domingo, 30 de marzo de 2014

Tortitas de calabacín y queso


En realidad la receta de hoy se debería llamar "Tortitas de calabacín y halohumi". La he sacado de un fantástico libro que me hizo llegar la Editorial Juventud llamado Yo quiero ser chef - Cocinas de otro mundo, que cuenta con más de 100 recetas sabrosas de 28 países diferentes, que van desde las más fáciles hasta las que son algo más laboriosas, para pequeños y grandes. El libro nos propone cocinar distintos platos de muchos lugares del mundo. El nuevo chef en ciernes descubrirá en este libro un nuevo mundo de sabores. Yo quiero ser chef te introduce en los secretos del sabor tradicional de la lasaña italiana, las especias exóticas del tajín marroquí y la técnica más sencilla de hacer sushi japonés. No necesitas preparar la maleta, puedes viajar por el mundo desde tu propia cocina. Más de 100 recetas sabrosas y fáciles de hacer para pequeños, jóvenes y mayores con ganas de cocinar, aunque sean principiantes. Para los que ya tienen experiencia, este libro les brinda ideas fáciles, sencillas y rápidas que les abrirán un nuevo mundo de posibilidades culinarias.
 
Personalmente el libro me ha encantado, tiene unas fotografías deliciosas, explica detalladamente cómo realizar cada plato así como las características de algunos ingredientes. Al principio vienen una serie de consejos muy útiles, para los que se inician en la cocina, el libro invita a cocinar a los más pequeños de la casa, por supuesto también a los mayores. No sabía qué receta elegir para hablaros del libro, porque me atraían muchas. Escogí esta porque la base de la receta me recordaba de alguna forma a las frituras de camarones, bacalao o gambas que he comido toda la vida en casa. Además me ha despertado la curiosidad por descubrir nuevos ingredientes que en otros lugares son muy comunes pero que en mi cocina no aparecen nunca. Por ejemplo, en esta receta griega el libro cuenta que estas tortitas se preparan con el queso tradicional de Chipre denominado haloumi. Desgraciadamente a mí no me ha dado tiempo de pasar por Chipre a comprar este tipo de queso, ya me hubiera gustado... así que la he preparado con una bolsa de queso rallado. Ya sé que seguramente no tendrán el mismo sabor, pero siempre digo que a veces las recetas que encontramos en los libros nos sirven para elaborarlas según nuestras circunstancias. Y las tenemos que adaptar a nuestras circunstancias, teniendo entonces claro que la receta que elaboramos no será la original. Siguiendo las indicaciones del libro vamos a necesitar:
 
  • 300 gramos de calabacín
  • 4 cebolletas, cortadas en rodajas muy finas
  • 200 gramos de queso haloumi, rallado grueso (yo usé una bolsa de queso rallado)
  • 40 gramo de harina
  • 2 huevos
  • 1 una cucharada de eneldo picado (yo usé cebollino)
  • 60 ml de aceite de oliva (yo usé bastante más)
  • Yogur griego y gajos de limón como guarnición (yo preferí acompañarlas con mayonesa)
  • No viene en la receta original, puse también unos pimientos fritos del padrón
  • Sal




Copio la receta del libro, añadiendo algunas variaciones:
 
Precalienta el horno a 120º C. Ralla grueso el calabacín y, con las manos, exprime todo el líquido posible. Después pon el calabacín en un cuenco grande con la cebolleta, el queso, la harina, los huevos y el eneldo (puse cebollino), y mezcla bien.
 
Calienta el aceite en una sartén grande de fondo grueso, a fuego medio alto. Deja caer cucharadas de la mezcla y fríelas en el aceite por tandas, durante dos minutos por cada lado, o hasta que se doren. Escurre sobre papel de cocina y transfiere a una bandeja de horno. Mantenlas calientes mientras haces el resto de tortitas.
 
Sirve inmediatamente con el yogur y los gajos de limón, según recomendación del libro. Como ya he dicho muchas veces, soy adicto a la mayonesa y preferí acompañarlas  con un poco de esta salsa, a la que piqué un poco de cebollino y puse una mezcla de especias. También, aprovechando que tenía la sartén con el aceite al fuego, freí los pimientos del padrón y les puse un poco de sal. Los utilicé para acompañar las tortitas.
 
Quedaron buenísimas, en cuanto encuentre el queso original las volveré a repetir, tengo curiosidad por saber cómo quedan de esta manera, así ya os adelanto que estaban muy ricas, merece la pena hacerlas. Aprovecho para desearos a tod@s un estupendo comienzo de semana.
 


 
para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la Editorial Juventud a la que agradezco su colaboración.

28 comentarios:

  1. Pos haber empezado por ahí, como que yo no había entendido muy bien lo de calabacín y queso pero al aclararme lo halohumi, ya sí, el halohumi de toda la vida. Si en casa no falta el halohumi, vamos que no se como tú has podido vivir hasta hoy sin él. De cualquier formas , como siempre un placer venir a ver tus recetas y tus fotos, me ha encantado el término "fotografías deliciosas", es cierto , describe a la perfección lo que yo siento cuando veo las tuyas.

    Un besote enorme y feliz lunes Javier.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  2. Deliciosas Javier, yo suelo hacer unas parecidas y fruto de un error, la de añadir el yogur a las tortitas...jajaja, pero oye, también resultan deliciosas. Un abrazo campeón y feliz semana para tí también.

    ResponderEliminar
  3. Deliciosas Javier, yo suelo hacer unas parecidas y fruto de un error, la de añadir el yogur a las tortitas...jajaja, pero oye, también resultan deliciosas. Un abrazo campeón y feliz semana para tí también.

    ResponderEliminar
  4. Viendo las fotos con esa presentación tan atractiva que sueles hacer dan ganas de comerlas, tiene que estar muy rico. Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. deliciosas tortitas Javier, he de mirar de encontrar este libro, a ver si lo tiene en la Biblioteca.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Con esta tapita y una cerveza bien fresquita, triunfas!!!! se ve deliciosa! un besazoooooooooo

    ResponderEliminar
  7. Divinisimaaaaas no lo siguiente y seguro esas tortitas de calabacin estaban de muerte relenta no lo siguiente no hay mas que ver las fotos e ingredientes.
    Las tartaletas de pimiento rojo cebolla y la mermelada de aceite de oliva de relujo ya mismo tomo nota.
    Bicos mil y feliz semana wapo.

    ResponderEliminar
  8. Javier que ricas tienen que estar. Bueno el hecho de que no te haya dado tiempo de pasarte por Chipre ha hecho que tengas unas tortitas a "tu manera". No hay mal que por bien no venga jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Menudo bocado más rico Javier y que apetecibles las has presentado. Además los has coronado la mar de bien con esos "pimientiños de Padrón".

    Bicoss y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  10. Es la hora idónea para entrar a visitarte.
    Reconozco que me gustan los calabacines, pero sólo con ver esos pimientitos de Padrón.... me lo comería todo.
    Otro más de tus éxitos para recordar.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  11. Me han encantado! Buenas y bonitas! Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Javier pues te aseguro que si ven tu versión, re-editarán el libro para que salgan en él porque ese acabado con los pimientinos les da un toque fantástico visualmente y también por supuesto en paladar.
    Ese libro pinta muy bien, a ver si encuentro a un alma caritativa que me lo regale jajajaja.....iré dejando notas por casa, a ver si pillan la indirecta directa :))
    Besinos amigo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. Todo un detalle por pimientos que unos pican y otros no :=)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  14. yo hago unas tortitas de calabacín pero son diferentes de las tuyas, así que me copio tu receta y puedo ir variando

    ResponderEliminar
  15. Me han encantado, desde luego que las haré pero lo del halohumi no se yo si podré pero ya veré que hago y con que lo sustituyo. Buenísimas, me imaginaré que estoy en Chipre mientras me las como. Besos

    ResponderEliminar
  16. que maravilha de entrada esta com um aspceto mt bom humm bjs bs

    ResponderEliminar
  17. Recuerdan a las tortitas de camarones, pero en plan más vegetariano y se ven muy ricas y bien acompañadas de estos pimientos, aunque últimamente no me sale ni uno que pique.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Ayyyy que buenasa estas tortitas y que lleven queso aun más buenas. Eso de ponerle pimentitos del Padrón un puntazo de los grandes. Bssss

    ResponderEliminar
  19. Muy ricas, de ver las fotos, dan ganas de salir corriendo para la cocina, y de comprar el libro, besos

    ResponderEliminar
  20. Me encanta lo que has preparado hoy, es delicioso y sano y siempre me encantan las cositas que son de bocado.

    ResponderEliminar
  21. Hace tiempo que no hago estas combinaciones ....son deliciosas y las tuyas se ven buenísimas..las foyosson para ñam ,ñam ñam

    ResponderEliminar
  22. Me has dado una idea estupenda.

    En casa desde siempre hago unas tortitas de calabacín muy similares a estas, con menos cebolla, pero básicamente es la misma idea: mucho calabacín rallado fino y poco huevo. Están deliciosas, pero nunca había pensado en añadirles queso... y creo que lo haré.

    Halloumi solo tengo muy de vez en cuando, lo uso para otra preparación, pero un manchego seguro que también le va de lujo.

    ResponderEliminar
  23. Javier te han quedado riquísimas estas tortitas, qué colorcito tienen y me imagino el aroma jeje...Este libro seguro que lo aprovechas un montón porque eres chef y además de mundo, que por tus fotos creo que no te quedan casi países por visitar ejej ;-)

    bsts y feliz día!

    ResponderEliminar
  24. Por el aspecto que tienen, se nota que estarían buenísimas, vaya pinta más rica...
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Buenas tardes Javier. Simplemente deliciosas como te han quedado estas tortitas de calabacín y queso, sinceramente me parece un acierto los cambios que le has hecho a la receta y ese pimiento de padrón es el colofón. Un gran libro por lo que nos cuentas con unas recetas muy buenas a gusto de todos.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  26. Pues mira, tu no tienes halohumi, pero los griegos, mucho me temo, que no puedan gozar del acompañamiento de los pimientos del Padrón. La receta me ha encantado. Seguro que el queso original le dará un toque diferente, pero nunca se puede dejar de hacer una receta por la falta de un ingrediente, y estoy convencida de que te han quedado deliciosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hay ingredientes que no los tenemos a mano, pero para eso está la imaginación. Al fin al cabo la cocina es evolución, así que segurísimo que están buenísimas.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...