miércoles, 22 de marzo de 2017

Mi pudin favorito





Siempre recuerdo la primera vez que siendo un chaval probé un pudin hecho con pan duro, me lo ofreció una vecina y me supo a gloria, cuando me dijo que lo había hecho con pan duro no podía creérmelo, casi me pareció magia. Podría decir que el pan duro casi que lo asociaba a un deshecho, no a un ingrediente para un postre, también tengo que decir que por aquel entonces mi relación con la cocina era prácticamente nula y supongo que incluso era lógico que me sorprendiera tanto el uso del pan duro.



Cuando vi que en la caja de Disfrutabox del mes pasado había una caja de Leche Semidesnatada Únicla pensé que ya iba siendo el momento de compartir la receta de mi pudir favorito, no quería que faltara en mi recetario.

Lógicamente el brick de leche no llegó solo, junto a él otros productos novedosos llegaron a casa:

- Crema de manos Carobels, una crema de textura suave, con ingredientes exclusivos que aportan una suavidad extrema, con una rápida absorción en la piel.

- Mascarilla facial Happy Day Fresa de Iroha Nature, esta mascarilla facial rejuvecenecedora de efecto calor ejerce una acción revilatizante e hidratante intensiva, realzando la belleza y juventud de la piel.

- Caldo Gourmet de Cocido Gallina Blanca, el único elaborado con jamón y chorizo ibéricos 100 naturales. El caldo está inspirado en las mejores recetas de cocidos de España.

- Natillas de Vainilla Diabalance, con una reducción de carga glucémica del 70%, además no necesitan frío para conservarse.

- Leche Semidesnatada Únicla, la leche de mejor sabor con 18% menos de grasas saturadas y la presencia natural de Omega 3, CLA, Calcio y antioxidante.

- Infusion de Tarta de Manzana con Caramelo Pompadur, se trata de una infusión dulce que carece de calorías, para disfrutar de un capricho.

- Nata para cocinar Central Lechera Asturiana, conserva todo el sabor de la nata convencional, con un menor contenido en materia grasa, es ideal para salsas, guisos, cremas...

- Amstel Oro, es una cerveza tostada, lager oscura, de estilo europeo, con más carácter que las lager rubias, ya que cuenta con una graduación superior.

La caja es muy variada, con productos novedosos, ideal para los que nos gusta probar nuevas cosas por un buen precio, directamente en casa, con sólo suscribirte. Si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9.99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.



Confieso abiertamente que me fascinan este tipo de púdines, cuando como en algún bar o restaurante y me dicen que hay pudin casero de postre me lo suelo pedir siempre, bueno, eso si no me ofrecen también arroz con leche o natillas, entonces la elección se convierte en un dilema. Queda claro que me pierden los postres caseros de toda la vida.

Así que a veces también los hago en casa, la receta básica suele ser la misma y a veces cambio algún ingrediente con la idea de variar algo el sabor, pero este podría decir que es mi favorito.



Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

Para el pudin:

- 200 g de leche semidesnatada
- 60 g de azúcar
- 65 g de pan del día anterior
- 2 huevos
- 8 ml de licor de caramelo con vodka
- Una cucharadita de azúcar de vainilla
- 15 g de coco rallado

Para el caramelo:

- 50 g de azúcar
- 2 cucharadas soperas de agua

Si nuestra intención es hacer un pudin más grande solo tendremos que doblar los ingredientes.



El procedimiento es muy sencillo:

Lo primero que hice fue el caramelo. Para ello puse en un cazo el azúcar a calentar y añadí el agua. Fui dando vueltas con una espátula de madera hasta que comenzó a coger color tostado, entonces puse el caramelo en la base del molde.

En cuanto a pudin no puede ser más fácil: eché en el vaso de la batidora la leche, el azúcar, el pan, los huevos, el licor, el azúcar de vainilla y el coco rallado. Lo batí todo y añadí la mezcla al molde en el que tenía el caramelo.

Metí el molde con la mezcla en el horno al baño María (osea, lo sumergí en otro de mayor tamaño que contenía agua, de manera que se coció la mezcla con el agua caliente) durante 55 minutos aproximadamente, cubierto muy bien con un papel de aluminio. Antes de sacarlo comprobé con una brocheta de madera que estaba perfectamente cuajado.

Lo saqué del horno, lo dejé enfriar y lo desmoldé.


Lo podemos servir tal cual o adornarlo un poco. Yo lo hice con unas perlas planas de chocolate, un poco de sirope de chocolate, otro de coco rallado, unos fideos de chocolate y unas hojas de menta.

También le va genial la nata






Como era pequeño nos lo comimos de una sola vez, los postres en casa duran muy poco, es más, mientras le hacía las fotos desprendía un olor que por poco me lo zampo enterito, y el que ya lo he dicho, me pierden los pudines, así que si tenéis alguna receta que os encante no dudéis en contármela.





Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

44 comentarios:

  1. Uummmmmmmmmmm como me tientas me encanta hacer pudin no llevo la cuenta de las formas que lo he echo cada vez le pongo algo nuevo ,por que no estamos mas cerca que si no me tenias en casa a comer un trozo seguro esta de muerte relenta.
    Con tu permiso tomo nota ,el proximo que haga lo hare asi.
    Bicos mil wapo.

    ResponderEliminar
  2. Javier a veces se nos olvida que los postres de siempre, esos que ya hacían nuestras abuelas, son los que mejor funcionan. Las modas en repostería van y vienen y lo que ayer era lo más hoy ya no está tan de moda (ya sean macarons, cupcakes, layers...) pero los postres de siempre nos vuelven a conquistar año tras año.

    Este pudin me ha encantado. Te agradezco que lo hayas compartido con nosotros

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Javier, realmente el pudin de pan duro es buenisimo, pero si encima lo aderezas como lo has hecho tu, ya es "Manjar de Dioses"

    ResponderEliminar
  4. Magia total, un pan seco que ya nadie quiere (el patito feo) se convierte en un bello cisne y todos quieren repetir.
    Me gusta mucho el sabor que le da el vodka caramelo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Una delisia en casa gustan mucho abrazos

    ResponderEliminar
  6. Yo soy panera y si el pan está mojado doble panera.
    Me encantan estos postres.
    Besos Javier
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Javier!! Si es que el pudin es mucho pudin. A mi también me gusta mucho, además que es una manera estupenda de reciclar ese pan duro que ronda por la despensa. De hecho, por eso se inventó, para aprovechar el pan que ya no había quién se lo comiera, ja, ja. Además, con ese toque de licor tan bueno que le has puesto, tiene que estar riquísimo, irresistible, vamos. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los pudines y con el licorcito que le has puesto tiene que estar de muerte, me imagino el sabor tan rico que debe de tener.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Javier casi nos ponemos de acuerdo con la misma receta ajaj. Este es un postre riquísimo y sencillo de preparar. Es una receta de aprovechamiento y además sabe a Gloria. A mi me encanta. Te animo a que lo prepares en una olla rápida si tienes porque en 5 minutos lo tienes listo y sale riquísimo. besitos y feliz día :-)

    ResponderEliminar
  10. adoro pudim e este ele chama por mim hummm ficou 5* humm bjs

    ResponderEliminar
  11. Hola, a mí también me gustan mucho, pero es que este que nos traes se ve bien rico y con una pinta deliciosa. Es imposible no querer meter la cuchara!!Un beso

    ResponderEliminar
  12. Mi madre también hacía en mi infancia este postre del cual guardo un grato recuerdo, la verdad es que al ver tu receta me recuerdas que hace mucho, muchísimo tiempo que no lo como y creo que ya va siendo hora.

    ResponderEliminar
  13. Hola! delicioso total, en casa los hacemos de vez en cuando y nos encantan, el tuyo favorito se ve buenísimo y entra por los ojos, un placer llevárselo a la boca. Besos :)

    ResponderEliminar
  14. Para mi también es un postre de lo mejor, no le he puesto nunca nada de licor por cierto, y me ha parecido una idea estupenda. Voy tomando nota de todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado con un aspecto fabuloso y vaya rico, es de mis favoritos. Un fuerte abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  16. Soy una de las mayores fan de los púdines, no solo por aprovechar el pan que sobra sino porque los he probado de mil formas y todos me han gustado!! Tu caramelo le da
    el toque diferente. Riquísimo postre y buenísima pinta.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Que pudin tan rico Javier,me parece que esos postres de siempre tienen su sitio y nunca se deberían olvidar.......y uno de esos clásicos son los pudin,tengo en pendientes la receta de mi madre de pudin que es algo diferente a la tuya ......
    Besitos y feliz jueves amigo¡¡¡

    ResponderEliminar
  18. Es verdad, como se recuerdan los gustos y sabores de antaño y encima como te quedó de rico y jugoso.Bs

    ResponderEliminar
  19. Qué maravilla de pudin Javier!! Es verdad que el pan duro es mágico.
    A mi siempre me sobra mucho, pero bueno.. lo meto en agua y se lo doy a los pájaros que vienen a mi terraza jaja. Un día de estos dejo a los pájaros sin comer y me hago un pudin como el tuyo ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Buenisimo puding, es una manera estupenda de4 aprovechar el pan duro, yo hago uno muy parecido, lleva una manzana partida dentro y queda muy rico y jugoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. El sabor de ese puding se queda grabado en la memoria de todos los que lo hemos probado cuando éramos pequeños.
    En mi época, que se aprovechaba todo, el pan duro era utilizado para postres o para hacer sopas de ajo.
    Yo me apunto a ese puding que te ha quedado delicioso.
    Cariños y buen fin de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  22. Javier , no me extraña que sea tu favorito porque tiene una pinta impresionante , seguro que esta para chuparse los dedos
    besinos

    ResponderEliminar
  23. Eres un artista en reporteria. Cocina
    Y fotografia.un. mastes culinario
    Abrazos. Y buena semana



    ResponderEliminar
  24. Que delicia y con ese licor de vicio. Me encanta. Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Javier! Qué ricas las recetas de toda la vida. Te ha quedado delicioso y además es una buena receta de aprovechamiento ya que hoy en día yo no consiento tirar nada de la despensa! Un besito!

    ResponderEliminar
  26. Ummmm que delicia de pudin, un postre estupendo que además se aprovecha el pan, y con el licor tiene que darle un puntito bueno.
    Besoss

    ResponderEliminar
  27. Javier, con razón es tu favorito, tiene una pinta, que esta diciendo mete la cuchara¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  28. Javier es un tesoro de pudín un postre delicioso,yo quisiera prepararlo como tú,pero lo intentaré aunque tus ingredientes son de primera lo haré a mi pinta,abrazos.

    ResponderEliminar
  29. me encantan los puddings de aprovechamiento!! sobretodo para usar trozos de ensaimada o coca que se está quedando dura, es un placeeerr de dulce! besos

    ResponderEliminar
  30. Te ha quedado espectacular y lo bueno de estas recetas de aprovechamiento es que no se tira nada a la basura. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  31. te ha quedado estupendo ,yo también suelo hacerlos pequeños por que son un peligro ,pero es que están tan buenos ,tengo uno pendiente de publicar que creo que te gustara
    un abrazo

    ResponderEliminar
  32. La verdad Javier es que no suelo hacerlos. Hacer postres en casa, por muy buenos que queden es un dilema ¡eso sí que lo es! Lo haces el primer día y bien, lo prueban, pero no comen más, jajaja. Después de una semana en el frigo acabo tirándolos ¡esta gente! Se creen que envenenan, jajaja y es que le echan las culpas a los postres de sus "lorzas" ( no, no tengo obesos), jajaja ¡si no los prueban casi! En fin que yo no quiero comérmelos sola, si lo hiciera imagina como estaría. Así es que prefiero espaciarlos y regalar. Ahora, un secreto a voces es que me pierden los merengues y los tocinillos de cielo, los hago muuuuuuy poco y cuando me encuentro, después de sus treguas correspondientes, con el primero me pierdo, literalmente, me lo bebo, jajaja. Espero haberte divertido con mis ocurrencias, en cada casa es lo que hay. De momento esta receta tuya la apunto en un papelito, si te gusta tanto es que debe estar muuuuuu rica.

    ResponderEliminar
  33. Es que parece mentira que de los restos de un pan viejo y seco salga una maravilla como esta. Yo nunca he preparado un pudin, pero sí que lo he probado y me parece un postre muy rico. Este que nos presentas hoy tiene una pinta maravillosa, se ve jugoso, suave y delicioso.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  34. No me extraña que sea tu favorito porque tiene una pintaza increible y seguro que está de infarto. Un besazo

    ResponderEliminar
  35. Como no va a ser tu favorito con la pinta que tiene, si dan ganas de comerselo viendo las fotos, y porque aquí no llega el olorcito, jeje, se ve delicioso, me apuntaría a un cachito sin dudarlos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Buenos días Javier. Un postre delicioso este pudín que nos has preparado, además con el toque de vodca tiene que tener un sabor especial y muy bueno.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  37. Hola Javier!! te quieres creer que nunca lo he probado y estoy harta de verlo por la red, así que no tardare en hacerlo.
    Vaya fotografias mas guapas!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  38. Guauu qué pudding más bueno, con licor y coco, seguro me va gustar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. ¡Hola, Javier! Sí que traía cosas interesantes la caja. Respecto al pudin me parece que te ha quedado de lujo. Una receta de las de toda la vida, hecha con mimo y esmero: al baño María. ¿Puedes creerte que hace años que no lo tomo?
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  40. Que buenísima pinta tiene este pudin.
    Tiene que estar delicioso.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  41. Hola Javier. Creo que el pudin es el postre favorito de muchas personas jj, entre ellas me encuentro yo.
    Y es que con pocos ingredientes, uno de ellos de aprovechamiento, como es el pan, se obtiene un postre que es una verdadera delicia.
    Junto con el flan con nata es uno de mis preferidos. Es una tentación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Ohh! Qué rico Javi. No me extraña que sea tu favorito. Tiene que estar de vicio =)
    Me anoto la receta ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  43. Nunca he hecho pudin, aunque los he comido unas cuantas veces, y este tuyo tiene una pinta deliciosa. Estos postres aflanados me gustan mucho. Un besote.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...