lunes, 16 de marzo de 2020

Carmelas





Hoy traigo unos dulces típicos de Jerez de la Frontera, mi ciudad, se llaman Carmelas. No sé si también se harán en otros lugares y se conocerán de la misma forma. Esto ocurre con muchas recetas, que en un lugar se llaman de una forma y en otras de otra. Pero el origen de las Carmelas, según he leído en Internet, está en un dulce que fue creado por el Sr. Vicente Acedo, en una pastelería muy popular en mi ciudad llamada "La Rosa de Oro" que lleva ya más de 90 años de funcionamiento. No me ha quedado muy claro el origen del nombre, en algún lugar he leído que se debe al nombre la esposa del creador y en otros he leído que es debido a la proximidad de la pastelería al Convento del Carmen de la misma ciudad. En fin, el caso es que hoy traigo estas Carmelas en versión Carmelitas, pues las he hecho más pequeñas que las tradicionales. A ver si endulzándonos la vida la vemos de una forma diferente.

Yo he comido las Carmelas toda la vida, desde que era niño, aunque aquí en Badalona, donde vivo actualmente, no las he visto nunca. Tampoco por otros lugares por los que he viajado por España y en los que siempre que puedo entro en alguna pastelería. La receta la he cogido de un grupo de Facebook llamado El recetario: recetas de cocina de JerezSinFronteras.es  y en el hay recetas típicas de mi ciudad.

Por cierto, ya puestos a hablar de dulces típico de Jerez, a ver si algún otro día hago y comparto un tocino de cielo, que según leo en Wikipedia las primeras noticias del tocino de cielo se remontan al año 1924; fecha en la cual fue creado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera. Su origen está ligado a la elaboración del vino de la zona y al empleo masivo de claras de huevo usadas para la clarificación del mismo. Las yemas de huevo sobrantes eran entregadas a las religiosas, las cuales, con el fin de reutilizarlas, crearon el postre "tocino de cielo". Con el tiempo, devino en uno de los postres más emblemáticos de la repostería española. El nombre se debe a su aspecto, textura y origen "religioso".


Y uno de los motivos por los que me ha dado por hacer las Carmelas es porque en mi última caja de Disfrutabox venía un brick de Leche Entera Ecológica de Puleva así como todos los productos que os cuento a continuación:

- Cepillo Sculpby I- Tangle Brush Carobels, para desenredar el pelo con un diseño especialmente creado para eliminar los nudos con delicadeza.

- Tresemmé Liso Keratina Mini Champú, su fórmula con Aceite de Marula y Keratina, para un acabado profesional, aporta 3 beneficios en 1 sistema: brillo, suavidad y control del encrespamiento.

- Ambientador Campero Breeza, su cuidada fórmula emplea esencias naturales y es libre de alégenos, adecuada par el público más sensible o preocupado.

- Leche Entera Ecológica Puleva Eco, una leche 100% natural con las más exigentes certificaciones de vacas alimentadas con productos ecológicos.

- Favoritos Haribo, un mix de caramelos de diferentes texturas, sabores y colores, todos en una misma bolsa.

- Vida Gallaecia, el agua con sabor a vino, Blanco o Tinto, una bebida elaborada con un proceso natural.

- Cerveza Amstel Oro 0,0 intensa, con todo el sabor de las maltas tostadas y con 0,0 alcohol

- Café Fortaleza Platinium Breakfast Fortaleza, las nuevas cápsulas de aluminio destacan por su fina intensidad, un café 100% Arábica con un tueste con personalidad.

- Mi Plato Completo Knorr, un sabroso plato listo para disfrutar, con tres variedades, sin conservantes ni colorantes,

- BIC Megaligther Relax, el accesorio imprescindible para encender velas de forma fácil, rápida y segura gracias a su cuerpo curvado.

Y como viene siendo la tónica habitual de cada mes paso a contaros todas las novedades que encontré en mi caja de Disfrutabox, seguro que alguna os sorprende e incluso se os antoja, si es así ya sabéis que podéis suscribiros y que si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 7,49 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.




Y los ingredientes que vamos a necesitar para hacer las Carmelas son los siguientes:

Para la masa:

- 250 g de Leche Entera Ecológica Puleva Eco
- 50 g de mantequilla
- 50 g de azúcar
- 30 g de levadura fresca prensada
- Un pellizco de sal
- 500 g de harina de fuerza
- 1 huevo para pintar la masa

Para la crema:

- 500 g de agua
- 300 g de azúcar
- 100 g de harina
- Una pizca de colorante alimentario naranja
- Una cucharada de vainilla azucarada




Yo las hice con Thermomix, os cuento de qué forma y un poco más abajo cómo hacerlas de manera tradicional:

Para hacer la crema puse todos los ingredientes de la crema en el vaso, 9 minutos, 100º velocidad 4

Luego dejar enfriar en una manga pastelera y reservar para luego.

Para hacer la masa puse todos los ingredientes menos la harina y la levadura en el vaso, 1 minuto, 37º velocidad 2

Luego añadí la harina  la levadura 20 segundos velocidad 6 y luego 3 minutos velocidad espiga

Dejar reposar 10 minutos en el vaso cerrado

Dividir la masa en bolitas de unos 60 gr  poner en la bandeja donde se vaya a hornear, separadas porque crecen bastante y dejarlas levar hasta que doblen su volumen. Pintar con huevo y meter al horno precalentado a 180º de 10 a 15 minutos.

Cortar por la mitad y rellenar con la crema. Espolvorear con azúcar glas.

Carmelas de modo tradicional

Crema

Primero poner todos los ingredientes en un cazo al fuego y removemos con una varilla hasta que estén todos bien ligados, procurando no hacer grumos con la harina, si os pasa esto la metéis un golpe de batidora y listo.

Dejar enfriar en una manga pastelera y reservar para luego.

Masa

Disolvemos la levadura con un poco de leche, que no supere los 37º y reservamos.

En un bol echamos todos los ingredientes menos la harina y la levadura, cuando lo tengamos todo bien mezclado, añadimos la harina y la levadura y vamos amasando hasta que están todos ligados, tapamos la masa y la dejamos levar 10 minutos.

Dividir la masa en bolitas de unos 60 gr  poner en la bandeja donde se vaya a hornear, separadas porque crecen bastante y dejarlas levar hasta que doblen su volumen. Pintar con huevo y meter al horno precalentado a 180º de 10 a 15 minutos.

Cortar por la mitad y rellenar con la crema. Espolvorear con azúcar glas.




Las Carmelas tradicionales suelen ser el doble de grandes que las de la foto y más alargadas. La próxima vez que las haga intentaré hacerlas más alargadas pero con la misma cantidad de masa. Al levar casi que se pusieron redondas y eso que les había dado forma como de barrita de pan.



Bueno, ya me contaréis si la conocíais de antes, con el mismo nombre o con otro y ya puestos también contadme cuál es el dulce típico de vuestra ciudad, que los dulces me pierden y siempre quiero probarlos todos.

No tenía intención de hablar estos días en el blog del coronavirus, pero está claro que la cosa nos ha sobrepasado. Estamos viviendo una situación casi inimaginable, nunca vi nada parecido, estoy muy afectado y preocupado, realmente es una crisis mundial. Desde aquí quiero enviar ánimo a todas aquellas personas que han sido tocadas por el maldito virus así como mostrar mi más sentido pésame a los familiares de las personas en los que la pandemia haya sido letal. También quiero agradecer el esfuerzo a todas las personas que estos días tienen que salir a trabajar a la calle a pesar de las circunstancias, con el riesgo que ello conlleva, y del estado de confinamiento en el que nos encontramos. Además, a las que les está afectando en el trabajo también quiero enviarles un abrazo.

Tened mucho cuidado estos días, cuidaros y ánimo, espero que pronto volvamos a la normalidad, la buscada y a veces odiada normalidad. Por cierto, os dejo un fragmento, que me gusta muchísimo, del libro Maktub del autor Paulo Coelho que no recuerdo si ya he compartido alguna vez en el blog:

"Los monjes zen, cuando quieren meditar, se sientan ante una roca: «Ahora voy a esperar a que esta roca crezca un poco», piensan. Dice el maestro: Todo a nuestro alrededor está cambiando constantemente. Todos los días, el sol ilumina un mundo nuevo. Aquello que llamamos rutina está repleto de nuevas propuestas y oportunidades. Pero no notamos que cada día es diferente al anterior. Hoy, en algún lugar, un tesoro te espera. Puede ser una pequeña sonrisa, puede ser una gran conquista, no importa. La vida está hecha de pequeños y grandes milagros. Nada es aburrido, porque todo cambia constantemente. El tedio no está en el mundo, sino en la manera en la que vemos el mundo. Como escribió el poeta T S. Eliot: «Recorrer muchas carreteras / volver a casa / y verlo todo como si fuese la primera vez.»"













Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

28 comentarios:

  1. Yo no las conocía, pero un gustazo hacerlo porque deben ser una ricura, a partir de ahora iré con los ojos bien abiertos por si las veo, ya que por lo menos me gustaría probarlas. Las tuyo son un lujo al alcance de pocos, que pena, pero los que puedan que las disfruten.
    Un saludo. #yomequedoencasa

    ResponderEliminar
  2. Javier, estas carmelas se deben de comer solas. Qué ricas!! Y con crema!!
    Muchas veces es difícil encontrar la verdadera historia de una tradición, porque por Web encuentras siempre diferentes versiones.

    Por cierto, en los ingredientes pones azúcar prensada y me imagino que quieres decir levadura jeje. Estas cosas nos pasan a todos ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. mas que maravilha ficaram lindas bjs tudo de bom mta saude para si e os seus

    ResponderEliminar
  4. madre mia que pintaza, que ganas de pillar una de la pantalla!!
    CUidate mucho Javier!!

    ResponderEliminar
  5. Es verdad Javier, por aquí no se ven, aquí los "Tornemi", aunque estas Carmelas o Carmelitas tienen muy buena pinta, una deliciosa manera de endulzarse en estos momentos tan complicados, ojalá podamos volver pronto a nuestras rutinas, aunque de momento me toca trabajar...
    Besos y cuidaros mucho.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Javier!! No conocía este postre, me ha llamado la atención su relleno, una crema sin huevos, ni leche, sólo harina, agua y azúcar, me pregunto qué tal estarán, pero vamos, seguro que riquísimas.
    Donde vivo lo más típico creo que son los pasteles de boniato, aunque no los venden en todos los sitios tampoco y mucha gente no sabe ni cómo hacerlas caseras. Y luego están las pastas, que esas si que en cada pueblo se llaman de una manera pero yo que he probado las de casi todos los lugares cercanos porque me las suelen regalar los alumnos, saben muy parecidas pero con distintos nombres, algunos muy curiosos, por cierto, tratándose del mismo tipo de pasta.
    Y es inevitable hablar del coronavirus, nos ha trasformado por completo la vida y más lo va a hacer cuando todo acabe. Unos porque han perdido ha seres queridos y otros por haber perdido sus trabajos. Cuando ya parecía que estábamos saliendo de la crisis anterior, nos ha venido otra inesperada y encima cobrándose vidas. Es como si los mejores momentos de la humanidad ya lo hubiéramos vivido y nos toca ya bajar en picado. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Javier, no conocía yo las Carmelas, he estado dos veces en Jerez, población preciosa por cierto y no las descubrí, lástima pues a mi como a ti me encanta probar los dulces típicos de cada sitio, tus carmelitas deliciosas. Curioso lo de la crema sin huevos.

    Del Coronavirus, que te voy a decir, nunca pensé vivir una situación como está no se si me parece futurista o correspondiente a la Edad Media, y mira nos quejamos de estar confinados en casa y tanta gente obligada a salir, a trabajar en situaciones de riesgo, los que han perdido sus trabajos y otros aún mucho peor, o sea que lo único que nosotros afortunados podemos hacer es cumplir religiosamente con todo lo que se nos aconseja y pedir para que este tremendo episodio termine cuanto antes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Javier he querido pasar el dedo y no he podido¡¡¡¡ que pinta de ricas tienen, besos

    ResponderEliminar
  9. Pues me han enamorado tus carmelas y tono buena nota de ellas te han quedado de cine y tienen que estar deliciosas de verdad, Mil besicos amigo

    ResponderEliminar
  10. Qué ricas tus Carmelas!!! No las conocía ni por ese nombre ni por otro, pero seguro que están riquisimas y si las puedo hacer en la thermomix todavía mejor. Guardo la receta.
    Saludos y a cuidarse mucho en casa.

    ResponderEliminar
  11. Javier no conocia este dulce y mira que vivimos cerca y visito jerez, tiene una pinta riquisima. En mi pueblo es tipico las japonesas que las tengo en el blog por si quieres hacerlas. Entre todos saldremos adelante siempre unidos venceremos Abrazos cuidate

    ResponderEliminar
  12. Pero chiquillo como nos traes esto😱yo no conocía este postre🤔pero no creo tarde mucho 👩‍🍳y la verdad que el nombre no me suena. Lo dicho Javier una delicia👌besinos

    ResponderEliminar
  13. Javier.........esas carmelas estan de diez.......no sino de 10000,y con ellas se te endulza el paladar y la espera de esta cuarentena,que tenemos que respetar por nuestro bien y el de todo.....por eso creo que con nuestras recetas ,nos ayudamos mucho unos a otros
    Me llevo las carmelas a pendientes
    tengo que mirar que tengo en la despensa,,,,,,,
    Muchos besitos y cuidate¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Vaya pintaza tienen esas carmelas! la verdad es que no conocía este dulce, pero sé que me encantaría!
    Me apunto la receta! :)

    ResponderEliminar
  15. Hola Javier, gracias por tu comentario...aquí estamos fenomenal y yo aprovechando para reorganizar mi casa, pensar que soy un poco Marie Kondo me da energía positiva (jeje) aunque todo sea puro teatro y pase la mañana diciendo "esto no....esto no....esto ya lo pienso"....pero en el fondo esto es una tragedia. Hoy he salido por primera vez a la plaza (mercado), sorprende ver a la ertzaina organizando a la gente para hacer una cola para el supermercado, menos mal que yo ahí no iba...la compra la hice online...todo raro pero igual....a mi hija no le veo, tiene a su jefa en cuarentena y mejor ni acercarnos, hemos vuelto a las llamadas virtuales...y me dan muchas ganas de hacer tus "Carmelas" aunque no debo y mejor me pongo un vídeo de Jane Fonda a ver si muevo un poco el esqueleto que ya no tengo estática....en fín, espero que no muera mucha mas gente que eso me da mucha pena, y espero que prueben pronto esa vacuna que dicen que ya tienen y a ver qué pasa para que por una vez dejemos de quejarnos cuando veamos mucha gente en las ciudades y estemos todos felices, contentos y mas solidarios....que de vez en cuando una cura de humildad no nos viene mal....Me gusta tu frase de Coelho....es muy sabio.
    Un beso enorme y yo también espero y deseo que tu y los tuyos estéis todos bien.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  16. Hola Javier, nunca había escuchado sobre esta receta, se ven deliciosos estos pastelitos, me gustan mucho las recetas con nombre curiosos y con historia, parece que saben mejor cuando son así, jaja! Espero te encuentres bien en medio de esta situación, cuídate mucho, abrazos!

    ResponderEliminar
  17. No conocía esa receta, y eso que he estado muchas veces en Jerez. Pero esa cremita me ha vuelto loca, ¡qué ricas!.
    Ahora no queda otra que cuidarnos mucho, ser responsables y solidarios, y no salir. Y este tiempo de "reclusión" hay que aprovecharlo de manera útil, y todo esto nos puede servir de aprendizaje cuando haya terminado este asunto del coronavirus.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Siempre nos quejamos de falta de tiempo, pues toma, la vida nos da una bofetada y tiempo vamos a tener para aburrirnos, jajaja. La situación es dramática, sobre todo a los que tengan familiares afectados directamente, y al resto que de momento libramos mejor echar mano del sentido del humor porque lo vamos a necesitar.
    No conocía las carmelas, pero me leeré la receta con calma y veré si tengo todos los ingredientes. Un día de estos me pongo a ello, quiero probarlas!!
    Un abrazo grande y cuídate.

    ResponderEliminar
  19. Hola Javier. Espero que tanto tú como tu familia os encontréis perfectamente.
    En estos momentos en que por obra y arte de este virus nos encontramos en reclusión forzosa hay que aprovechar el tiempo, que no es poco, y eso que casi siempre nos quejábamos de que nos faltaba, el caso es que nunca estamos contentos con lo que tenemos, y tratar de pasar este encierro de la mejor manera posible.
    Y nada como adentrarse en la cocina y tratar de preparar unas delicias como las que nos presentas.
    No las he probado pero a tenor del aspecto que tienen no dudo de que tienen que estar exquisitas.
    Un abrazo y ¡cuidaros!

    ResponderEliminar
  20. Javier, buena cosa has puesto.,, a mi santo le encantan... estas masas con crema pastelera le pirran absolutamente. Es capaz de ir a Cataluña andando... hija, ja, ja. Ahora no, claro.
    Muy ricas. Creo que te quedaron redondas porque era grandes, 60 gramos son grandecitaa. Yo creo que también las vi una vez en plan barritas de pan como tú dices.
    Cuídate mucho y no salgas nada más que lo imprescindible. Saldremos de esta película de ciencia ficción más fuertes y mâs convencidos muchos de lo que no hay que volver a hacer.
    Mil besos. Salud, amigo.

    ResponderEliminar
  21. hola, nunca había oído esto de carmelas, que ricas tienen que estar, gracias por la receta y cuidate.

    ResponderEliminar
  22. Hola Javier, se ven deliciosos estos dulces, que yo no conocía. Gracias por compartirlos :) Cuidaros mucho!!
    Ánimos :)

    ResponderEliminar
  23. las conozco por las redes, pero aquí en Cataluña no son típicas, así que no he tenido la suerte de probarlas nunca. Las tengo guardadas para hacer en casa, eso si

    ResponderEliminar
  24. Doncs aquí en tens una altra que no les coneixia però ganes de fer-les i tastar-les no me'n falten. Han de ser boníssimes.
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  25. Javi tu dulce de hoy pinta de vitrina :-))
    Me encantaron las fotos.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  26. Hola Javier, no sabía que eras de Jerez, hace muy poco estuve allí y me fascinaron las pastelerías.Vaya pasteles delicosos que había en todas.
    Me encantan los que nos has elaborado, un regalo para disfrutar con tiempo, un buen café y en la mejor compañía. Un beso y cuídate mucho amigo!!!

    ResponderEliminar
  27. Javier , estas carmelas tienen una pinta impresionante , un lujo para acompañar un buen cafe
    Cuidaros mucho y besinos

    ResponderEliminar
  28. No las conocía ,pero la pinta es estupenda ,anotada queda que ahora con tanto tiempo no hay escusa
    un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...