martes, 19 de octubre de 2021

Hojaldre crujiente con pimiento rojo caramelizado, queso Payoyo al Pedro Ximénez y sardinillas




Me ha vuelto a suceder: el nombre es más largo que la elaboración de la propia receta en sí. Mira que pongo empeño en que no me pase, pero hay veces, como hoy, que no lo consigo. Y lo que también me ha vuelto a suceder es que os traigo una receta súper sencilla, sin complicaciones, que tiene como resultado un bocado tremendamente rico. Así que os cuento.




La cuestión es que tenía una lata de Sardinillas en Aceite de Oliva de Ar de Arte y quería hacer con ellas un bocado, como he dicho anteriormente, sencillo y rico. Así que, tras darle algunas vueltas a la cabeza se me ocurrió que podría hacer un hojaldre, que junto con las sardinillas y algún que otro ingrediente, obtuviese como resultado un entrante de esos que tras comértelo estás deseando repetir.

Ar de Arte, una empresa en la que artistas gallegos honran las mejores conservas de las rías de aquel lugar. Ar de Arte, conservas de Galicia únicas por su calidad y diseño.

En Ar de Arte dan valor a la calidad del producto, a la creatividad y a la innovación. Por eso trabajan con pequeños productores, que cuidan el detalle de las elaboraciones con un proceso artesanal. La selección es su secreto. No es válido cualquier marisco, pescado o licor cuando se quiere ofrecer excelencia. Ar de Arte elige y ofrece la mejor conserva. Conservas enlatadas a mano, una a una, garantía para una experiencia gastronómica singular. Licores destilados artesanalmente que traen al presente elaboraciones seculares.Una presentación acorde a la calidad de estos productos solo los crea un artista. Diseños de autor. Arte gallego.



Mirad las sardinillas, daba pena sacarlas de la lata. Con el hojaldre estaban muy ricas, pero así, tal cual, solas, estaban también de miedo.




Por cierto, ya os hablé de Ar de Arte cuando compartí con vosotros el Tomate relleno de salmorejo con mejillones en escabecheOs dejo la receta de nuevo por si no tuvisteis la oportunidad de verla.



Os cuento los ingredientes que usé para hacer este Hojaldre crujiente con pimiento rojo caramelizado, queso Payoyo al Pedro Ximénez y sardinillas:

- Una lámina de hojaldre

- Dos pimientos rojos grandes

- 2 cebollas nuevas rojas tipo tropea larga

- Un trozo de queso Payoyo al Pedro Ximénez

- Aceite de oliva virgen extra

- Sal

- Molinillo de especias: sal marina, tomate seco, pimienta negra, ajo, pimiento secto, aceitunas, cebolla, albahaca.

- Una cuharada de azúcar

- Un chorreón de vino blanco

- Una lata de Sardinillas en Aceite de Oliva de Ar de Arte





Y el procedimiento que seguí fue el siguiente:

En primer lugar encendí el horno, a180º, para que fuera calentándose.

Luego corté un par de tiras de hojaldre y estas a su vez las corté en tres trozos cada una.

Sobre una bandeja metálica de horno puse una lámina de silicona apta para horno, sobre esta puse los 6 trozos de hojaldre. Encima de estos trozos coloqué el papel que traía el hojaldre y sobre este otra bandeja, con la idea de presionar el hojaldre y que al cocinarse en el horno no creciera de tamaño, sino que quedase una lámina dorada, fina y crujiente. Lo tuve unos 12 minutos aproximadamente, claro que esto del tiempo es orientativo porque, aunque la frase esté ya más que manida, cada horno es un mundo. Luego saqué los hojaldres, los puse sobre una rejilla y los dejé enfriar.

Por otro lado limpié los pimientos y les corté los pedúnculos para eliminarlos. Entonces corté los pimientos en trozos cuadrados, más o menos del mismo tamaño. Los puse en una sartén con un chorreón generoso de aceite de oliva. Comencé a freírlos a fuego suave, luego les subí un poco la temperatura. Di unas vueltas, puse una pizca de sal, otra de azúcar y utilicé el molinillo de especias. Bajé el fuego y los dejé freír bastante tiempo a fuego lento. Pasados unos minutos eché un chorreón de vino blanco. Yo le puse uno que traje de Grecia, que me traje para casa el pasado verano cuando estuve de vacaciones, pero se puede utilizar el vino que uséis habitualmente en  vuestra cocina. Dejé que se evaporara el alcochol y retiré del fuego. Entonces puse a escurrir los pimientos fritos en un colador, para quitarles todo el aceite sobrante posible. Los mantuve en el colador más de media hora.

Las cebollas las pelé y las corté en trocitos pequeños. Por cierto, hablando de las cebollas, usé unas largas que compré el otro día cuando fui al mercado de Jerez que aquí en Badalona no encuentro habitualmente. He mirado en Internet cómo se llaman, cebollas nuevas rojas tipo tropea larga, y por eso lo he especificado en el apartado de ingredientes. 

A la hora de montar el plato puse una base de hojaldre, encima unos trozos de queso Payoyo al Pedro Ximénez que me traje también del mercado de San Fernando los pasados días. También coloqué unos trozos de pimiento rojo y encima las sardinillas.




En las fotos no se ve, pero cuando me lo fui a comer, les puse por encima un pequeño chorreoncito del aceite que había colado de freír los pimientos. Estaba tan tan tan rico!!!! Los que hice volaron de la mesa. Buena señal...








Para la elaboración de esta receta he recibido muestras de Ar de Arte a la que agradezco su colaboración.

 

25 comentarios:

  1. Eres único para imaginar recetas buenísimas con los productos que tienes, que sepas que eso es un arte. Este hojaldre lo preparo parecido dándole un toque de horno antes a las verduras, pues tan enteras como quedan con la cocción solo del hojaldre no me gustan. Tu técnica para suavizar el pimiento también me ha gustado, debe quedar muy sabroso. Y ese toque de queso payoyo me ha terminado de enamorar, aunque se las trae de precio, pero como decimos siempre, por una vez...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. I love sardines and would have never thought of serving them over flaky pastry. What a creative and delicious idea! Beautiful presentation, as always!

    ResponderEliminar
  3. Da igual el título que le pongas, sea largo o corto, la vista se me va a esas preciosas fotos, tan vistosas, equilibradas y sugerentes.
    Pedazo de hojaldre , que maravilla, yo llevo la cervecita!!

    ResponderEliminar
  4. Para mí, ración doble, que tiene que estar tremendo. Ya me imagino el crujir del hojaldre y la cebolla junto al dulce del pimiento y el sabor a mar de las sardinillas. El queso payoyo al Pedro Ximénez no lo he probado, pero imagino que será un poco dulce por el vino pero con la personalidad por el queso, que sí conozco en su versión normal y está buenísimo. Lástima que aquí no lo vendan y tenga y esperar a ir al sur para comprarlo. Tampoco conozco las cebollas, es la primera vez que las oigo nombrar.
    Me encanta tu receta y me la llevo, pues ya estoy empezando a confeccionar la lista de los posibles platos para las navidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Javier!! Vaya hojaldre rico que nos has preparado. Y claro, con esos ingredientes tan estupendos, está claro que el resultado no puede ser otro. A mí me gusta mucho el hojaldre con sardinillas, yo lo hago de vez en cuando, pero en formato redondo más pequeñito, casi de bocado, y también me gusta con cebolla roja.
    La sardinas tienen una pinta espectacular, pero es que, para algo así, se agradece utilizar buenos ingredientes y de calidad como esas sardinas que nos descubres hoy. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Javier,
    Todas tus recetas me sorprenden por la imaginación a la hora de mezclar ingredientes, y por la presentación.
    La de hoy no es una excepción. A mí nunca se me hubiera ocurrido conjugar hojaldre y sardinas, pero seguro que está riquísimo. Qué lastima no poder llevarme un trozo ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un hojaldre rico, rico, unos ingredientes excelentes y tu buena mano dan cómo resultado esta tosta espectacular, felicidades.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Se ve super fino y elegante!!...me encanta la combinacion de sabores!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  9. Hola Javier, mira los del titulo largo o corto es lo de menos ( esta semana el título de mi receta también es larga) lo importante en la receta y en eso no defraudas querido amigo. Un plato de diez, no me puede gustar más. A los míos les va mucho estas sardinas así que lo probaré seguro.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. a mi el hojaldre siempre me crece, uf, no hay manera de que me quede similar al tuyo ni por asomo, tiene que estar delicioso

    ResponderEliminar
  11. Hola Javier, una propuesta de éxito seguro, con una buena conserva, un magnífico queso payoyo de la provincia de Cádiz, y un excelente Pedro Ximénez de Jerez.
    Feliz finde. Bstes.

    ResponderEliminar
  12. Javier cada receta nos sorprendes mas, has pensado en dedicarte a esto Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Mira que andaba buscando recetas con sardinas de lata ¡y la tuya no me puede gustar más!, ¡qué antojo! Bss guapo! y feliz finde.

    ResponderEliminar
  14. Hola Javier, con este súper producto te ha quedado una receta estupenda, no me puede gustar más la presentación, se ve buenísima. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Primera vez que paso por aquí. Mi blog es de frases pero adoro la cocina y me gustan las recetas de todos lo que venga del mar. Me la llevo a casa. Gracias por compartirla. Seguiré por aquí. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Tuve que regresar para releer la receta de esos mejillones en escabeche. Ya se me hace la boca agua.

    ResponderEliminar
  17. Repasando tus últimas recetas, he disfrutado un montón viendo tus bonitas fotos y lo original de todas las recetas.bss

    ResponderEliminar
  18. Hola Javier, estos hojaldres tipo cocas ( como se dice en Cataluña) me encantan. Las encuentro muy elegantes y perfectas como bocado individual. La verdad es que has sabido combinar genial todo lo que lleva ese hojaldre. Me gusta todo, hasta el queso payoyo , lo probé en Málaga y me gusto muchísimo. Nos has deleitado con un bocado exquisito. Besos-

    ResponderEliminar
  19. Hola Javier!!
    Qué bien sabes emplear los productos que recibes.
    Me encanta esta receta! Y es como dices, el título es más largo que la elaboración ;)
    Aunque leyendo ya me entraba hambre jeje

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Menuda tapa te has montado en un plis Javier, me encanta!!
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Dan ganas de dar buena cuenta de esta delicatessen que nos has preparado Javier. Tiene una pinta fenomenal. Y esas sardinillas, que me estoy imaginando saboreándolas.....¡qué buenas! Y es que, cuando utilizamos productos de calidad, el éxito del resultado está asegurado.
    Un abrazo y hasta luego.

    ResponderEliminar
  22. Tremendo hojaldre nos muestras hoy, muy rico! Me encanta la imaginacion con la que creas todas tus recetas, siempre haces cosas geniales.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Rico, rico, me gusta mucho tu presentación, una receta estupenda, un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por la cocina y dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...