viernes, 2 de diciembre de 2011

Tomate, pan, aceite de oliva y jamón ibérico, un clásico (renovado)


¿Por qué estará tan bueno el Jamón Ibérico de Bellota? No sé si en Monsalud tienen el secreto, lo que si tienen entre sus manos es el premio Espiga de Oro al mejor Jamón Ibérico de España, se lo entregaron hace unos días, así que estarán contentos. Y no me extraña porque vaya jamón que tienen, te metes un trocito en la boca y casi que ves el cielo...

Cuando me llega alguna muestra a casa y me planteo hacer la receta me asaltan muchas dudas. Quiero hacer una receta original, que guste a los lectores, que quede contento el anunciante y por supuesto que disfrutemos en casa. En esta ocasión con un producto así hay más facilidades. Me llegó el jamón y pensé que con un poco de pan, aceite y tomate la cosa estaba resuelta, pero esta receta ya anda por el blog. Así que no me quedó más remedio que pensar otro poco y así surgió esta Gelatina de tomate, con aceite de oliva virgen extra, pan frito y Jamón Ibérico de Bellota D.O. Un clásico de siempre, pero renovado. Y lo más importate: puro pecado.

Vamos a coger cuatro tomates medianos maduros y a escaldarlos en agua caliente para quitarles las piel. Metemos la pulpa del tomate en el vaso de la batidora con una pizca de sal y otra de pimienta. Trituramos todo. Una vez batido echamos un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra y movemos con una cuchara de madera para que se integre. A continuación ponemos en un cazo a hervir este zumo de tomate con tres cucharaditas pequeñas de agar agar (tengo la costumbre de añadir un poco más de regalo) y vamos dando vueltas a fuego lento durante varios minutos. Vertemos en unos moldes pequeños de silicona el tomate, y cuando pierde el calor lo introducimos en el frigorífico. Cuando pasen unas horas la gelatina tomará la consistencia adecuada.

Cuando vayamos a servir freiremos en una sartén con aceite de oliva virgen extra unos pedacitos pequeños de pan. Pondremo la gelatina, una lámina de jamón ibérico de bellota D.O., un trocito de pan frito y regaremos por encima con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Por último he puesto un poco de Flor de Sal de Merlot. A ver quién se resiste, en casa aún nos queda alguna gelatina, así que hoy toca de nuevo disfrutar de este plato.




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Monsalud a la que agradezco su colaboración.

22 comentarios:

  1. Todavía me acuerdo de las tortillas de patatas deconstruidas que salieron como el hito de la temporada. Muy ricas, pero al final no era lo que acostumbrábamos a comer.
    estoy segura que este pinchito está delicioso, pero que no llega a ser el pan tumaca al que estamos acostumbrados.
    Muá

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tiene muy buena pinta.. No dudo en ningun momento de su sabor. Sobre todo con el Jamon Monsalud, con su merecidisimo premio Espiga de Oro.

    ResponderEliminar
  3. Javier ,es que no te cansas de ponernos cosas para que se nos caiga la baba
    Que aperitivo mas estupendo ,me gusta un monton
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Javier que idea más buena así en sólido!!! la he hecho en versión líquido y bebible!!! me la llevo!!!besotes

    ResponderEliminar
  5. Me parece un pincho fantastico para entrante estos días...Una idea estupenda...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gelatina de tomate!!! que buena propuesta y con ese estupendo jamón, seguro que empiezas y no puedes parar.

    ResponderEliminar
  7. Me parece super gourmet! te ha quedado de lujo!
    BESITOs
    http://notasenmicocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. No se si sabrá como el clásico pan con tomate, pero desde luego que tiene una pinta exquisita y una presentación muy vistosa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Javi, estás hecho un artista y qué bien que lo has renovado!!!!
    Te ha quedado fantástico aunque es verdad que a un buen jamón poco más le hace falta.
    Un beso guapo y feliz puente-acueducto.

    ResponderEliminar
  10. Una idea estupenda. Fabulosa receta. Besiños.

    ResponderEliminar
  11. Este pintxo lo comería todos los días y con tu toque y buena presentación me como la bandeja entera.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ideal de rico y de presentación¡¡ con el triunfamos seguro
    bss y buen puente
    Patricia

    ResponderEliminar
  13. Me has dejado con la boca abierta, esto es un recetón, felicidades, un saludo

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué original esa presentación!. Y el buen jamón, acompañado de un buen pan, un buen tomate y un buen aceite, es manjar de dioses.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  15. Quin plat de luxe!!! unes mossegades per saborejar-les i degustar-les!! bona combinació d'ingredients! petons

    ResponderEliminar
  16. Javier, es original y renovado.
    Me quedé mirando con detenimiento tu foto... y me dije ¿pero qué tomate tan raro ha utilizado?
    Después he leído la explicación y ya me he dado cuenta de la gelatina.
    Me ha gustado.
    Un abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  17. yo de ese clásico no me canso que quieres que te diga...
    por cierto que banner tan chulo el de los sponsors...un 10 chaval!!

    ResponderEliminar
  18. A mi me pasa lo mismo con los productos que recibo, intento hacer algo original.
    La verdad que este "pan con tomate" es muy original, queda muy bonita su presentación y se ve muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Toma ya! es que no paras, eh? me encanta cómo innovas!!! de todas formas... a mí el agaragar no me va demasié, la verdad!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  20. Una tapita gourmet! genial... tu ingenio.
    *.* Besikos.

    ResponderEliminar
  21. tomato.. hmmm.. i have never tried that before.

    ResponderEliminar
  22. Una receta muy original y una presentación de 10 aunque yo prefiero el cásico pan con tomate de toda la vida.Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...