miércoles, 5 de marzo de 2014

Hamburguesas caseras de pollo con champiñones y queso Camembert


Si estás buscando una hamburguesa convencional será mejor que no sigas leyendo la receta. Pero si estás buscando una hamburguesa casera, con un rico sabor queso Camembert ya no te queda más remedio que seguir leyendo. Me da rabia la mala fama que tienen las hamburguesas, estas caseras, con carne de pollo, supongo que pocos inconvenientes puede ofrecer a nadie. A mi me gusta comer en restaurantes pijos, en lugares de comidas caseras, me chiflan los bares de tapas y también de vez en cuando me meto en el cuerpo un pedazo de hamburguesa. Cada cosa tiene su momento...

Además las hamburguesas las voy a acompañar con una rodaja de calabaza asada y uvas, porque ya todos sabemos eso de que uvas y queso saben a beso... Pero no queda aquí la cosa, les he añadido un producto gourmet: unas patatas Sarriegui elaboradas de modo artesanal, fruto de la experiencia y el saber hacer adquiridos en su pequeña tienda de la Parte Vieja donostiarra, de esta manera la cosa empieza ya a tomar un cariz de lujo... El principal objetivo de Patatas Sarriegui siempre ha sido conseguir un producto excelente, y para este fin las patatas fritas se elaboran exclusivamente a partir de materias primas de gran calidad. Las podemos encontrar en formato "Cintas de patata", como las de hoy, o "Patatas fritas", galardonadas con dos estrellas de oro en los prestigiosos Great Taste Awards (Reino Unido), símbolo de calidad en el mundo de la alimentación. A mi no me ha extrañado nada que tengan un premio semejante, porque están realmente muy buenas. Para hacer las hamburguesas (me han salido seis) vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Media calabaza pequeña
  • Dos pechugas de pollo (300 gramos)
  • Una cebolla (100 gramos)
  • Un diente de ajo grande
  • Queso Camenbert (70 gramos)
  • Una lata de champiñones (100 gramos)
  • Un manojo de perejil
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Un poco de pimienta
  • Especias (Una mezcla de Pimentón, sal, pimientos secos, cebolla, romero, ajo, perejil, pimienta negra, tomillo)




Comenzaremos con las hamburguesas, lo primero será poner en la picadora la cebolla pelada junto con el perejil y el diente de ajo limpio. Una vez picados lo reservaremos en un bol. Luego pondremos en la picadora los champiñones (escurridos) junto con el queso, dejando los trozos de champiñones un poco más grandes que los de cebolla. Por último picaremos las pechugas de pollo, dejando también los trozos un poco más grandes, no la picaremos en exceso. Integraremos en el bol todos los ingredientes picados: el perejil, la cebolla, el ajo, los champiñones, el queso y el pollo.

A continuación cogeremos unas porciones de esta mezcla, de unos 85 gramos aproximadamente y las pondremos dentro de un molde metálico, para darle las formas de hamburguesas, dejándolas bien planas y uniformes. Hay moldes en el mercado que tienen una base plana que ayuda a realizar esta acción. Así que introduciremos los 85 gramos dentro del molde redondo metálico y haremos las hamburguesas. Las puse sobre un papel film y las metí en el frigorífico durante tres horas.

Pasado este tiempo limpié muy bien la calabaza, cortando unas rodajas sin pipas, no muy gruesas, y poniéndolas en una plancha, a fuego lento, con un poco de sal y una pizca de especias especias. Dando de vez en cuando la vuelta, hasta que se asaron las rodajas por ambos lados. Luego le tocó el turno a las hamburguesas, las asé con un poco de aceite de oliva en la plancha, dando la vuelta hasta que quedaron doradas.

A la hora de servir coloqué una rodaja de calabaza asada, encima una hamburguesa, encima media uva y alrededor, terminando de vestir el plato unas Cintas de Patata Sarriegui. También les hubiera ido muy bien las "Patatas Fritas" de la misma marca, cortadas en láminas. Las tienen en el mercado con sal y sin sal, ambas sin gluten. A ver ahora quién es capaz de poner alguna pega a estas hamburguesas, a quién no le guste el queso Camembert que lo cambie por otro tipo, o que no le ponga, el caso es que adapte la receta a su gusto, como digo siempre, lo que interesa es la idea y disfrutar cocinando, sobra decir que también es importante disfrutar comiendo...






Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Sarriegui a la que agradezco su colaboración.

28 comentarios:

  1. Qué rico!! se ven deliciosas
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No seré yo quien ponga pegas a estas hamburguesas, aunque si las ve mi hijo te dirá que las mejores son las de cierta marca, jajaja qué sabrá él!
    Casi siempre las hago de ternera, pero estas han de estar de chuparse los dedos uno a uno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Jijiji pues yo estoy contigo y en casa cenamos hamburguesas caseras muchas veces, la comida rápida casera puede ser deliciosa. Me apunto tu receta! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  4. Qué bien te lo montas jodío, con su quesico y tó. Me uno a tí reivindico la hamburguesa como comida NO BASURA, no podemos meter a todas en el mismo saco. Un abrazo campeón.

    ResponderEliminar
  5. Qué ricas! Yo me tengo que poner a hacer hamburguesas caseras ya mismo. Y sin van así de bien acompañadas como las tuyas seguro que están mucho más buenas que las que compro, jeje. Besos!

    ResponderEliminar
  6. Riquísima de pollo también! La verdad es que yo también soy fan de las hamburguesas y me encanta probar nuevas mezclas y sabores, y si son caseras no tienen nada de malo!!!

    Un besazooooooo

    ResponderEliminar
  7. Bueno Javier.. pero es que estas hamburguesas son de lujazo!! Vamos.... menudo plato que nos has preparado y encima es que no falta detalle.

    Y te doy la razón en que cuando oímos “hamburguesa” pensamos en comida basura, y no tiene porqué ser así, la verdad.... y pa prueba, un botón.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi la de pollo me gusta mucho, todas me las hago yo misma...
    Hay algún día que toca hamburguesa, no le veo el problema por ningún lado. Además si vas de compras y te apetece comer fuera de casa no haces el ridículo sentada tu sola en una mesa, jeje... En los burguers estas cosas pasan desapercibidas...
    Muy rica la que has hecho eh?. Una combinación donde fruta, hortaliza y carne combinan perfectamente bien. Los complementos un lujo oye.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. Quien habla mal de las hamburguesas es porque no es capaz de elaborarlas él mismo ya que podemos hacerlas a nuestro gusto y bien sanas .
    Para muestra un botón, cada vez que las critiquen , los remitiré a tu blog para que se enteren de lo que vale un peine y aprendan de tu buen hacer.
    Me encantó esta entrada Javier.
    Besinos, buena tarde.

    ResponderEliminar
  10. A la hamburguesa hay que darle la importancia que tiene ¡que es mucha!, es muy socorrida, a mí al menos me ha sacado de mas de un apuro cuando amiguitos de mis hijos han venido a casa y no querían "el filete"...picadora 1,2,3 y hamburguesa, y comparadas a las de las tiendas, las hechas en casa son fantásticas. ¡Me han gustado las tuyas de pollo Javier!..¡SOBRESALIENTE!
    Un besito
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  11. Riquísimas. Yo las hago mucho de pollo, has probado a prepararlas con la parte de los muslos, a mi me gustan más, además me gusta el toque de camembert es un queso que lo pondría con todo lo que como. Bss.

    ResponderEliminar
  12. Me he empapado de la entrada al completo, porque prefiero las recetas de hamburguesas innovadoras. Y esta me lo parece, prefiero esta a las típicas. Una ola por la receta.
    Besinos

    ResponderEliminar
  13. Hola guapo tu

    En casa gustan muchos, esto si SIEMPRE CASERAS, no me gusta comprarlas "fabricadas" siempre pienso que las hacen de " rampoines" o sea de lo que no sirve para nada más,...

    Las tuyas tienen un 10x10

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  14. que ricas y me encanta la presentación...besos

    ResponderEliminar
  15. Esta si que es una hamburguesa rica-rica.
    Casera, con queso, vamos que no le falta de nada.

    ResponderEliminar
  16. bem frango e queijo para mim esta perfeito adoro os dois humm ficou um maximo bravo bjs bs

    ResponderEliminar
  17. Se ve absolutamente deliciosas una exquisitez como siempre,abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Es una gozada, pasar por tu cocina, eres un mago, te han quedado , originales muy bonito el plato y sobretodo muy ricas, besos

    ResponderEliminar
  19. Así da gusto comer hamburguesas, ya me estaba viendo yo sentadita a tu mesa y degustando una, que con esa calabaza debajo tiene que estar de vicio. Besos!!!

    ResponderEliminar
  20. que combinacion de sabores tan estupenda!. Una hamburguesa completisima y el toque de queso de vicio!

    ResponderEliminar
  21. Javier esto si que son amburguesas como dios manda ,ricas y sanas y es que todo te sale buenisimo .
    Hoy publique tus trufas de jamon y queso ( bueno yo las hice con cecina ) nos encantaron
    besinos

    ResponderEliminar
  22. Maravillosas!!! y lo de poner calabaza debajo me ha encantado. Buenisima idea. Besotes

    ResponderEliminar
  23. Llevas toda la razón Javier, para todo hay un momento y una hamburguesa casera es mucho más sana que un secreto de cerdo, que también me lo como eh? acompañada de la calabaza no la he probado nunca pero con la pinta que te han quedado desde luego que lo haré. Besos

    ResponderEliminar
  24. Qué presentación más bonita para estas hamburguesas tan originales, debe estar de vicio...
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. ...cuanto me gustan estas hamburguesas!
    Gracias Javier por estas exquisitas recetas, de fácil elaboración, que nos muestras.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  26. que presencia!! yo hoy ceno hamburguesa de pollo, pero de la polleria!! estas tienes que saber al cieloo!! que ricas! besos

    ResponderEliminar
  27. Así si como yo hamburguesas, jejeje.
    ¡Menuda pinta!

    Un besico :)

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...