miércoles, 24 de septiembre de 2014

Filete de gallo con cebolla caramelizada acompañado de zanahoria y pimiento a la plancha

 
 
Pues sí, se acabó el verano, ahora ya toca hablar de él con nostalgia. Las vacaciones hace ya cosa de un siglo que pasaron, pero siempre dejan un buen recuerdo. Este año, después de pasar por Ámsterdam y Bruselas, nos fuimos, como solemos hacer habitualmente, a Jerez de la Frontera. Una vez allí solemos movernos por toda la provincia de Cádiz y alrededores.
 
Una cita ineludible la tenemos siempre en Sanlúcar de Barrameda, un lugar precioso que a mí personalmente me tiene enamorado. Mi mujer es la más feliz del mundo yendo a comer tortillitas de camarones a Sanlúcar de Barrameda, así que siempre vamos a comerlas con una buena copa de manzanilla, el vino típico de la tierra.
 
Además este año teníamos un aliciente más, Barbadillo nos había invitado gentilmente a visitar su Museo de la Manzanilla y su centenaria bodega, así que lógicamente no podíamos desaprovechar esta fantástica oportunidad.
 
 
 
La visita al Museo de la Manzanilla te permite descubrir una historia que comenzó en 1821 cuando la familia Barbadillo embotelló su manzanilla por primera vez y todos los secretos que han guardado sus botas desde entonces. De esta manera uno puede descubrir por qué la manzanilla y los vinos del Marco de Jerez son una forma de vida, un mundo, una cultura. Esencia pura de esta tierra y sus raíces.
 
Barbadillo es sur y es mar. Es Cádiz y es viento de levante. El origen de todo. El alma de la empresa. Es Sanlúcar y es tradición. Es bodega centenaria y es futuro. Barbadillo no ha dejado de evolucionar buscando siempre vinos que sorprendan y dejen huella.
 
 
    
 
Vinos únicos nacidos de la perfecta mezcla entre el alma de una tierra increíble, la albariza, y el corazón de nuestros enólogos. Expertos profesionales que ponen la sabiduría de una vida al servicio de la creación y la innovación.
 
Manzanillas, jereces, brandies, vinos de la Tierra de Cádiz... Son muchas y muy valiosas las joyas que Barbadillo guarda en sus bodegas. 

Con 500 hectáreas de viñedo propio, 16 bodegas de crianza en Sanlúcar de Barrameda y una planta de vinificación de uvas blancas y tintas, Bodegas Barbadillo es una de las mayores bodegas del Marco de Jerez.
 
La bodega impresiona, os dejo algunas fotos para que os hagáis una idea, si la conocéis coincidiréis conmigo en que es preciosa y si no es así, y tenéis la oportunidad, no lo dudéis ni un solo minuto, su visita es altamente recomendable, imprescindible si pasas por Sanlúcar.
 
Nos trataron fantásticamente y además de disfrutar del encanto de la propia bodega al final tienes la oportunidad de probar sus vinos. Impresiona la nave denominada "La Catedral" con sus legendarias botas, aunque cada rincón tiene su propio encanto.
 
Sanlúcar de Barrameda es ideal para hacer turismo sin prisas, tiene muchos atractivos, sus playas, sus bodegas, la amabilidad de sus gentes... a mí personalmente (a parte de las tortillitas de camarones) me fascinan las carreras de caballos que se desarrollan cada año en la playa ¡Es algo fascinante!
 
 
 

Para acompañar la receta de hoy he escogido un vino de las muestras que me llegaron a casa, Castillo de San Diego, un icono para la bodega y un referente a nivel nacional. Floral, afrutado, armonioso, ligero. Como curiosidad, según consta en sus libros de contabilidad, la denominación “Vino Blanco del Castillo" data de 1883, sin embargo hasta 1975 no empezaron a embotellarlo por añadas, convirtiéndolo en el primer vino blanco producido en Andalucía. Hoy día es el vino blanco de referencia en España. No olvidemos que siempre que bebamos vino debemos hacerlo con moderación.
 
Normalmente, en casa de mis padres, cuando mi madre fríe pescado, tiene por costumbre acompañarlo con pimientos fritos, es un recuerdo de estos que tienes en la cabeza desde la niñez, y de aquí me ha venido la idea de este plato. La idea de poner cebolla caramelizada es porque siempre me ha costado un poco comer pescado, y de esta manera acompañándolo con algo que me gusta mucho me resulta mucho más fácil. Para cuatro personas, necesitaremos los siguientes ingredientes:
 
- Dos zanahorias grandes
- Dos pimientos verdes italianos
- Cuatro filetes de gallo
- Tres cebollas grandes
- Aceite de oliva
- Sal
- Una cucharada grande de azúcar
- Harina
- Perejil picado         
 
Lo primero que hice fue pelar y cortar las cebolla en trozos pequeños, luego la puse a freír en una sartén con aceite de oliva, a fuego muy suave, dando vueltas de vez en cuando con una espátula de madera. Cuando la cebolla estaba bien pochada añadí una pizca de sal y la cuchara de azúcar. Seguí dando vueltas y la mantuve más tiempo al fuego, estuvo prácticamente 40 minutos. Un momento antes de apartarla le subí al fuego al máximo, durante dos minutos aproximadamente, sin parar de dar vueltas.
 
Por otro lado pelé las zanahorias y las corté a tiras, también los pimientos. Para terminar asándolos en una plancha con unas gotas de aceite de oliva y sal. Les di varias vueltas hasta que se doraron por ambas caras.
 
Los filetes de gallo ya estaban limpios, por lo que sólo tuve que salarlos, pasarlos por harina y freírlos en una sartén a temperatura media/alta.
 
A la hora de servir puse una cama de cebolla, encima el filete de gallo envuelto con una tira de pimiento frito. Acompañé con unas tiras de zanahorias asadas y esparcí un poco de perejil picado. Como he dicho anteriormente, acompañé el plato con una copa de vino Castillo de San Diego de Barbadillo. 
 

 
 
 
 



  












 



 



 
 
 
 
 



 









Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Barbadillo a la que agradezco su colaboración.


34 comentarios:

  1. Impresionante Javier!! De unos simples files de gallo has hecho todo un platazo... Te cojo la idea pero YA!!!.. y quien sabe.. lo mismo es la cena de esta noche... porque tengo todos los ingredientes.
    Eso si, la lástima es no poder acompañarlo con esa maravilla de vino.... ‘(
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Buenos vinos, e interesante poder visitar las bodegas y el museo.
    Mira que intentar esconder el pescado, jejeje, bueno, pero la receta es muy rica, la cebolla da mucha melosidad a cualquier plato y la presentación como siempre: Matrícula de Honor!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. la presentacion es elegantisima, y debe estar delicioso
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente vuelta a la rutina y despedida de verano , que por lo que veo, te ha cundido ehhhh ......Me alegro que lo disfrutaras !!!
    Menudas fotos que nos regalas hoy aparte de la receta que es una delicia. Yo hago como tu mami, cuando frio pescado (hoy mismo) , me gusta acompañarlo de pimientinos fritos.
    La visita a la bodega para conservar en la retina verdad ?....
    Abrazos , buena tarde ;)

    ResponderEliminar
  5. Lo que puede cambiar un plato sencillo, con darle un toque de clase en la presentación. De lujo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  6. Javier que artista eres con una cámara en la mano y en la cocina con esa presentación aunque no tenga hambre se habré el apetito.

    ResponderEliminar
  7. Como siempre has logrado que un plato simple se transforme en algo muy bonito a la vista y rico al paladar.
    Saludos Javier

    ResponderEliminar
  8. Preciosa presentación y preciosas fotos de las bodegas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Tienes un blog estupendo y esta receta no tiene nada que envidiar a las otras. La presentación es perfecta y la fotografía muy sugerente.
    A mí también me encanta Andalucía, pues toda mi familia es de allí.
    Me quedo siguiéndote y te invito a visitar mi blog de repostería y cocina: http://www.dulceriasconsorpresa.com/

    Un abrazo

    Adrián

    ResponderEliminar
  10. Me han encantado las fotos que has puesto de la bodega, del museo y de todo lo demás. En SanLucar de Barrameda, solo he estado una vez, pero el recuerdo que tengo es muy bueno. Era un sitio muy bonito, comimos estupendamente y fuimos por la noche a unas bodegas a cenar, porque nos invitaron y todo fue perfecto. Seguro que disfrutasteis muchísimo por allí.
    Tu receta se ve muy rica y sencilla, pero la has puesto en el plato con un estilo que entra por los ojos, y dan ganas de comérsela en ese instante.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué bueno el plato Javier. La verdad que tiene que estar delicioso. Por cierto, el resto de fotos increíbles. Sanlúcar es bonita pero tú tienes un arte para reflejarlo en las fotos :) Besitos.

    Ana - La que se avecina en mi cocina

    ResponderEliminar
  12. que presentación tan bonita, con estos colores! realmente se ve bien rico el plato! aunque los vinos....quizas me gustan más jeje soy una aficionada y cada vez conozco de más tipos. tengo que aprender maridaje! besos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho la receta que nos expones hoy. Sencilla elaboración con exquisito resultado.
    Me ha gustado mucho la serie que nos has ofrecido en torno a Sanlúcar de Barrameda.
    Gratos recuerdos de la visite que realicé a la Ciudad y estas emblemáticas bodegas.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  14. Jope! Cada vez que paso por tu cocina salgo babeando y hoy me voy también con la boca abierta .. Una receta de restaurante y unas fotografías de revista , hoy lo has bordado amigo ... Felicidades!z,!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Está claro que el sur "enamora"....y las tortitas de camarón también...comparto el gusto con tu mujer....que ricaaaas....ahora el gallo, es un pescado que me chifla, y me has dejado babeando....y es grave porque ¡acabo de desayunar!...no debería tener hambre, jeje.
    Besos Javier y feliz jueves...
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  16. La receta me ha encantado, justo es lo que puedo comer, proteina con verduritas, y pescado, con lo que me gusta. Pero las fotos.... son de lujo, vaya reportaje más bonito y que suerte poder disfrutar en vivo de todo eso. Felicidades por la entrada, me ha gustado mucho. Besos!!!

    ResponderEliminar
  17. Javier, que entrada mas trabajada y preciosa, con todas las fotografias que acompañas.
    Has hecho de estos filetes un majar delicioso con todo su acompañamiento.

    ResponderEliminar
  18. Que bien has "vestido" a este gallo de mar,je,je.

    ResponderEliminar
  19. Si más me gusta tu plato, con el contenido y el continente, me parece precioso y muy sano, lo de Sanlúcar a mi me puede, me coje cerquita y se de lo que hablas, es una maravilla. La entrada completísima y las fotos preciosas, me quedo con los caballos en la playa y tu precioso plato. Besos

    ResponderEliminar
  20. ¡Vaya vacaciones más estupendas que habéis tenido!
    Aún no conozco las bodegas de Barbadillo, para otra vez que vayamos por esa zona, habrá que visitarlas si es que algún día están abiertas al público, de todas formas, para comprar algo si que me atenderán.
    A mí me encanta el pescado, cuando voy al Sur, no pruebo la carne y sólo como pescado por lo fresco que está.
    Pese a que no es la hora de comer, como aún no he desayunado, no me importaría probarte ese rico plato que acabas de preparar, entra por los ojos, la presentación es estupenda y el sabor...
    Cariños y buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  21. Un post precioso seguro que habeis disfrutado mucho en las vacaciones a mi tambien me encanta Jerz de la Frontera estuvimos alli hace cinco años y me quede con ganas de ir a visitar una bodega asi como el museo pero como habia tanto que ver al final no fue posible.
    Las fotos preciosisimaaaaaaaas .
    El gallo divisimoooooooo sin duda con esa materia prima e ingredientes tenia que estar de muerte relenta.
    Bicos mil y feliz finde wapo.

    ResponderEliminar
  22. Javier , estupendo plato y si lo acompañamos de una manzanilla , apaga y vamos que ya tenemos bastante
    besinos

    ResponderEliminar
  23. Delicioso pescado, me encanta el gallo y con un rico vinito, delicioso!! las fotos preciosas. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  24. Un rico plato y una presentación preciosa, besos

    ResponderEliminar
  25. Buenos días Javier. Un plato de pescado que es todo un lujo según lo has preparado. Tiene que estar para chuparse dejar el plato como nuevo, con esa cebolla caramelizada y la zanahoria, poniendo como broche el tomarlo con ese buen vino de Barbadillo, me alegro un montón de la visita a las bodegas, el 12 de octubre visito yo jerez y si tengo tiempo me pasare por Sanlucar de Barrameda.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  26. Si digo que me he quedado impresionada con esta receta y con tu blog en general que acabo de descubrir, ¡me quedo más que corta!

    Javier con tu permiso me quedo por aquí para no perderme nada y aprender de todo lo que publiques

    ¡Besos mil!

    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  27. Tiene que estar de muerte! Con todas esas verduritas... Mmm...
    Un post fantástico! Felicidades por las fotos!

    ResponderEliminar
  28. Delicioso plato y preciosa presentación!! si ademas lo acompañamos de un buen vino... ni te cuento.
    Gracias por pasarte por mi blog, un placer conocer el tuyo!! Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  29. que maravilla este plato de gallo JAvi! como siempre una presentacion de 10, super apetecible y bien saludable! un besote

    ResponderEliminar
  30. Amigo esta vez te as lucido,con el gallo sin plumas y las bodegas Barbadillo,fenomenal,esta bodegas son muy bonitas y la manzanilla entra que da gusto,ya que as estado por aqui me huviera gustado conoserte,otra vez seras,
    Abrazos y que pases la semana lo mejor que puedas

    ResponderEliminar
  31. Pues si que es pequeño el mundo amigo mio, pues te diré que todos los años paso unos días en Sanlucar, me encanta comer y pasear por allí, cuando vuelvas te voy a recomendar el sitio donde se come mejor allí, no solo las tortillitas de camarones sino la más deliciosa cocina de esta tierra.Y no es en la zon turística sino en el barrio alto. Además te diré que por mi trabajo hemos celebrado varios congresos del mundo tabernario y conozco personalmente a Antonio Barbadillo con el que he comido en varias ocasiones. Supongo que ya lo habrás probado pero si no te recomiendo que pruebes el "Maestrante", para mi gusto es mucho mejor que el Castillo de San diego. Jolín, por poco si coincidimos allí Javier.

    Un besote enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  32. Un plato "de madres" de toda la vida con un método y una presentación de alta cocina. Y con el maridaje ya preparado. Un besote.

    ResponderEliminar
  33. Javier como me alegra que hayas pasado por mi tierra este verano, y por lo que veo has disfrutado un montón, y es que Cádiz y su alrededores dan mucho juego y mucha calidad de productos autóctonos. Ahora este plato de pescado que nos presenta te ha quedado de lujo, vamos que ni el mejor chef en su presentación. Ahhhh y es normal que a tu mujer le encanten las tortillitas de camarones, son una ricura. Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Chiqui la receta es muy buena, en mi casa también se acompaña el pescado con pimientos pero tu siempre emplatas todo tan bonito que da gusto venir por aquí.
    Hoy a parte de la receto me llevo algo muy importante, las ganas de ir a Sanlúcar, menudo reportaje que has hecho, los vinos son una maravilla yo he probado bastantes pero ahora buscare un hueco para ir a visitar estas bodegas y este bonito pueblo. Unas fotos de premio mi niño.........muchos besotes

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...