miércoles, 21 de agosto de 2013

Bacalo con tomate (¡A cocinar!)


¿Cómo va el verano? ¿Disfrutando de las vacaciones? Vaya calor que hace, y eso que algún meteorólogo francés pronosticó que este verano estaríamos bien fresquitos... Se lució el tío!!! Confieso que estos días me lo he pasado de muerte, perdido por algún lugar, con la cámara de fotos, no publico receta desde el mes de junio, y tengo que decir que durante estos días casi que no he pasado por la cocina... La verdad es que por un momento pensé que nunca volvería al blog jajaja da una pereza esto de ponerse a cocinar... de hecho, la foto la hice antes de marcharme de vacaciones, el bacalao con tomate me ha parecido una buena propuesta para arrancar la temporada. Quizás aún apetezca sentarse a la mesa con cosas más fresquitas, pero es que este plato está tan bueno... Además, si lo acompañamos con un Alabariño de Martín Códax bien fresco entonces está claro que el bacalao se disfruta el doble. Un vino diez para un receta casera que siempre triunfa en casa. Los que pasan por el blog habitualmente saben de sobra que los vinos de esta bodega son de mis preferidos, disfruto mucho con ellos, especialmente con el de hoy, que es uno de mis preferidos.

Comenzaremos por el tomate. Ya he contado alguna vez la manera que tengo de hacer el tomate frito. Suelo hacer bastante, 2 ó 3 kilos, después el que no uso lo congelo, así lo tengo disponible para cuando me hace falta. En primer lugar cojo los tomates y con un cuchillo pequeño les hago un corte en forma de cruz por ambos extremos. Los pongo a cocer en agua hirviendo durante unos dos o tres minutos y así les saco la piel. Escaldar el tomate hace que la piel salga con gran facilidad. Algunas veces este paso me lo salto y preparo el tomate frito con piel y todo, depende del día.

En una cacerola grande, con aceite de oliva virgen, frío dos cebollas grandes cortadas en trocitos, junto con un pimiento verde mediano, también cortado a trozos y sin el rabo ni las semillas. Cuando cogen color añado los tomates pelados, junto con una pizca de sal y una cucharada de azúcar, voy dando vueltas de vez en cuando, esta operación dura bastante tiempo, lo hago a fuego medio, hasta que noto que todos los ingredientes están bien fritos. Una vez frito lo paso por la batidora, hasta que tengo la textura deseada.

En cuanto al bacalao, la cantidad depende de los comensales. Lo podemos comprar desalado o bien poner los lomos en agua durante 24 horas aproximadamente, cambiando el agua un par de veces, mejor en la nevera. . Después los saco del agua, los seco con un trapo de cocina bien limpio, los pasos por harina y los frío en una sartén con aceite de oliva. Al sacarlos los pongo en un plato con papel absorbente. A la hora de presentarlo podemos optar por dos opciones: introducir los lomos en el tomate frito (para mí quedan más jugosos) o bien poner el bacalao en el plato junto con el tomate frito, así cada uno se sirva la cantidad que estime conveniente.

Ayyy el verano... Está claro que ya va siendo la hora de dejar de lado esta pereza que me asola, de que me ponga las pilas y de una vez por todas entre en la cocina para ponerme a cocinar...




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de la empresa Martín Códax a la que agradezco su colaboración.

27 comentarios:

  1. super rico
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Es un clásico pero que está muy rico.Feliz vuelta al blog.Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que un bacalao con tomate siempre es una buena opción a pesar de que haga calor, piensa que estamos en plena temporada de tomate y es una buena excusa para presentar el plato. Yo nunca digo que no a un plato así.
    Feliz vuelta

    ResponderEliminar
  4. Hola Javier, gracias por la visita, por fin has vuelto, que creí que la única que ya no tenia vacaciones era yo jejeje. Me encanta como has puesto el bacalao, pero estoy de acuerdo en que dentro de la salsa esta más jugosito. Por cierto el francés se lució, porque no te puedes imaginar la que está cayendo en Sevilla !!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Javier,ya estar de vuelta,con la calor que hace,pero tú lo abras pasado estupendo.y llegas con una buena entrada el bacalao se ve muy rico,a mi me gusta en cualquiel variante,este tiene muy buena pinta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el bacalao, y estoy contigo yo me frió a veces 5 kilo o 6 de tomate pero yo lo frió solo con aceite y como tu lo congelo así cuando tengo que hacer algún plato que lo lleva ya frio
    las verdura que lleve pero es muy socorrido tenerlo frito , besos

    ResponderEliminar
  7. Bienvenido Javier! Por aquí ansiosos que llegue la primavera.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Javier!, estoy de acuerdo contigo..¡cómo nos cuesta entrar de nuevo!, pero no solo en el blog ¡sino en todo!, jajaja...vamos como arrastrados....y eso que aquí ahora mismo hace 20 grados. Subirán las temperaturas, aquí tampoco acertaron con el pronóstico, jijii....Yo bacalao como muchísimo y me encanta, ahora tenemos aquí el bonito tan bueno que lo tenemos que "explotar" que se irá enseguida, pero soY bacalao adicta...
    Un saludo y FELIZ REINTREÉ
    mARIALUISA

    ResponderEliminar
  9. si es que las vacaciones son oara eso para descansar, desconectar y dusfrutar de la vida sin hacer nada..luego nos cuesta un poquito mas volver, pero lo de antes no te lo quita nadie...una receta estupenda para empezar, sencilla y super rica...bienvenido a la rutina! un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues la vuelta la traes fuerte, me encanta el bacalao. Espero que te pongas en la cocina con ganas.
    Besines

    ResponderEliminar
  11. Cómo me gusta el bacalao!! Y desde luego el que nos has preparado tiene una pinta de lujo.

    Oye..¡ni en broma eso de no volver al blog!! Eh?? vamos.. y ¿qué hacemos por aquí sin tus recetas??.. así que de eso nada. A mi también me da muchísima pereza eso de cocinar con este calor y más si encima estoy de vacaciones, así que eso si, tómate un descansito bloguero y de cocina, pero en septiembre aquí con el mandil bien amarrao.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Como se te hemos extrañado Javier!!, aunque sabiendo que lo has pasado también y además con la cámara lo que provocas es una gran envidia, es cierto tras las breves o largas vacaciones cuesta la misma vida comenzar la rutina del blog, arrancar!!.
    Me gusta lo que nos traes para empezar, el bacalao siempre es una buena inversión.

    Un abrazo enorme.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  13. He intentado arreglar una falta de ortografía pero no he podido, yo no soy tan burra....lo has pasado tan bien...ahora sí!!.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ya te tenemos por la cocinaaaa...muy bien nos gusta tu cocina.Me puedo coger un trozo ña ñannnn...muy rico.Besos y disfruta que te espero en la cocina

    ResponderEliminar
  15. Teniendo en cuenta la cantidad de tomates que tengo del huerto, y que he encontrado una pescadería estupenda, en la que por cierto tienen un bacalao fresco de "alucine", bi dudes que lo haré.
    Es saludable que nos recuerden los clásicos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Venga que ya toca ponerse las pilas blogueriles otra vez! Muy rica receta!! :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Hola Javier, bienvenido!!.
    Que plato más rico nos traes compañero, y a mi que adoro el bacalao no sabes lo que me agrada tu receta.
    Delicios sin duda y apetecible a más no poder.

    Un besin

    ResponderEliminar
  18. Un bacalao estupendo.
    Tengo que ponerme las pilas con la cocina que con este calor no me apetece complicarme mucho la vida.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  19. Lindo plato es una delicia de pescado abrazos grandes.

    ResponderEliminar
  20. 2 meses de vacaciones, guau...Quién pudiera!!!
    Me gusta muchísimo el bacalao con tomate, además me trae recuerdos de infancia fabulosos. Mi abuela lo bordaba y era su plato de cabecera para los domingos cuando toda la familia se juntaba para comer...
    Tiene una pinta fabulosa!!!

    ResponderEliminar
  21. jo, sí que hay pereza síii, pero bueno, hay que decir qeu tu bacalao está de lo más tentador para ponerse el delantal! un besito

    ResponderEliminar
  22. Un plato por excelencia! Me encanta.
    Un placer volver contar con tus recetas Javier.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  23. A mí me parece una auténtica delicia, ¡con lo que me gusta el bacalao, esto es un manjar!.
    Bienvenido de nuevo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  24. Javier ,ya veo que haces maravillas con la camara de fotos .
    Me encanta el bacalao y asi hecho y presentado es un bocado exquisito
    besinos

    ResponderEliminar
  25. Un bocado delicioso y una presentación artística, de una simpleza sublime.
    Soy un apasionado de los albariños, aunque debo confesar que me pierden también los verdejos.

    Un fuerte abrazo.

    Enrique.

    ResponderEliminar
  26. Plato 10 y sencillo me encanta! Además en veranito este plato sienta de fábula!

    Besazo

    ResponderEliminar
  27. Que rico!!! Yo me he llevado todo verano comiendo tomate frito, que ganas tenia de comerlo así!!!, natural. Es que en el invierno los tomates no tienen sabor, yo lo que hago es congelarlos enteros para utilizarlos en alguna comida.

    Bssss Javi, nos vemos por aquí!!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...