domingo, 3 de enero de 2021

Mi primer ramen


¡Feliz Año Nuevo! Os deseo a todos de corazón que este 2021 sea mucho mejor que el anterior, que os aporte muchas cosas buenas y, por encima de todo, que llegue cargado de salud y esperanza. A ver si por fin las cosas van cambiando poco a poco y de una dichosa vez salimos de esta situación que estamos viviendo y que tanto nos angustia. Mira que tengo ganas de mandar esta pandemia a hacer puñetas...

Aquí estoy de nuevo, con la primera receta de este año. Desde hace algún tiempo rondaba por mi cabeza hacer un ramen en casa. Según leí en Wikipedia el ramen es un plato japonés, pero cada región de Japón tiene su propia receta. Y yo pensé:  "pues como aquí el gazpacho o salmorejo, que luego en cada casa se hace de una forma diferente, algunas más parecidas que otras". En esta, como en otras tantas recetas, hay tantas versiones que resulta muy complicado escoger o definir cuál es realmente la "receta original".

Así que me fui a San Google y me puse a investigar, pero mi investigación se convirtió en una especie de suplicio, porque a medida que iba mirando recetas comprobaba que cada una se elaboraba de una forma distinta. Normalmente, cuando traigo a mi blog una receta que he cogido de algún lugar de internet os dejo el enlace y cito la fuente, pero en esta ocasión vi tantas que pienso que finalmente sería muy complicado decir que hice una receta en concreto, fui cogiendo ideas de por aquí y de por allí hasta que salió el plato que os muestro hoy.

Antes de seguir, para que no se enfade ningún purista en este tipo de elaboraciones, quiero aclarar que si estás buscando la receta de un ramen japonés auténtico no sigas leyendo, no me gusta engañar a nadie, porque seguramente esta no será tu receta, yo no soy cocinero y mucho menos especialista en comida japonesa. No soy más que un fotógrafo que siente una gran inquietud por la cocina. Así que esta es mi versión, la receta de un ramen que quedó muy rico, por eso la comparto y os animo a hacerlo en casa, así me podréis dar vuestra opinión.

También quiero deciros que si soléis hacer esta receta en casa espero ansioso todos vuestros consejos  y truquillos con la idea de que el próximo ramen que haga me salga mejor que este. Al fin y al cabo, con esto del blog, de lo que se trata es de aprender cada día más y cuanto más mejor.

Por cierto, como os digo, llevaba tiempo queriendo hacer un ramen, pero la decisión de hacerlo finalmente vino de la mano de Degustabox, que en la última caja que llegó a casa traía Sushi Nori de Blue Dragon y pensé que me vendría perfecto para complementar mi receta y experimentar en otro tipo de recetas que no son los que habitualmente comparto en mi blog, pero ya se sabe, año nuevo vida nueva, como dice el refrán, y renovarse o morir, como dice el otro...

Antes de comenzar con la elaboración de la receta os cuento qué cuántas novedades traía mi caja de Degustabox:

- Bombones Lindt Nuxor Leche, en casa por estas fechas no faltan los bombones, así que esta caja nos ha venido de miedo, la combinación de un chocolate cremoso con unas avellanas molidas y otras enteras hace de este nuevo lanzamiento de Lindt una auténtica delicia.

- Cápuslas Café Intenso Ristretto, una de las cosas buenas de este café es que se trata de la primera marca de España que ofrece una línea de toda la familia del café para consumo doméstico totalmente certificado ecológico y con los envases completamente certificado compostables. No me digáis que no es genial saber que una marca se preocupa por hacer unas cápsulas que se pueden tirar al residuo orgánico. Este café disponible en cápsulas para cafeteras Nespresso, café en grano y café molido.

- Cocktail Selección Eagle, esta edición limitada es una combinación de frutos secos con los auténticos Cacahuetes a la miel y sal de Eagle, o dicho de otra manera: este cocktail es una tentación que volará de la mesa en cuanto lo pongas a la hora del aperitivo.

- Compass Peppermint Wildberry, pastillas sin azúcar para refrescar el aliento en una lata de metal que te enamorará nada más verla. Ideales para refrescarnos el aliento en estos momentos en los que la mascarilla se ha convertido en una compañera inseparable en nuestras vidas. Gracias a su práctico formato podremos llevarlas con nosotros a cualquier parte.

- Cremas Vegetales Gvtarra 100% vegetales, sin conservantes ni colorantes. Podremos encontrarlas de champiñon, calabaza o espinacas. Estos días de frío estas cremas no pueden faltar en casa, bien a la hora de la comida o para disfrutar de su cremosidad a la hora de la cena.

- Espaguetis Garofalo, cuando una familia lleva más de 200 años elaborando pasta es por algo y digo yo que tienen que saber mucho del tema, elaborada con la mejor sémola del mundo y con una superficie porosa que hace que absorban las salsas a la perfección. En casa comemos pasta, como mínimo, una vez por semana, así que estos espaguetis nos van a venir fenomenal.

- Mermelada 1886 Hero de Fresa o Arándanos, con generosos trozos de fruta, elaborada con un proceso tradicional. Si os gusta la mermelada esta os encantará, encontrar los trozos de fruta en una buena tostada a la hora del desayuno es una pasada. Y para preparar postres también me parece ideal ¡Es que está tan rica!

- Patata cocida y pelada al vapor Huercasa. En casa este tipo de productos que nos ayudan en la cocina los acogemos de maravilla, pues nos dan la oportunidad de hacer una guarnición en un santiamén. Podemos saltearlas en la sartén con un poco de aceite de oliva o enharinarlas y freírlas. También en el microondas. Se me ocurre que estas patatas con una buena carne y unas verduritas tienen que ligar estupendamente.

- Porridge de Avena y Chocolate de Kölln, desde que probé hace algunos años estos cereales en casa se convirtieron en uno de nuestros preferidos. Imaginad a primera de hora de la mañana un buen bol con leche calentita y estos copos de avena 100% integrales y con alto contenido en fibra, creo que es una buena manera de comenzar el día...

- Salitos Blue es una refrescante mezcla de vino con frutas, su sabor dulce y frutos rojos te conquistará en el primer sorbo. Su color azul brillante también te atrapará nada más verlo, es una experiencia refrescante única.

- Salsa Ranchera Ybarra, ya tenemos una forma rica y sencilla de darle ese sabor tan característico de la salsa ranchera a nuestras elaboraciones en casa. Ya sabéis, porque lo cuento siempre, que soy muy fan de las salsas, así que imaginad lo contento que estoy de poder disfrutarla con patatas fritas, bacon, vegetales o ensaladas, les daré un punto estupendo ;) 

- Sushi Nori Blue Dragon, estas láminas de alga tostada son muy versátiles y nos permiten realizar en casa un sin fin de aperitivos, rollos de sushi, rollitos de primavera, crackers... solo hay que dar rienda suelta a nuestra imaginación y utilizarlas de la forma que más nos convenza. Yo me decidí por ponerlas en mi ramen y me encantó el resultado, estoy deseando a volver a usarlas.

- Tostaditas Sabor a Finas Hierbas de Bimbo, super crujientes y con un sabor irresistible, ideales para las fiestas. No pueden faltar a la hora del aperitivo para hacer canapés con queso y paté. Es el producto del mes de esta nueva caja de Degustabox. Yo también pondría alguna Tostadita Sabor Finas Hierbas de Bimbo en una sopa de cebolla, encima del queso, con más queso sobre la tostadita, se me hace la boca agua solo de pensarlo...

Si os han gustado todos estos productos recordad que podéis suscribiros en su web, porque está claro que la caja siempre llega a tope y bien merece la pena, recordad que con el código 0DIF4 obtendrás un magnífico descuento, el precio final será de 7,99€ en vez de 14,99€ (gastos de envío incluido) para la primera caja de la suscripción.





Y ahora paso a contaros los ingredientes que usé para hacer mi ramen:

Para el caldo:

- Una carcasa de pollo
- Una cebolla
- Una zanahoria
- Un trozo de apio
- Un diente de ajo
- Jengibre molido
- Una pizca de sal
- Un chorreón de soja

Para el ramen:

- Salsa de soja
- Aceite de sésamo
- Sésamo
- Un huevo
- Una zanahoria
- Una mezcla de setas y champiñones
- Ajo
- Vino fino de Jerez
- Una pechuga de pollo
- 3 langostinos
- Una cebolleta
- Fideos para ramen de harina de trigo
- Sal
- Alga Sushi Nori de Blue Dragon




Lo primero que hice fue el caldo, para ello primero lavé la carcasa de pollo con agua. Luego eché un chorreoncito de aceite de oliva en una olla y cuando cogió temperatura puse la carcasa de pollo, di un par de vueltas y la tosté un poco. Incorporé la cebolla cortada por la mitad, la zanahoria, el apio, di varias vueltas y cuando la cebolla comenzó a coger un color dorado incorporé el diente de ajo. Di un par de vueltas, incorporé un chorreón generoso de soja, un par de cucharadas de jengibre molido y una pizca de sal. Puse un 1250 ml de agua y dejé cocer durante una hora y pico, hasta que comprobé que el caldo estaba hecho. Lo desespumé un poco y lo colé.

Por otro lado puse la pechuga de pollo en una fiambrera con dos cucharadas grandes de soja y otras dos de agua. Dejé la pechuga macerar durante 4 horas en la nevera.

Llegó el turno de los champiñones y las setas. En una sartén con una pizca de aceite de oliva y un chorreoncito de aceite de sésamo las salteé. Di unas vueltas y como no tenía sake puse un copita de vino fino de Jerez. El vino de Jerez siempre ha ligado muy bien con la cocina oriental, por eso lo hice. Así le di también mi toque personal. Dejé cocer hasta que las setas y los champiñones fueron dorándose un poco. Una vez hecho los saqué y los aparté.

La pechuga de pollo la freí en la misma sartén, con la grasa que ya había en la sartén y una pizca de aceite de sésamo, hasta que se doró.

La zanahoria la raspé y la corté en tiritas muy finas con un pelador,  las freí un poco en la misma sartén anterior. También las aparté una vez cocinadas.

Los langostinos los pelé y los salteé en la misma sartén durante dos o tres minutos, hasta que se cocinaron.

El huevo lo puse a cocer en un cazo con agua durante unos 10 minutos, a mí me gusta muy cocido. Leí en algunas recetas que consulté en Internet que el huevo, una vez cocido, lo sumergían en soja durante unas horas, para que la clara cogiese ese color característico. Yo no lo hice, pues pensé que con la soja del pollo y la del caldo ya había bastante.

Los fideos los cocí en agua abundante el tiempo que marcaba el fabricante (4 minutos). Leí que deben de quedar más bien duros, y que se terminan de cocinar cuando le pones el caldo de pollo.

A la hora de servir puse los noodles de trigo en la base, los cubrí con caldo de pollo caliente, incorporé también unas cuantas setas y champiñones, algunas tiras de zanahoria, los langostinos, el huevo cocido cortado por la mitad, encima de éste coloqué un poco de sésamo. También puse la pechuga de pollo cortada en tiras y una lámina de alga tostada Sushi Nori Blue Dragon. Acabé esparciendo un poco de cebolleta cortada por encima.





Y listo, así quedó mi primer ramen, tal como se ve en la foto. Una sopa de fideos chinos muy rico con unos completos estupendos.

Os repito que por favor espero vuestros consejos y trucos a la hora de hacer ramen. Ahora tengo ganas de hacer uno con carne de cerdo y otro de pescado, así que soy todo oídos, a ver qué me contáis...



















Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Degustabox a la que agradezco su colaboración.

25 comentarios:

  1. Ante todo feliz 2021 y que este año suponga un respiro en la pandemia ¡que menudo año lo precede!

    Tu receta tiene una pinta espectacular! Es cierto que a veces cuesta seguir una única receta, sobre todo en casos como estos, y vamos cogiendo ideas. A mí me gusta lo que has hecho ¡y creo que repetirás!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Feliz Año Nuevo y a ver si viene cargado de salud y cosas buenas.
    Yo no he cocinado nunca un ramen y aunque me llama la atención, tampoco recuerdo haberlo comido. Yo creo que te ha quedado estupendo, me lo comería sin pensarlo, su presencia no puede ser más apetecible, así tan llenito de buen producto. Para ser el primero, te has lucido, seguro que tus comensales quedaron muy contentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Feliz Año, que rico te quedo la pinta es buenisma Abrazos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Javier, Feliz Año Nuevo!! Creo que somos muchos los que tenemos ganas de enviar a este coronavirus a la porra y que nos deje ya de una vez volver a nuestra vida antes del él, aunque sé, que por desgracia, para muchas personas ya nunca será lo mismo.
    Tampoco tengo ningún consejo que darte para hacer rame, pues nunca lo he hecho en casa y tampoco lo he comido, y mira que me gustan los restaurantes japoneses, pero a los que voy, no suelen poner rame y si lo ponen, no lo solemos pedir, ya que hay otras cosas que nos gusta mucho. Tu rame me parece de lo más rico y equilibrado, una receta ideal donde ya va todo lo necesario para una receta de lo más completa. No sé si se desvía mucho o no de los rame originales, yo sólo veo una receta muy rica e interesante. El alga Nori tiene que quedar muy rica de esta manera. En un tailandés que fuimos este verano, nos la ponían frita bastante salada para acompañar al arroz blanco que estaba riquísima, me recordaba en sabor a las gambas saladas, era una delicia comerlas solas. Sin duda, la comida oriental, es todo un mundo maravilloso gastronómico. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Feliz Año Nuevo lo primero y una estupenda y original receta para comenzar el año ¡¡¡
    Besitos miles ¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Pese a no ser muy partidaria de la cocina japonesa, de buena gana me apuntaría a probar tu rame, he leído con detenimiento los ingredientes que lleva y sé, con solo mirarlo, que tiene que ser un bocadito delicioso. Yo también soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra, inconscientemente siempre pongo algo de mi cosecha.
    Y en cuanto al enemigo que nos acecha, yo he puesto todas mis esperanzas en que acabaremos con él durante este año.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  7. Hola Javier, ¡feliz año nuevo!! A mi me gusta mucho la versión que has preparado de ramen. Me encanta para empezar el año con buenos alimentos, se ve delicioso. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Javier, primero que nada, desearte un Feliz 2021 , ojalá que este año nos devuelva con creces todo lo que nos ha robado el anterior y nos brinde mucha salud.
    Tengo ganas de hacer un ramen desde hace tiempo, pero aún no me he decidido, así que voy tomando nota de tu cocina.
    Un abrazo enorme y feliz noche de Reyes Magos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Javier!! Te deseo un muy feliz año!!
    Le tengo muchas ganas al ramen,mi sobrina lo preparó hace poco y me estuvo explicando un poco lo hizo más sencillo que tú, sin gambas, pero el huevo si lo sumerge en soja
    Anoto la tuya,que me ha parecido fabuloso, quiero lanzarme a hacerlo!!
    Besazos!! Y feliz año

    ResponderEliminar
  10. woaunh o meu filho ele adora é fan vou ter que vir buscar a receita heheheh desejo um 2021 com muita saude bjs

    ResponderEliminar
  11. Pues he de reconocer que nunca lo he probado, desde luego el tuyo se ve espectacular y con pinta de buenisimo. Tomo nota.
    Feliz Año Nuevo y Felices Reyes.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola Javier!!
    Feliz 2021 y que tus palabras se hagan realidad.

    Yo nunca he hecho un ramen, es algo que hasta ahora no me ha conquistado.
    Lo de encontrar la receta original, pues a saber. Tu no te preocupes de eso.
    Cuando se mira por Internet siempre encuentras cientos de versiones diferentes del mismo plato. Hasta a mi me ha pasado con nuestros platos típicos. Es volverte loco y al final terminas haciendo tu propia versión de aquí y de allá.
    Una vez me dieron por Facebook un seguimiento de como hacer un ramen, y era una tabla con varias líneas por orden, del 1 al... ahora no me acuerdo, 4-5. En cada línea viene varios ingredientes y de ahí vas escogiendo uno y así hacer tu propio ramen.
    En fin, que no sé por qué me lo eliminé y ya no tengo esa tabla de seguimiento.
    Igualmente esta versión tuya seguro que te ha quedado riquísima!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Hola Javier! que alegría volver a verte por aquí! espero que los Reyes se hayan portado genial!! :)
    En casa tenemos muchas ganas de hacer ramen, pero nos da mucho respeto, y es que como bien dices, cada vez que investigamos vemos miles de recetas y maneras de hacerlo, y al final siempre nos echamos para atrás, pero quizás sea tu ramen por el que empecemos, se ve muy sencillito y muy bien explicado, como siempre! :)
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  14. javier , todo se te da bien , eres un crack . Feliz año nuevo
    besinos

    ResponderEliminar
  15. Hola Javier, feliz año para ti y tu familia, no conozco este plato pero como todo lo que haces tiene una pinta deliciosa, besos

    ResponderEliminar
  16. No lo he preparado nunca y menos lo he probado pero estoy deseando hacerlo porque tiene una pintaza increíble. Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Muy feliz año para ti también Javier, te deseo todo lo mejor en el 2021! Madre mia tu si que empiezas genial el año, ese ramen se ve de pelicula! Hace mucho que no como ramen y me lo has antojado!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola Javier, espero que hayas disfrutado de las vacaciones navideñas. Bueno, hoy traes uno de los platos estrella, me encanta. Desde que lo probé en un restaurante japonés en San Francisco que en casa siempre que podemos transformamos una sopa tradicional en un rico ramen. Mira que es completo, lleva un montón de ingredientes, y está delicioso. El truco es hacer un buen caldo . Te felicito, te ha quedado genial y las imágenes son preciosas, se aprecia a la perfección todo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. que interesante, nunca he probado el ramen y me has dado unas ganas locas de probarlo, pero como el que tu haces eh?

    ResponderEliminar
  20. Javier, feliz año nuevo, se ve que has empezado con ganas. La sopa ramen me encanta, aunque nunca ha he hecho. He probado algunas bastante desafortunadas, hay un Hotel en Marbella donde la hacen realmente buena, aunque creo que la tuya la supera, tomo nota.
    saludos.

    ResponderEliminar
  21. Hola Javier. También te deseo que tengas un muy feliz 2021 junto a tu familia, a ver si de una vez por todas podemos volver a la normalidad, no a la nueva sino a la antigua que era la que teníamos.
    No he probado esta sopa, la verdad es que comida japonesa, salvo en alguna ocasión el sushi, no la he probado así que no puedo darte mi opinión.
    Lo que sí voy a decirte es que tal y como la has preparado y con los ingredientes que le has puesto no dudo de que tiene que estar para chuparse los dedos. No soy purista pero te aseguro que no me importaría poder saborear un buen plato de esta delicia. como siempre, unas fotos espectaculares. Se nota tu vena de artista.
    Al hilo de tu comentario en mi blog te diré que produce cierta tristeza comprobar como se han ido quedando por el camino muchos blog,s de los que comenzaron la andadura junto a quienes seguimos. Es la triste realidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Javier.....puristas o no, pero te ha quedado un plato super vistoso y fijo que riquísimo, porque el ramen tiene un gusto delicioso.
    Espero que sigáis todos bien, yo todavía tengo unas cosas pendientes en casa y me estoy dedicando a esto antes que al blog, pero sigo viniendo a veros de vez en cuando, el cambio de casa me ha matao..jaja.
    Un beso enorme y MUCHA SALUD PARA TODOS
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  23. Javier te ha quedado espectacular y seguro que buenísimo, bueno feliz año y que este año que empieza sea para todos mucho mejor, un beso.

    ResponderEliminar
  24. Hola Javier lo mismo te deso a ti y a tu familia para es 2021 que acaba de empezar. Un plato espectacular con una presentación de las tuyas un lujo de fotos 👌besinos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...