lunes, 9 de abril de 2018

Bocata de patatas fritas, cebolla y huevo




¿Qué tal fue la Semana Santa? A mí me ha costado mucho retomar la actividad del blog, me pasa siempre que hay algún parón de este tipo en el calendario Me marché a Jerez, y aunque la visito al año varias veces, hacía mucho tiempo que pasaba por mi ciudad por estas fechas. Ya comenté en la receta anterior que allí la Semana Santa es muy popular, con más de 40 cofradías se vive con bastante intensidad, cada día procesionan unas cuantas hermandades por las calles. Confieso que religiosamente para mí ha perdido el interés de antaño pero fotográficamente me llama mucho la atención el tema cofradiero. Ha sido bonito recorrer rincones de la ciudad por las que hacía mucho tiempo que no pasaba, no sé si es la edad, pero estas cosas se viven con cierta nostalgia. Mi mujer decía: "¿pero otro paso viene por allí? ¿cuántos quedan?" La pobre ha tenido mucha paciencia estos días. He encontrado una Semana Santa muy cambiada a como la recordaba. También ha sido muy bonito disfrutar unos días de la familia. A sus ochenta y pico de años mi madre está más charlatana que nunca, cuenta historias que no había oído nunca en mi vida, incluso llego a pensar que algunas son inverosímiles. Le llevamos una mona de chocolate, le encantó. A la hora de partirlo no tuvo mucho reparo: cogió al cerdito y le dio un golpe seco sobre la mesa sin remordimientos. Mi mujer, mi hermano y yo reíamos como locos al ver con qué energía se cargó al pobre animal de chocolate.

Luego, cuando regresé a casa, se me estropeó el horno y la placa. Así que no podía cocinar, ni freír un huevo, y precisamente para este receta necesitaba unos hermosos huevos fritos. Este es otro de los motivos de la tardanza.



No tengo ni idea de cuando nació en mí la costumbre de comer bocadillos de patatas fritas de paquete, me encantan. Tan sencillo como coger un par de rebanadas de pan y rellenarlas con patatas fritas de bolsa, en abundancia. Y si quiero rizar el rizo le pongo un poco de mayonesa, para rematar bien la faena.

Cuando estuve en Bruselas hace unos años vi que te servían bocadillos de patatas fritas. Pensé por un momento que Bruselas era algo así como una sucursal del paraíso. La ciudad es preciosa, recuerdo especialmente la inigualable Grand Place, el majestuoso Palacio de Justicia, los bombones, unos dulces deliciosos que compramos en una pastelería, los mejillones y, por supuesto, las patatas fritas.

Otro recuerdo asociado a las patatas fritas es la forma en que las hacía mi tía Ramona, que tenía el don de cocinar como los ángeles, daba igual lo que hiciera, a todo le daba un punto extraordinario. Ella freía las patatas con cebolla y perejil en aceite de oliva, a veces hacía con ellas un revuelto con huevos. Te chupabas los dedos.

Y en esta especie de soliloquio sobre las patatas tiene un apartado bien merecido las bravas, cuando en casa nos queremos dar un capricho acudimos a la tortilla de patatas y a las patatas bravas. Creo que ambas cosas son como un regalo de Dios ☺

Pues de estas cuatro ideas que me han venido a la cabeza ha surgido esta receta: un bocadillo de patatas fritas con salsa brava rematado con un huevo frito. Sobra decir que me ha encantado. Las patatas las he frito como hacía mi tía Ramona, aunque por supuesto no me han quedado igual de ricas.


Así que al ver en la caja de Degustabox de este mes El Nuevo Bimbo Rebanada estilo Artesano Integral y la Salsa Brava Original Ferrer pensé que sería una buena idea de darnos un capricho, de esta manera el viernes pasado nos dimos un buen homenaje a la hora de comer. También encontré un paquete de patatas fritas Pijo ¡Qué rico!, fritas en sartén con sabor limón y pimienta. Por un momento se me ocurrió hacer el bocadillo con estas patatas, pero por otro lado pensé que estaría bien cocinar un poco aunque fuera friendo unas patatas.

Como hago cada mes os cuento cuántas cosas encontré en la caja de Degustabox que tiene como temática la primavera:

- Una vez más la marca Quely me sorprende con sus ideas, en esta ocasión con una Quely Merienda XL con chocolatinas con Lacasitos, irresistibles!!

- Puleva Café con Leche, la idea de tener un café ya hecho sin tener que dedicar tiempo a prepararlo me parece muy buena, por ejemplo para llevarlo si nos vamos de excursión al campo, tan sencillo como abrir la botella y disfrutar de todo su sabor.

- Pijo ¡Qué rico!, patatas fritas de máxima calidad, con un sabor diferente, fritas como lo hacían antes y con unos sabores originales.

- Bon Roll, ¿a quién no le agrada un bombón? Con una gran variedad: Brownie, Moca, Con licor y frutas, Crema de chocolate o Cono crujiente. La otra tarde, antes de marchar a piscina, me zampé uno uno, para coger energías y zambullirme con fuerza jajaja

- Leche Condensada La Lechera, ahora desnatada y sin lactosa. A mí la leche condensada me recuerda a mi niñez, siempre tomaba leche condensada, a veces con pan, una auténtica delicia,

- Salsa Brava Original Ferrer, no solo para las patatas, también para acompañar la carne, las tapas o todo lo que se nos ocurra. Siempre cuento que no soy muy de comer comidas con picante, pero a unas patatas bravas no me resisto nunca.

-  Cerveza 0,0 Mahou, con todo el sabor y 0 cero calorías, ideal para tomarla ahora que se acerca el buen tiempo con un buen plato o tapa.

- Nuevo Bimbo Rebanada estilo Artesano Integral, elaborado con trigo, espelta y miel, para disfrutar de cada rebanada de principio a fin.

- Tableta Les Recettes de L'Atelier de Nestlé, chocolate negro con finas pieles de naranja confitada, éxito seguro para los que somos amantes del chocolate.

- Postre lácteo UHT con edulcorantes DiaBalance, ideales para el postre, disfrutando de lo bueno del dulce con una reducción de la carga glucémica.

- Mermeladas y confituras Bonne Maman, elaboradas con la mejor fruta, sin aditivos, ni colorantes. A mí las mermeladas me alegran el desayuno y esta está bien rica.

- Innate es una nueva agua infusionada bio, baja en calorías, para disfrutar a cada sorbo de su distinguido sabor.

Si te interesa recibir la caja de Degustabox en casa, con productos nuevos de marca, recuerda que con el código EEEKR obtendrás un magnífico descuento, el precio final será de 9,99€ en vez de 14,99€ (gastos de envío incluido) para la primera caja de la suscripción ¿Qué te parece? :)





Los ingredientes que vamos a necesitar para preparar la receta de hoy para dos personas son los siguientes:

- 3 patatas medianas
- 2 huevos
- 2 cebollas grandes
- Una pizca de sal
- 4 rebanadas de pan de estilo Artesano Integral Bimbo
- 2 cucharadas de Salsa Brava Original Ferrer
- Una pizca de flor de sal negra
- Un poco de perejil picado
- Abundante aceite de oliva




Lo primero que hice fue pelar las patatas, cortarlas en tiras (yo utilizo un aparato de cocina que tiene una cuchilla que me ofrece unos bastones de igual grosor) y ponerlas en un bol con agua y una pizca de sal.

Luego pelé las cebollas y las corté a tiras.

El perejil lo lavé, lo sequé y lo piqué.

Luego puse el aceite de oliva en una sartén al fuego.

Escurrí entonces las patatas y las puse a freír a fuego suave.

Cuando llevaban unos minutos añadí la cebolla y una pizca de sal.

Dejé que se friera durante unos minutos más, subiendo un poco la temperatura del fuego, a fuego medio. Dando vueltas a la cebolla y las patatas en la sartén con la ayuda de una espumadera de metal y teniendo cuidado de romper las patatas.

Cuando comenzaron a dorarse subí el fuego al máximo, para que quedaran bien fritas y doraditas. De esta manera las patatas fritas quedan blanditas por dentro y crujientes por fuera, una delicia.

Eché el perejil picado, comprobé que las patatas estaban bien fritas y aparté del fuego a un plato, escurriendo bien las patatas de aceite.

Entonces casqué los huevos y los freí en la sartén con el aceite de oliva (echo mucho de menos los huevos con puntilla que comía cuando usaba gas butano para cocinar)

Luego puse una rebanada de pan, encima unas patatas fritas con la cebolla y el perejil. Cubrí con un poco de salsa brava, para dar el toque picantito, encima coloqué el huevo con una pizca de flor de sal negra y por último coloqué la otra rebanada de pan.




El resultado final fue un bocadillo para flipar. Por cierto, he llamado la receta bocata y no bocadillo porque hace unos días cuando murió el gran humorista gráfico Forges leí que él había inventado la palabra bocata. Me pareció maravilloso saber el origen de una palabra, porque me pregunto cuántas palabras usamos en nuestro día a día sin saber ni de dónde vienen y mucho menos quién las inventó. Este es mi pequeño y humilde homenaje al artista.



Y hasta aquí la receta de hoy. Un bocadillo delicioso, aunque si prefieres una versión más tradicional solo basta con poner las patatas en el plato y al lado el huevo frito.Por cierto, me ha venido a la memoria que mi tía Ramona no escurría especialmente las patatas, y por este motivo en el plato siempre quedaba unos restillos del aceite de oliva que rebañaba con mucho pan. Pero ahora los tiempos son otros, las costumbres son algo más sanas y tratamos de comer con menos grasa, pero el sabor y el regusto de esos platos de patatas fritas que me comí de niño no me los quita ya nadie...





Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Degustabox a la que agradezco su colaboración.

31 comentarios:

  1. ¡¡Hola Javier!! Veo que has vuelto nostálgico de verdad de tu tierra, pero sabes, a mi me encantan que me cuenten todas estas cosas, y sobre todo, cuando los olores y sabores de las comidas os recuerdan a la infancia, es super entrañable.
    Y vaya bocata que nos has preparado, ¡¡alucinante!! Yo nunca he comido uno de patatas fritas, ya veo que me estaba perdiendo algo rico de verdad, y nos lo has presentado tan bien, que a cualquiera no le apetece. Seguro que tu tía Ramona te daría un sobresaliente con la fritura de tus patatas.
    Por cierto, a mi también me llamó mucho la atención cuando oí en televisión que Forges había inventado la palabra Bocata, ¡¡con la de veces que yo la digo!! Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ya veo que la Semana Santa para ti ha sido tan bonita como ver este bocadillo jeje
    Se me han abierto los ojos como platos al ver las fotos.
    Una verdadera maravilla cada bocado de este bocata!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo no los he comido nunca, pero la verdad es que es un plato completo sin necesidad de usarlo, y bien rico que está ese bocata. Apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. A ver quien te dice que no a un bocata asi.Brutal
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  5. ¿Cortar el cerdido de La Mona con cuchillo y tenedor? Claro que no, con un golpe se hace mejor, desestresa y es más divertido, olé tu madre!!
    Bocatas con patatas fritas en casa si los he hecho y aunque parezca raro están muy ricos y tu sandwich es para pillarlo y no dejar ni una miga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Javier pues has vuelto con un entrepanes bien original!!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Para mim tem tudo que gosto e ese ovo hummm ja fazia o meu jantar bjs e boa semana

    ResponderEliminar
  8. Pues si que es apetecible tu bocata...me encantan las patatas fritas....Yo me he quedado en Sanse...y aquí las procesiones han desaparecido, en los pueblos no, pero en la ciudad ya no hay. Han venido mis niños, que nunca vienen solos.....y metida en otras cosas así que sin parar....ya ves que ni tiempo para postear....pero entre clase y clase al menos unas palabras.
    Un abrazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Javier! Ya veo que tu semana santa ha sido intensa y extensa. Pobre de tu mujer, que no está acostumbrada a estos tutes semanasanteros andaluces aunque entiendo tu interés fotográfico porque tenerlo lo tiene aunque ello te obligue a muchas horas de espera y de estar de pie y de un sitio para otro.

    Qué graciosa tu madre ¡mi miramientos a por el chocolate!

    Tu receta de hoy me ha sorprendido bastante. El bocadillo de patatas fritas no lo conocía ¡y mira que a mi hermano le gustan las patatas fritas pero hasta ahí nunca hemos llegado! Creo que le voy a pasar tu enlace que igual le interesa.

    A mí desde luego me ha parecido muy original aunque ya veo que en otros países no es nada novedoso.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Me apuntoooooo a un bocadillo de los tuyos ........con los ojitos cerrados
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  11. Nunca he comido el bocadillo con patatas fritas , pero como todo lo que tiene me encanta habra que probarlo , abrazos

    ResponderEliminar
  12. Hola guapetón!!!
    Me encantó esta entrada Javier, con sus anécdotas incluidas y tu madre con la mona jajaja. A esas edades los remilgos no sirven para nada.
    Los bocadillos de papas fritas de paquete fueron parte de muchos recreos porque los vendían en el cole, así que me has traído recuerdos. Y el sandwich de hoy, parece que se lo dedicaste a mi hija, desde que un día se lo pusieron para desayunar en una cafetería, lo repite en casa de vez en cuando.
    Muy rico todo, si es que las fotos hablan solas.
    Besotes mi niño.

    ResponderEliminar
  13. Hola Javier,me alegra verte de nuevo,espertacular esta especie de bocadillo tam bien elaborado y sencillo,pero el sabor esquicito.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Hola Javier! Sí que es raro comer un bocata de patatas fritas jeje! Pero se ve tan apetecible que si me lo pones delante me da igual lo raro que parezca jaja, desaparecería en un visto y no visto! Y con este huevo ummm qué rico, ya me esta entrando hambre a estas horas y menos mal que ya voy a por un cafelillo, a ver si se me calma un poco la ansia de comerme ese bocata de un bocado jeje! Delicioso Javier! Un besito!

    ResponderEliminar
  15. un bocata de lo mas rico ! recuerdo que cuando era mas joven los comía de patatas fritas y pimientos ,claro que con el huevo frito ....lo has "bordao"
    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Javier! Qué buena caja has recibido y qué delicia de bocata! Una delicia de verdad las patatas fritas con huevo frito, por este lado del mundo es un clásico que siempre es bienvenido en la mesa jaja
    Que ha quedado fantástico!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  17. Hola Javier. Hace ya bastantes años conocí Jerez. Fue cuando vivíamos en Algeciras y los domingos como estábamos solos los dedicábamos a recorrer la provincia. Supongo que como todas las ciudades habrá cambiado y mucho.
    Yo este bocata lo desestructuraba jj, vaya palabreja jj. Todo lo ponía en un plato porque el huevo en bocata o bocadillo ni lo he probado ni lo probaré, me da repelús jj. Si no es frito y con mucho aceite no lo tomo, debe ser manía mía jj.
    Como veo que a ti te encanta estoy seguro que disfrutaría a tope.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Madre del amor hermoso, jajajaja!! QUé maravilla de bocata, no se me habia ocurrido nunca hacer uno así. Me encanta!!!Un beso

    ResponderEliminar
  19. Original bocata pese a llevar ingredientes que todos tenemos al alcance de la mano.
    Pero a mí la combinación me parece perfecta, tiene que estar para chuparse los dedos, y nunca mejor dicho ya que algo de juguillo tiene que resbalar por los laterales del bocata, mejor apagar la luz mientras vemos la televisión.
    Me quedo con la idea.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  20. Me apunto para cenar un bocata como el tuyo, qué rico, un platito por debajo por si cae algo y ya está, todo un lujo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Has tardado en volver y eso es significado de que estabas a gusto y lo has disfrutado y yo me alegro que bonito escuchar esa energía que tiene tu madre, ojala sea por muchos años.
    Bueno vaya bocata guapo que te has preparado yo me apunto a uno de ellos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. me hace muchísima gracia lo del boccata de patatas fritas, es otro de los que llevaría a una lista de bocadillos troteros, junto con el de plátano o el de chorizo y leche condensada...todo un mundo lo de los bocatas!!! Este se ve realmente increíble. Me alegra saber que lo habeis pasado bien esta semana santa y que tu madre te cuente muchas historias,eso...no tiene precio. Bss

    ResponderEliminar
  23. Hola Javier! no me extraña que vuelvas con añoranza de Jerez y su Semana Santa, qué recuerdos...cuando no las me perdía ni un año con mi familia de allí. En cambio tomar las patatas fritas en bocata no lo conocía, lo que me estaba perdiendo... y con el huevo, la cebollita y la salsa ¡madre mía, menudo gustazo! babeando me voy, ains
    Besos

    ResponderEliminar
  24. nunca he comido patatas fritas en bocata, pero no me importaría probarlo jajaja, y con el huevito bien blandito hummmm

    ResponderEliminar
  25. Hola Javier no me extraña que vengas con añaranza de Jerez de su semana santa y como no de la familia me imagino esas sobremesas con tu madre contando esas historias seguro que lo pasasteis genial y ella dosfruto de esa mona cerdito como nadie , no se por que pero cuando se hacen mayores les pierde el chocolate yo trabajo con personas mayores y no te haces idea de lo poco que tardan en pelar un bombon si viene envuelto para comerselo cuando te das cuenta ya se han comido seis jajaja y la cara de felicidad que se les pone , esa destreza no la tengo yo y mira que soy lamboreteira ,lo curioso es que luego no tienen esa destreza a la hora de abrochar un boton.
    A mi tambien me ghusta hacer bocatas de patatas fritas y huevo y si le pongo beicon no te cuento la fiesta que monto jajaja pero nunca lo he echo con pan de molde , a ti te ha quedado un bocata de relujo y seguro que esta de rexupete a la foto me remito no deja de decirme comeme.
    Bicos mil y feliz finde wapa.
    Me imagino las patatas fritas de tu tia Ramona por que sera que por mucho que lo intentemos aun teniendo la receta no conseguimos el sabor de la misma.
    Bicos mil y feliz finde wapo.

    ResponderEliminar
  26. Vamos a ver, después de los desmanes de Semana Santa me vienes con esto? Jajaja, me encanta!! Hacer unas buenas patatas fritas tiene su arte y las de tu tía Ramona debían de estar de escándalo pero las tuyas no se quedan atrás. Este bocata está para ponerle un piso, niño, para mi totalmente prohibido así que me voy con las ganas y no sabes la rabia que me da.
    Un beso, guapetón.

    ResponderEliminar
  27. Muy buenos recuerdos, Javier, yo también tengo los míos. Si no hubiese sido por eso no habríamos conocido tu versión de patatas fritas con huevo. Seguro que es una delicia. ¡Y muy divertido morder la yema y que te manches la blusa, jjj! ya me ha pasado alguna vez. No sabía que Forges hubiera inventado la palabra bocata, es casa la usamos mucho, ni que fueras de Jerez, siempre aprendemos algo, es un gustazo. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Cómo te cuidas, Javier. Ya estoy salivando. Ese bocadillo está de muerte!
    Un fuerte abrazo, artista.

    ResponderEliminar
  29. Buenos días, Javier:

    ¡Vaya con la receta! Si nos gustan los huevos fitos con patatas, cómo no nos va a gustar esta opción de bocata. Ahora bien, siendo honestos debo reconocer que nunca he probado un bocata que lleve patatas con lo que sea y nunca se me había ocurrido. Así que gustándome todo lo que lleva tu bocadillo, no me va a quedar de otra que probarlo. Es que me pongo a pensar y no sé por qué nunca lo había preparado porque en los huevos mojamos pan y aquí ya está todo integrado. Por cierto, ¡qué buena la caja de este mes, como siempre, estupenda!

    Un besazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  30. Javier, vivas por tu tía Ramona y por el maestro Forges, buen homenaje a los dos. Un bocata impresionante, te ha faltado mencionar entre las cosas ricas de Bruselas los mejillones que me encantan y que están por todos los bares y restaurantes.
    Una idea genial eso de hacer las pa@tas ya con las cebollas y el perejil. Seguro que en algún momento te las copio. Esa salsita....mmmmmmm
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  31. Pues yo no soy de salsa brava, pero lo que me faltaba es conocer este bocata, es todo un vicio. Un besote.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...