miércoles, 25 de febrero de 2015

Mini pimientos rellenos de bechamel con bacalao


Hoy os propongo que le deis unas cuantas vueltas a la cabeza y os metáis en situación, hay que echarle un poco de imaginación al asunto, tenéis que elegir entre dos opciones:

Llega la hora del aperitivo, pedís un vermut y os lo ponen por delante con unas patatas fritas, que en muchos sitios es lo habitual.

La otra opción, la que hoy propongo hoy, es la siguiente: llega la hora del aperitivo, pedís un vermut y os lo ponen por delante con una tapa de pimiento dulce tricolor lleno de bechamel con bacalao. A mí que me traigan las patatas fritas, que me gustan mucho, pero no me lo pienso ni un minuto y escojo también, junto al vermut, unos pimientitos rellenos...



Y si vamos a tomar un vermut que menos que hacerlo con una marca de confianza como Vermut Miró. El "Vemut de Reus" goza de un reconocido prestigio en toda Europa y es en Reus donde muchas familias empezaron a elaborarlo de forma tradicional o casera. Con el paso del tiempo, gracias al peso comercial de los Puertos Mercantiles de la zona que trataban productos como los Aguardientes, se llegan a consolidad como principales productores de vermut, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

El vermut ha permitido a la ciudad de Reus seguir siendo un referente en el mercado de los alcoholes, juntamente con París y Londres. Esta bebida ha tenido un papel clave en el desarrollo económico de la Capita del Baix Camp, ya que sobrepasó con creces los límites naturales de la ciudad, consolidando unos capitales aplicables más tarde al proceso de industrialización.


El Miró rojo sigue siendo el auténtico vermut de Reus. Su color rojo rubí con matices de color teja, sus inconfundibles aromas y sabor a base de hierbas aperitivas, estimula y refresca. Elaborado con la perfecta combinación de hierbas aromáticas totalmente naturales, con una maceración marcada y elegante, ligeramente balsámico. Sutilmente dulce con un ligero toque amargo, muy sedoso, de paso fácil, ligero y grato recuerdo final, siempre siguiendo la receta familiar mejor guardada a lo largo de los años, que le hace inimitable por su exquisito sabor único.



Para hacer estos pimientos rellenos vamos a necesitar los siguiente ingredientes:

- 250 gramos de pimientos mini dulce
- 100 gramos de bacalao desalado desmigado
- Una cebolla mediana
- 30 gramos de harina
- 0,5 litros de leche
- Una pizca de sal
- Una pizca de nuez moscada
- Dos cucharadas de aceite de oliva
- Un poco de perejil




La víspera de la receta puse las migas de bacalao en un cacharro con agua, dentro de la nevera, para desalarlo. Le cambié el agua a la mañana siguiente.

Comencé pelando la cebolla y cortándola en trocitos muy pequeños.

Puse en la sartén las dos cucharadas de aceite de oliva, cuando cogió temperatura añadí la cebolla, fui dando vueltas y cuando comenzó a coger color añadí el bacalao bien escurrido, rehogué un poco, durante un para de minutos aproximadamente.

Luego eché la harina, la dejé cocinar un tiempo y terminé echando la leche poco a poco, dando vueltas. También eché dentro de la sartén una pizca de sal y un pelín de nuez moscada.

Cuando la bechamel con bacalao estuvo hecha la puse en un bol y la dejé atemperar.

Por otro lado enjuagué los pimientos, le corté a cada pimiento su pedúnculo y los puse en el estuche de vapor en el microondas, durante cinco minutos, a máxima potencia. Miré y vi que les faltaba un poco, así que les di tres golpes más de un minuto cada uno. Cuando vi que los pimientos estaban cocinados en su punto los dejé enfriar. Luego rellené con la bechamel de bacalao. Les puse también un poco de perejil picado.

Me sobró un poco de bechamel con bacalao, que usé para rellenar unas empanadillas que también quedaron muy buenas.



No me digáis que no es buena opción, yo ya me imagino en una terracita, al lado de la playa, a media mañana, tomando el vermut y con unos pimientitos de estos... en casa nos gusta mucho el Vermut Miró, lo solemos tomar tal cual, aunque también mi mujer suele preparar unos cócteles que quitan el hipo. Siempre recuerdo que cuando bebamos alcohol debemos hacerlos con prudencia y responsabilidad, es sin duda la mejor manera de hacerlo.






Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la marca Vermut Miró a la que agradezco su colaboración.
 
 

35 comentarios:

  1. Yo me voy directa a los pimientos seguro.
    Feliz Miércoles Javier...besitos
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  2. que rico! este es uno de estos bocados sanos que no dejarias de comer! besos

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que no soy mucho de vermut ( y no porque no me guste, que sí) pero es que no puedo tomar bebidas alcohólicas, pero viendo lo bien que has hecho el spot publicitario, lo rico de la tapa que lo acompaña y las fotos tan maravillosas, pues sí, me has convencido!!!!, me paso al vermut desde hoy aunque no me siente bien, que un anuncio bien hecho vale por dos, jolines!!!.

    Un besote enorme Javier.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  4. Hoy me has dejado con el antojo, doble antojo, un buen vermut acompañado de esos pimientos que se ve que estan "pa chuparse los dedos" :-)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Son una monada, con ese tamaño mini, qué ricos!!El relleno estupendo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  6. Estos mini pimientos rellenos quedan muy bien y esta es una buena combinación.Reus es la ciudad del buen vermut.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Gran receta, esos pimientos se ven con buena pinta.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan mucho los pimientos, aunque este tipo solo lo he comido una vez. Pero el relleno no lo has podido elegir mejor.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Menuda pinta tienen mas buena esos pimientos. Habrá que probarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Javi, pero que bien te montas el aperitivo ;) los pequeño placeres de la vida siempre que se pueda hay que disfrutarlos. A mi las patatas fritas me encantan pero te las cambio por unos maravillosos pimientos rellenos como estos de inmediato. Tienen una pintazaaa!!
    Un abrazo y que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
  11. Pues a mi como me gusta el vermut me lo tomaría con estos pimientos, qué ricos!!!
    besos,

    ResponderEliminar
  12. Estos mini pimientos no los he visto yo por aquí, pero como los vea te copio la receta, me encanta.
    También me gusta el vermut, pero mejor con un poquito de ginebra.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Esta marca de vermut es muy buena, así que yo me elijo para acompañarlo una buena ración de mini pimientos y las patatas y luego ya paso al postre directamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo como tu también me tiro a los pimientos, porque una delicia así no se come todos los días, receta de diez.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  15. Y dónde dices que nos esperas para tomar el vermut???? Yo me voy a por tus pimientos sin pensarlo dos veces, que patatas fritas y de bolsa siempre hay, pero éstos pimientos no, además la garantía que lo que preparas tu es de lujo siempre. Besos!!!!

    ResponderEliminar
  16. Sin dudarlo a los pimientos, que ricos a que hora dices que se hace el vermut en tu casa que voy, Je je.
    Un beso grande amigo

    ResponderEliminar
  17. Por aquí bacalao no hay hasta Pascuas, así que tomaré la idea con atún, ayer casualmente hice con maiz..
    Besos desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/02/lo-que-se-comera-en-el-futuro.html

    ResponderEliminar
  18. Javier que maravilla de pimientos con un relleno estupendo, se ven muy ricos. Dan ganas de cogerte un par de ellos como poco.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. La mezcla del bacalao con los pimientos siempre me ha gustado mucho. Genial esta receta. Bss

    ResponderEliminar
  20. Bueno no se como te arreglas que cada vez que vengo me marcho toa toa babeadita que pintaza tienen esos pimientos miña madriña quien estuviera mas cerca para poder dar buena cuenta de ellos seguro estaban de muerte relentaaaaaaaaaa.
    Como todo lo que haces te han quedado de relujo no lo siguiente.
    Ya te he enviado un mail espero te sirva para poder dar uso a la levadura yo estoy encantada con ella es la que uso siempre.
    Bicos mil wapo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Javier. Con vermut, cerveza o vino estos pimientos están para descubrirse. Solo haya que tomar asiento, coger un vaso, rellenarlo con cualquiera de esas bebidas y sentirse como un rey. Con lo que no estoy muy de acuerdo es con lo que dices de la playa y mas con este tiempo jj a no ser que la playa sea una del Caribe pero tiene el impedimento de que allí ni tienen pimientos ni bacalao ni vermut jj. Prefiero tomarlos en casa y dejar la playa para el verano jj. Unos pimientos muy ricos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Que rico y con este relleno seguro que no quedaron ni las migas huuuu.Rico rico Javi. Un beso. Doris

    ResponderEliminar
  23. Javier , me encanta el relleno que les pusiste asi que tienen que estar deliciosos , ademas los presentaste tan bien que parecen un ramin de flores , eres genial
    besinos

    ResponderEliminar
  24. Boa tarde, é uma receita a considerar porque sem duvida é saborosa, para quem gosta de sabores como eu, só tem que experimentar.
    AG

    ResponderEliminar
  25. Como un entrante o aperitivo, esos pimientos tienen que estar buenísimos.
    ¡Con lo mucho que me gustan a mí!
    Lo que sí voy a tener difícil es encontrarlos, es la primer noticia que tengo de su existencia, no los he visto en ningún mercado.
    En cuanto a lo que me preguntas...
    Verás, mejor que dorar el solomillo entero, yo lo he cortado en medallones primero, lo salpimenté y lo he dejado unas horas con ese adobo (cada uno puede ponerle las hierbas que más le gusten) y luego fui dorando los trozos en una sartén o plancha, con un poco de aceite bien caliente.
    Cuando lo hice, había cantidad de gente en casa, me faltaron fotos por hacer y traté de explicarlo lo mejor que pude al tener que adaptarme a las fotos que tenía.
    La salsa se sirve en salsera y, para presentar el plato, sólo se pone un hilo alrededor, después cada comensal se sirve la que le apetezca.
    Lo ideal es comerlo nada más que se acaba de hacer, pero se le puede dar un calentón en el horno o en el microondas antes de servirlo, si es que todos no están sentados en la mesa.
    Yo creo que con lo que te digo y todo lo que tú sabes, que es mucho más que yo, espero que haya aclarado tu pregunta.
    Lo que sí puedo asegurarte, es que es un plato delicioso.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  26. hola!, yo quiero la opción 2, los pimientos tuyos, con el relleno y la bechamel, pero vamos sin dudarlo!! ademas esto de que sean minis es muuuy atrayente, porque puedo coger más de uno, jijiji. Te han quedado de cine, y qué ganas de volver a Reus, :) gracias, besos y feliz finde :)

    ResponderEliminar
  27. Javier que tienes razón ja ja ja que tanto insta nos altera , pero aún conservo el sentido del olfato muy agudizado y mira por dónde que me ha traído hasta tu blog , eso y que ya estoy en casita y esta semana pasada la poca conexión que tenía , como bien sabes , la usaba para instagranear , un verbo que me acabo de inventar ja ja.....
    Y vayamos a lo que realmente interesa : el papeo y tus dos opciones . La primera es la de a falta de pimientos , buenas son patatas ja ja....con lo cual queda todo dicho , la segunda propuesta sería la ideal ......Me encantan los pimientos y con bechamel de bacalao ni te cuento , además mini de bocao .....uffff para perder el sentido , eso sí , el vermut lo siento porque no me gusta pero si me dejas , los acompaño con un culín de sidra o un Albariño je je .
    Besinos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  28. Unos pimientos rellenos estupendos, me apunto al vermut.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  29. Hola, Javier.

    Buena sensación funciona.
    Gracias por su visita siempre.

    Te deseo lo mejor.
    Saludos.

    Desde Japón, ruma ❃

    ResponderEliminar
  30. Buenas tardes Javier. Tienen que estar de vicio estos mini pimientos rellenos que has preparado, con ese bacalao y la bechamel me parecen extraordinarios, acompañados de ese buen vermut.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  31. El vermut no lo he probado nunca pero despues de esta entrada me han entrado ganas, y si ademas va con esos pimientos no me lo pierdo, tienen una pinta inmejorable, tomo nota, besos.

    ResponderEliminar
  32. Oooh, ¡qué relleno tan riquísimo!.
    Yo, habiendo pimientos, ya sabes que me voy a ellos de cabeza. Y los tuyos me han encantado.
    No he rellenado mini-pimientos, porque no los he localizado todavía, pero en cuanto los encuentre, los probaré, fijo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  33. ¡Me encantan los pimientos rellenos de bacalao! Son riquísimos y además un plato que se puede dejar preparado con antelación ¿verdad que no se puede pedir nada más?

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...