domingo, 27 de marzo de 2011

Alcauciles rellenos de jamón con piñones tostados



Desde niño siempre he oído llamar alcauciles a las alcachofas en casa cuando mi madre las cocinaba con un guiso de papas. Es sin duda influencia árabe en el lenguaje, que se da en muchas palabras que se utilizan en Andalucía. Y como la palabra iba degenerando un poco, ni siquiera decíamos alcauciles, sino "alcociles", término este último que no recoge el diccionario. Pues nada, alcauciles o alcachofas, como más os guste. Rellenos quedan muy buenos. Suelo cambiar el relleno, según lo que vea por la nevera, me gusta mucho este tipo de recetas que puedes cambiar según nos convenga. Y qué mejor para acompañar este delicioso plato que un buen vino ofrecido por Bodegas Mauro, un vino potente y fresco, de sabor intenso y toques afrutados, será el acompañante perfecto de nuestros alcauciles rellenos.

Limpiaremos unas 3 ó 4 alcachofas, les quitaremos las primeras hojas más duras hasta dejar el corazón. También cortaremos las puntas y el troncho (que reservaremos). Las coceremos en una olla con un poco de sal y los tronchos pelados, aproximadamente durante 25 minutos, hasta que estén tiernas. Cuando las saquemos del agua las pondremos a escurrir boca abajo en un plato. Cuando se enfríen un poco con una puntilla les sacaremos las hojas pequeñas del centro.

En una sartén pondremos unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra y freíremos un ajito rallado, cuando comience a dorarse añadiremos una cebolla cortada en trocitos pequeños, una zanahoria pelada y cortada a cuadritos, un tomate rallado, el troncho cocido y las hojitas que le quitamos anteriormente del centro del alcaucil. Cuando esté casi frito añadimos unos trocitos de jamón serrano y damos unas últimas vueltas en la sartén. No añadí sal porque con el jamón frito coge un sabor muy sabroso el sofrito. Con esta mezcla rellenaremos nuestros alcauciles. Ya sólo nos queda acompañar el plato con unos piñones que previamente habremos tostado en una sartén sin aceite hasta que se doren. Los echaremos por encima de cada alcachofa.

Serviremos las alcachofas sobre una salsa de tomate, que prepararemos friendo una cebolla cortada a trocitos en una cazuela con aceite de oliva, un pimiento verde y unos tomates, con una pizca de sal y otra de azúcar. Después de frito lo pasamos por la batidora. Ahora sólo queda disfrutar del plato acompañado de nuestro vino.




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Bodegas Mauro a la que agradezco su colaboración

21 comentarios:

  1. Es la primera vez que escucho este nombre para las alcachofas ...no entiendo muy bien la similitud ..pero no dejo de reconocer que son riquisimas ..y como las has hecho mucho mas ..bsss MARIMI

    ResponderEliminar
  2. No conocía este nombre de las alcachofas. La receta me gusta mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Qué color tan divino, qué buena presentación y qué pinta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. También se han llamado así en casa desde que recuerdo. Qué buenos como los has preparado. Me gusta y ese vinillo tambien.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues yo por este nombre no las hubiera reconocido.
    Te han quedado geniales, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Desconocía este nombre, de hecho hasta que no he leido la receta no tenía ni idea. Me gustan mucho y tomo nota de la receta. Gracias. Saludos y buena semana.
    Ramón

    ResponderEliminar
  7. Yo cocnocía el nombre que le dan a las alcachofas los Argentinos,porque tengo amigas allí,tu plato se ve maravilloso y el relleno una delicia,cariños y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Otro bocado más con un aspecto extraordinario, eres un artista.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿Cómooooo???....¡Ahhhhhhh!!!
    Estas han sido mis reacciones, primero cuando he leído el título de la receta...y después cuando he visto que se tratan de alcachofas jajajaja Para que luego digan que con internet no se aprenden cosas...
    Te han quedado de escándalo.
    Un beso, guapo.

    ResponderEliminar
  10. No se que he hecho que se me ha ido el comentario :(

    Te decía que con lo vagoneta que estoy hoy si me siento a tu mesa y me ofreces esta maravilla de plato con una presentación tan exquisita te hago la ola y lloro de emoción :)

    Qué arte tienes !!!

    Besinos.

    ResponderEliminar
  11. QUE BUENA PINTA, LA VERDAD ES QUE DA GUSTO VER ESAS FOTOS Y ESA RECETA.

    BESOS

    ResponderEliminar
  12. Hola guapo tu

    un plato rico, sano y con una presentación de 10x01

    como siempre,

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  13. Hola,
    Nunca había oido llamar así a las alcachofas.. Cada día se aprende algo nuevo, que bien! La presentación queda perfecta y con lo que me gustan las alcachofas, así rellenas seguro que me encantarian! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Me encantan las alcachofas o como las llamemos con jamon, bueno y de todas las maneras!. Te han quedado preciosas con esa presentacion y con lo que llevan deben estar buenisimas

    ResponderEliminar
  15. Que receta mas rica ,las alcachofas me encantan y estas deben estar de rechupete
    besinos

    ResponderEliminar
  16. Que buenas tienen que estar estas alcachofas, a mi me encantan...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Un nombre curioso!! y con lo que me gustan las alcachofas, así rellenas no las he comido nunca, así que las probaré así rellenas, tienen un aspecto muy rico. Besos

    ResponderEliminar
  18. Javier eres un artista con la presentación.

    ResponderEliminar
  19. Hola Javier, yo también le llamo alcauciles y desde que era pequeña siempre lo escuchaba en mi casa, pero desconocía la procedencia.
    Me encantan y permite cualquier tipo de relleno.
    Están riquísimos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Ya he aprendido una cosita nueva, pues no tenía ni idea del nombrecito...
    Un relleno estupendo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...