lunes, 24 de febrero de 2020

Dátiles con beicon con crema de almendras y champiñones




Es curiosa los selectiva que es la memoria, recuerdo que la primera vez que probé un dátil con beicon fue en una boda. Me pareció una combinación sorprendente, por aquel entonces era bastante joven y no era un sabor ni combinación que estuviese acostumbrado a comer en casa. Lo que no recuerdo bien es si fue en una boda a la que asistí como invitado o fue en una de esas primeras bodas en las que comencé a trabajar para ganarme un dinerillo como ayudante de algún fotógrafo. Sea como fuere el caso es que este sabor lo tengo asociado a las bodas. En aquellos momentos era un pincho muy en boga.

Así que al ver en mi última caja de Disfrutabox una bolsa de Dátiles sin hueso de Borges pensé que podría retroceder de alguna manera a este recuerdo culinario de mi juventud y hacer esta combinación de dátil y beicon que ya se ha convertido en todo un clásico. Pero hoy he querido darle mi toque personal a la receta ,acompañando este delicioso pincho de una crema de champiñones y almendra. También le puse una lasca de queso curado que hizo de este vaso una auténtica delicia, os lo aseguro.



Y como viene siendo la tónica habitual de cada mes paso a contaros todas las novedades que encontré en mi caja de Disfrutabox, seguro que alguna os sorprende e incluso se os antoja, si es así ya sabéis que podéis suscribiros y que si te interesa recibir la caja de Disfrutabox sólo tienes que pasar por su web y seguir las instrucciones, es muy sencillo. Además obtendrás un fantástico descuento con el código OIDOCOCINA, así el precio de bienvenida será sólo 9.99 euros. Los siguientes meses tendrán el precio normal de suscripción, 15.91 €.


- Jabón Dr. Botanicals Vanilla Chai & Amber Relaxing Cleansing Bar, un jabón para el rostro, el cuerpo y las manos que hidrata, limpia y nutre la piel con su aroma estimulante de ámbar.

- Limpiador Abrillantador de Vitrocerámicas DR. Beckmann, en spray, limpia sin provocar rayaduras en la vitrocerámica, mantiene y deja un brillo durarero.

- 100% Cacao Natural Valor, para mezclar con leche o con tu bebida vegetal favorita, para los amantes del auténtico cacao.

- Susarón Memoria, es una infusión con productos específicos para cada una de tus preocupaciones, ayuda a mantener el rendimiento cerebral.

- Susarón Articulaciones, consiste en un combinación de plantas medicinales cuyos beneficios te ayudarán en tu bienestar del día a día.

- Regalo de un tarro de cristal de Borges, muy útil para conservar tus alimentos.

- Minibrik Melocotón y Uva Bio enriquecido con fibra ecológica y no contiene azúcares añadidos.

- Citrus Schweppes, sabor cítrico gracias a la mezcla de lima, mandarina, pomelo y naranja.

- Dátiles sin hueso Borges, en bolsa de 200 gramos, pertenecen a la variedad Deglet Nour, siendo de tipo Pré Trié, de forma alargada y ovalada, que destaca por unos frutos especialmente dulces y sabrosos.

- Ladrón de Manzanas Frutos Rojos, la combinación perfecta de las 7 manzanas, dulces y ácidas, acompañadas de fresas y frambuesas.




Y ahora paso a enumeraros los ingredientes que usé para hacer la receta de hoy:

Para los pinchos:

- 4 Dátiles sin hueso Borges
- 2 lonchas de beicon

Para la crema de champiñones:

- 300 gramos de champiñones limpios y laminados
- Una patata mediana
- Una cebolla grande
- Un chorreón de vino blanco
- Una pizca de sal
- Una pizca de pimienta
- Una cucharadita de mezcla de finas hierbas
- Un diente de ajo
- 150 ml de agua
- 100 ml de nata para cocinar
- 2 quesitos
- Un puñado generoso de almendra en cubitos

Para completar la receta
- 4 lascas de queso
- 4 hojas de canónigos


Los pinchos los hice mojando en primer lugar los palos de madera con agua, para que no se quemaran demasiado al meterlos en el horno. Luego corté las lonchas de beicon por la mitad y con cada mitad enrollé un dátil. Los atravesé con el palo de madera y los metí en el horno a 180º, unos 10 minutos aproximadamente, hasta que el beicon se doró, a mí personalmente me gusta el beicon muy hecho. Así que controlar el tiempo hasta que se cocine el beicon a nuestro gusto.

Para hacer la crema lo primero que hice fue pelar la cebolla y cortarla en trozos pequeños.

Luego puse en una cazuela un buen chorro de aceite de oliva para freír la cebolla.

Mientras pelé la patata y la corté en dados pequeños.

Cuando la cebolla llevaba unos minutos friéndose, antes de que empezara a dorarse, añadí los dados de patata. Mantuve unos minutos y entonces eché los champiñones. Dejé que fuera friéndose todo y añadí un chorreón de vino blanco. Dejé cocer unos minutos, hasta que se evaporó el alcohol. Luego puse una pizca de sal, las finas hierbas, la pimienta, los trocitos de almendra y el diente de ajo (que previamente había pelado y picado en trozos muy pequeños).

Di unas vueltas, dejé que se friera y puse la nata, cocí unos minutos y eché los dos quesitos. di unas vueltas y cubrí todo con el agua. Dejé hervir unos minutos. Removí con una cuchara de madera y aparté del fuego.

A veces en vez de agua pongo caldo de pollo, queda más sabroso. Y con la cantidad de agua o caldo voy jugando, en esta ocasión solo puse 150 ml, y quedó una crema bastante espesa. Si la queremos más sueltecita pondremos más líquido y suprimiremos la nata.

Cuando se enfrió un poco puse todo el sofrito anterior en el vaso de la batidora y lo trituré, hasta obtener la crema.

Ya solo me quedó llenar el culo de cada vaso con la crema de almendras y champiñones, dentro del vaso también coloqué una lasca de queso y una hoja de canónigo. Por último coloqué la brocheta. Os prometo que estaba de miedo.






Por cierto veis que en la foto aparece una cuchara grande, os cuento una de mis manías: me gusta comer, siempre que tengo la oportunidad, este tipo de cosas, o también los postres de plato, con una cuchara grande. A veces hasta los yogures. Mi mujer dice que soy un poco bruto, qué le vamos a hacer...




Si os ha gustado la combinación de hoy espero que la hagáis en casa, además presentada de esta forma puede resultar un buen entrante o picoteo para una cena con familia o amigos. Ya me contaréis qué tal os va eso de combinar dulce y salado.




Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Disfrutabox a la que agradezco su colaboración.

30 comentarios:

  1. Qué rico este aperitivo, pero eso si, con uno solo no tenemos bastante, al menos dos!
    La combinación de dátil con bacon no sé quien la inventaría, pero fue una idea genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo no recuerdo cuando fue la primera vez que probé los dátiles con bacon, pero fueron todo un descubrimiento, también los preparo en casa en algunas ocasiones como aperitivo. Tu idea de acompañarlos con un puré de champis me parece más que buena, estoy segura que le va como anillo al dedo y desde luego yo no me quedaré sin probar la combinación que considero muy acertada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo también probé esta combinación en una boda hace ya muchosss años
    Ahora no suele faltar en navidad como aperitivo.
    Con esa crema de champiñones y almendras debe ser una delicia.
    La presentación maravillosa.
    Besossss

    ResponderEliminar
  4. Hola Javier, quien no recuerda los dátiles con beicon, mi madre siempre los hacia para el aperitivo. Ahora hace muchísimo tiempo que no los como así. Me ha parecido una genial idea montarlos sobre una crema de champiñones, los has modernizado. Las fotos como siempre , geniales. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ostras pues debe estar delicioso. Lo probaré

    ResponderEliminar
  6. Esta receta ya sin los vasitos es una delicia...🤤 así que con esta presentación todo un lujo Javier👌👌feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Esa combinacion queda muy rica y servida asi es para triunfar , que fotos mas bonitas hace Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Hola Javier
    Pues yo la primera vez que tengo constancia del pincho de bacon con dátiles fue en un programa de la tele siendo yo muy pequeña, y la primera vez que tuve ocasión de degustarlo fue precisamente en una boda, igual que tú, jeje...
    Me encantó, porque me gusta mucho la combinación dulce-salado. En mi caso este pincho lo preparo de la siguiente manera: extiendo una loncha fina de bacon, después deshueso el dátil y en su interior pongo una almendra pelada entera, enrollo el dátil en el baicon, y lo sujeto con un palillo, después lo doro en una sartén con unas gotas de aceite.
    Tal y como lo has presentado tú, qué duda cabe que queda más vistoso y es más completo. Te copio la idea.
    Un besazo. Cuídate mucho!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Javier!!
    Has convertido un simple pincho en todo un lujo al acompañarlo con esa rica crema.

    Yo recuerdo también que la primera vez que probé esta combinación fue en un restaurante a principio de los 90 Lo vi en la mesa de al lado y pregunté que que era eso. Lo quise probar y me sorprendió lo rico que estaba. Hoy en día sigue siendo un clásico que hasta aquí en Alemania lo conocen :)

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Creo que el pincho fue un invento para el coctel de boda ,aunque ahora ya es un clásico de cualquier evento familiar ,tu presentación con la crema de champi y ese toque de almendra me parece ideal ,me ha gustado tanto la idea que te la copio
    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Delicioso plato, los dátiles con bacon sí los he preparado pero el plato completo me parece una idea genial y riquisima.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  12. Me encantan los dátiles, y con bacon ya ni te cuento! pero me ha sorprendido sobre todo la crema, tiene que estar deliciosa!
    Me apunto todo!

    ResponderEliminar
  13. Hola javier,todavía me acuerdo cuando tome por primera vez ( ya hace unos añoooooos) el datil con bacon, y como no me encanto
    Peo esta manera y la presentación son maravillosas por lo que me lo llevo para casa¡¡¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  14. Esto de la moda en las comidas siempre me ha causado mucha curiosidad, quién decide lo que está de moda y lo que ya no? Nunca lo he sabido, pero lo mejor es que todos nos volvemos locos por los sabores de nuestra infancia, o que nos recuerdan algún momento especial, así que no compro lo de las modas, jajaja.
    De tus pinchos, desde luego son dignos de cualquier celebración, bonitos, bien presentados y con buenísimos sabores, lo tienen todo!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Has vestit de gala els dàtils amb bacon...és una proposta molt bona i bonica😋

    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  16. Javier cuando tenga invitados, te vas a venir a mi casa, porque solo con la vista ya los doy de comer¡¡¡¡ chico nos dejas babeando, besos

    ResponderEliminar
  17. Es verdad que hace unos cuantos años, era un aperitivo que llamaba la atención y eso de combinar dulce y salado, a la mayoría de la gente les sorprendía.
    Tú has engrandecido este pincho acompañándolo de una crema tan deliciosa.
    La presentación es estupenda, como siempre .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Javier tu siempre haciendo esperimentos y te quedan geniales

    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Hola Javier!! ¡¡Pero qué bonito lo presentas siempre todo!! Fíjate si lo presentas bien, que aún no siendo de mi preferencia ese dátil con beicon, me lo comería sin rechistar y lo disfrutaría a tope junto a esa crema de almendras y champiñones. Mi hermana mayor, es muy fan del beicon con dátiles y todas las navidades nos lo hace como aperitivo, en mi casa no le gusta a casi nadie, pero como a ella sí, lo hace año tras año y ya van unos cuantos, ja, ja. Antes mi hermana también los hacía al horno, pero lleva ya unos años que los hace y los pincha en una naranja y los mete al microondas. No está igual que al horno, pero bueno, sí más rápido.
    De momento, sigo prefiriendo tu aperitivo al de mi hermana, que la comida también entra por los ojos, y te aseguro que el tuyo entra, y bien. Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Un toque de vanguardia a los tradicionales dátiles con bacon que me ha encantado ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  21. Hola Javier! Muchas gracias por pasar por mi blog y yo encantada de venir al tuyo que tienes recetas buenísimas con lo poco que he visto (ya miraré más). Hace poco publiqué una receta parecida, pero en lugar de dátiles, las comemos con ciruelas y las llamamos ojos de buey, son deliciosas! Muy elegante la presentación en vasitos con la crema.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  22. Hola Javier. Los dátiles con beicon es una de mis aficiones preferidas. Su contraste de sabor hace que uno se sienta como si estuviera en la gloria y si además a esa delicia tú la acompañas con una fabulosa crema de champiñones solo queda hacerte la reverencia y pedirte si tienes a bien repetición de esta tentación.
    En cuanto al comentario que te hace tu mujer sobre usar la cuchara grande te diré que se aplique ese refrán "caballo grande, ande o no ande jj".
    Espero que no se enfade.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Llevo un rato riéndome porque a mí me pasó lo mismo que a ti la primera vez que probé los dátiles con beicon también fue en una boda hace muchos años y desde entonces me encantan.
    Seguro que junto a esa crema hacen que sea un entrante para ponerle un piso ,te han quedado unos vasitos de relujo para no variar le sacas muy buen partido a la caja de nuevo .
    Y oye dile a tu mujer que de bruto nada cada uno usa la cuchara que quiere para comer si te gusta grande pues grande sobre gustos no hay nada escrito 😉
    Bicos mil y feliz finde wapo 😘

    ResponderEliminar
  24. Hola Javier, todolo presentas con tanto arte, tan bonito y con tanto gusto que todo lo que tocas lo conviertes en un manjar. Mil besos

    ResponderEliminar
  25. Hola Javier, el aperitivo ideal para el fin de semana, que ya está aqui.
    Y tan mono presentado, que dan ganas de llevárselo hasta para el desayuno, yo soy de bocata de salado por las mañanas, aunque algunas veces de dulce.
    Me los llevo, un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
  26. Hola, Javier:

    ¡Ja, ja, ja...! Yo también recuerdo haber comido los dátiles con beicon por primera vez en una boda. Incluso, luego empezaron a venderse en las grandes superficies ya preparados. La caja, como siempre, estupenda y muy variada.
    Respecto a la crema de almendras y champiñones, solo puedo decirte que tiene una pinta más que apetecible. Y acompañada de esos dátiles con beicon tiene que estar de lujo. Me ha hecho mucha gracia lo que cuentas de la cuchara grande.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. ¡Caramba Javier, estoy impresionada!, lo de menos son los dátiles con bacon, que a diferencia tuya yo asocio a aperitivos navideños, menuda crema y menuda presentación, te ha quedado fenomenal y ya he archivado para copiarte. Un beso

    ResponderEliminar
  28. Hola Javier !!! que interesante tu aperitivo,,,,me lo apunto que es para quedar como reyes,asi presentado se ve geniallll.

    ResponderEliminar
  29. Has reinventado el clásico dátil con bacon! todo un acierto añadir la crema, que debe estar buenísima!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Aprovechando que Iñigo llega tarde a comer (a veces lo hace), me he quedado como tonta leyendo todas vuestras entradas...ya tenemos otro pintxo jaja...a este también me apunto.
    Un beso..otra vez
    Marialuisa

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...