye, Javier, ¿te mudas con tu familia a California y abres un restaurante con todas estas recetas que compartes? ¡No es justo que me tengas salivando todo el tiempo desde tan lejos! Soy "enfermo" a la pasta. La podría comer todos los días. Esta se ve fenómena de buena. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Estoy segura de que tus hijos dirán lo mismo de ti, no hay más que ver tus platos, si bien es cierto los abuelos y mamás tienen su encanto y es la paciencia que le ha dado los años

    ResponderEliminar
  8. Qué ricos!!!
    Me gusta mucho la pasta y así no la he puesto, me llevo tu receta para variar
    besitos y feliz jueves

    ResponderEliminar
  9. Me la llevo a la cocina, debe de estar riquísimo.
    Ya sabes que a los críos les encantan los spaguettis y así damos una varidad que seguro les gusta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Muy buena receta, Javier! Como la comida familiar no se come en ningún sitio, verdad? Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...